Lo más visto

Vinculados a casos de desapariciones

Las autoridades policiales afirmaron que a los capturados les encontraron pertenencias de las víctimas.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Díaz En logística.  Estos sujetos avisaban a la pandilla sobre los patrullajes policiales, traslados ilícitos y apoyaban en el abastecimiento de alimentos.

Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Díaz En logística. Estos sujetos avisaban a la pandilla sobre los patrullajes policiales, traslados ilícitos y apoyaban en el abastecimiento de alimentos.

Enlace copiado

Tres pandilleros, que podrían estar ligados a desapariciones y desplazamientos forzados en Conchagua, La Unión, fueron capturados el jueves anterior en el cantón Piedra Rayada del referido municipio, según informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Los detenidos fueron identificados como José Cristian Salmerón, de 27 años; Marcos Euceda Torres, de 61; y Santos Narciso García, de 32. Las capturas se dieron mediante allanamientos, que fueron autorizados por un juez de Paz de la cabecera departamental de La Unión.

“Uno de ellos opera los cementerios de los desaparecidos y encubre las ejecuciones, y esas sospechas se las vamos a comprobar, porque se han encontrado indicios que poseen pertenencias de los desaparecidos”, detalló una fuente policial ligada a la investigación.

En lo que va de este año el puesto policial de Conchagua ha recibido seis reportes de personas desaparecidas, algunas originarias de la misma localidad, pero hay otras que son de San Miguel.

Entre los desaparecidos se encuentran motoristas, vendedores, comerciantes y personas dedicadas a oficios domésticos; la mayoría son hombres, según se detalla en los registros.

Por el momento, los pandilleros capturados solo serán acusados por la tenencia y portación ilegal de dos armas de fuego, que les encontraron al momento de los registros, pero a medida avancen las investigaciones se les procesará por los otros delitos.

En los allanamientos al primero de ellos se le incautó una pistola calibre 9 milímetros y al segundo se le decomisó un revólver calibre 3.57. También en una de las casas fue localizada otra pistola, pero de esta última se tenía la documentación que respaldaba su legal tenencia.

“Seguiremos buscando a los delincuentes que tengan orden de captura en su contra y se anden escondiendo, y que posean armas ilegales”, señaló el oficial de servicio de la PNC.

Las investigaciones indican que los tres detenidos desarrollan diferentes actividades logísticas dentro de una pandilla.

Lee también

Comentarios