Villa Morena, un proyecto turístico que no logra despegar

El proyecto insigne de la comuna no ha alcanzado las expectativas que generó hace dos años; al contrario, hay menos negocios de los que estaban cuando arrancó la iniciativa.
Enlace copiado
Enlace copiado
“Es la piedra angular del desarrollo turístico de Santa Ana”, anunciaba el alcalde Alfredo Peñate el viernes 21 de diciembre de 2012 por la tarde, cuando daba por inaugurado oficialmente el paseo peatonal Villa Morena, ubicado en la 2.ª calle poniente, entre los parques Libertad y Menéndez de la Ciudad Morena.

Con el proyecto turístico se pretendía reconvertir la zona en algo similar al paseo El Carmen, implementado en el municipio de Santa Tecla (La Libertad), y se apostaba en grande: iniciaba con 15 establecimientos: bares, restaurantes, para venta de artesanías y de otra naturaleza, con la visión de alcanzar un rápido crecimiento.

La apuesta municipal había pasado primero por remodelar las fachadas de las casas que hay en la zona del centro histórico gracias al proyecto PATI (Programa de Apoyo Temporal al Ingreso), ejecutado por el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL). Los beneficiados con el PATI realizaban tareas de limpieza, remodelación y decoración para embellecer al paseo Villa Morena.

A los empresarios que invirtieran en el marco del proyecto se les ofreció una serie de incentivos, como la exención de impuestos y pago de licencias para comercializar bebidas embriagantes, que se mantienen hasta la fecha.

También prometió realizar promoción publicitaria del proyecto, así como actividades en la zona para atraer clientes locales, nacionales y extranjeros; además, se instalaron cámaras para videovigilancia y seguridad permanente con el Cuerpo de Agentes Municipales (CAM).

El retiro de los rótulos aéreos de los comercios del centro histórico también fue incluido por la municipalidad en sus planes, con el objetivo de dar mayor vistosidad a este y descontaminar visualmente la ciudad, cuyo atractivo principal para el turista sigue siendo la catedral. Se incluyó en los esfuerzos proveer servicio inalámbrico de internet.

Todos estos ofrecimientos fueron cumplidos por la alcaldía, aunque el último presentó problemas y a los pocos meses de haber instalado el sistema de navegación pública dejó de funcionar. A la fecha las autoridades no dan cuenta de qué ocurrió y no hay servicio de internet.

Con todo, las expectativas de crecimiento turístico siguieron en la Ciudad Morena, pero con el pasar de los meses, lejos de mejorar la actividad comenzó a decrecer; poco a poco los negocios que habían iniciado con el proyecto comenzaron a cerrar y a retirarse.

Algunos empresarios alegan que fue por la falta de apoyo e incentivos, otros que por el alto costo del alquiler de los locales y la falta de clientes.

Unos cerraban y otros abrían, pero con el tiempo dejaban de operar por los mismos motivos; actualmente, un año después de inaugurado, apenas hay un par de negocios en la zona, menos de los que en principio abrieron. Con los cierres se perdió la inversión y se perdieron fuentes de trabajo.

La encargada de la Oficina de Turismo de la Alcaldía de Santa Ana y quien está al frente del proyecto, la regidora Maximina de Gallardo, acepta que el paseo Villa Morena no ha tenido los resultados esperados, pero asegura que están trabajando para darle un nuevo impulso.

“Fue un momento que decayó Villa Morena, pero actualmente la estamos reactivando; es un proceso, ya tenemos bastante afluencia de gente”, dice. Respecto a la reducción de los negocios en la zona peatonal, De Gallardo sostiene: “Nos hace falta promocionar Villa Morena, reactivarla e invertir más, hacer verdaderamente peatonal la 2.ª calle poniente”.

Lucy Moreno, quien es parte de la Mesa de Turismo de Santa Ana y touroperadora de la ciudad, expresó que como organización esperan que el nuevo impulso que la comuna está dando al proyecto lo lleve por el rumbo que fue trazado desde el lanzamiento del proyecto.

“Se está trabajando con los microempresarios y los restauranteros, ya se está madurando la idea, se espera que esta nueva organización le dé un apoyo y un lanzamiento, esperamos que sí resulte”, señaló.

A su juicio, el desarrollo turístico de la zona no es cosa que pueda lograrse de la noche a la mañana, sino un proceso que requiere de mucho trabajo de parte de las instancias involucradas: “Tenemos que trabajar, crear los recursos, vamos paso a paso, no podemos tener un repunte exagerado, se está trabajando”.

La presidenta de la filial santaneca de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CCIES), Josefina Queralt, lamentó que el plan no tenga los resultados esperados, ya que es una buena oportunidad para el desarrollo del municipio.

“Nos da tristeza ver que no ha funcionado como esperaba la alcaldía y como a todos los santanecos nos hubiera gustado, todos queremos que se nos desarrolle Santa Ana; y parte del desarrollo y el crecimiento obviamente es el turismo, hay que seguir trabajando. Se ha formado una Mesa de Turismo y tenemos que ver cómo en conjunto podemos hacer que Santa Ana progrese”, consideró.

De acuerdo con la presidenta de la gremial empresarial, para que el proyecto funcione se necesita una atracción extra que haga que los turistas acudan al lugar, porque aunque el centro histórico esté lleno de personas, el paseo peatonal luce vacío.

Según Queralt, el trabajo conjunto permitirá desarrollar de una mejor manera el proyecto.

Otro intento

La regidora De Gallardo afirma que dentro del nuevo impulso que se le ha dado al paseo peatonal Villa Morena se encuentra la habilitación de espacios para microempresarios que acuden con sus productos para ofrecerlos a los visitantes, así como la realización de actividades culturales durante los fines de semana.

Según la funcionaria municipal, los microempresarios permanecen en la zona en horas de la tarde, los viernes y sábados.

En tanto, para acuerpar a los propietarios de bares y restaurantes, la comuna está apoyando con la contratación de grupos musicales u otros artistas que puedan atraer el interés de los turistas, y esperan con esto poderle dar más realce al proyecto.

Gabriela Medrano es de las emprendedoras que acuden a Villa Morena a ofrecer los chocolates y alfajores que hace junto con otra amiga, y señala que es una buena oportunidad la que se les está abriendo.

“A nosotros como emprendedores se nos ha abierto el espacio y nos ayuda a darnos a conocer, pero el ánimo está en cada uno y si nosotros desistimos la alcaldía únicamente dirá no funcionó, y seguirá igual que antes”, sostiene.

En el esfuerzo de promoción la alcaldía está siendo acompañada por el Centro de Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa, que el Consejo Nacional de la Micro y Pequeña Empresa abrió en una universidad privada de Santa Ana.

Tags:

  • santa ana
  • villa morena

Lee también

Comentarios

Newsletter