Victimización no ha bajado

La cantidad de homicidios cometidos en el país ha bajado, pero la gente no se siente más segura en sus entornos cercanos. La inseguridad sigue siendo el problema principal.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>La cantidad de familias que han sido tocadas por la delincuencia en los últimos tres meses no ha disminuido en comparación a períodos anteriores, según la encuesta más reciente realizada por LPG Datos. Esto ocurre, pese al anuncio gubernamental de una reducción sostenida en la cantidad de homicidios que ocurren en el país.</p><p>En la investigación se preguntó a los entrevistados si ellos o algún miembro de su familia han sido víctimas de la delincuencia en los últimos tres meses. El 15.1% de los entrevistados respondió que sí, lo cual es 1.6% más alto que hace tres meses. Es más, este es el segundo aumento consecutivo y es coincidente con el tiempo que lleva en vigor un pacto de no agresión entre las dos principales pandillas que operan en el país. </p><p> Ese pacto ha sido el punto de inicio de una tendencia sostenida de reducción de homicidios, de acuerdo con las autoridades de seguridad pública. ¿La encuesta pone en tela de juicio esa información? No. Los homicidios son apenas una ínfima parte de la cantidad de delitos que se cometen en el país, aunque son los que provocan mayor conmoción.</p><p> La información nos muestra con claridad que ciertos delitos de mayor impacto social (homicidios y extorsiones) talvez estén a raya, pero han aumentado los robos y los hurtos.</p><p> Los dos delitos más reportados por la gente es el asalto en una vía pública o un hurto mientras viajaba en algún autobús.</p><p> Los mayores niveles de victimización son reportados por las familias de niveles medios y altos. Un tercio de las familias nivel medio típico, por ejemplo, reporta haber sufrido algún delito, lo cual contrasta con el 3.1% en los niveles marginales.</p><p> Las familias de niveles bajos, sin embargo, son las que sufren los delitos más violentos, como los homicidios. En los niveles medios, por el contrario, lo más común es ser víctima de asalto o hurto.</p><p>Las familias, además de seguir sufriendo delitos, no se sienten más seguras en sus entornos más cercanos.</p><p> En estos momentos, por ejemplo, solo el 14.1% de los salvadoreños se siente seguro cuando viaja en autobús, una cifra muy similar a la de hace tres meses.</p><p>La seguridad en mercados, en zonas comerciales y en plazas y parques tampoco ha mejorado mucho, de acuerdo con lo expresado por los entrevistados.</p><p>No es de extrañarse, entonces, que la inseguridad siga siendo el principal problema que aqueja al país, según los salvadoreños.</p><p>Ese problema ya no se ve tan agudo como hace tres meses, pero este se debe principalmente a que la crisis institucional que vivió el país le restó atención a la inseguridad.</p><p>Hace tres meses solo el 4.5% de los salvadoreños consideraba que nuestros principales problemas eran políticos, pero esa cifra se duplicó y llegó a 10.2%. El problema político más mencionado es la crisis por el nombramiento de la nueva generación de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), la cual recién se resolvió.</p><p> Los problemas políticos están lejos de opacar a los problemas económicos, en especial al costo de la vida.</p><p> Finalmente, el 66.8% de las personas entrevistadas dice que el país está mal o muy mal, una cifra levemente menor a la del trimestre pasado. Y el 64% opina que el país va por el rumbo incorrecto, contra el 17.6% que señala lo contrario.</p><p></p>

Tags:

  • el-salvador
  • judicial

Lee también

Comentarios

Newsletter