Lo más visto

Vinculan a empleados de alcaldía con pandilla

Con otras capturas en el mismo operativo, la PNC asegura que resuelve ocho casos de homicidio y dos privaciones de libertad.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Fátima Membreño Sobre los resultados,  un oficial informó: “Hemos dado un duro golpe a esta estructura que se encargaba de hacer tanto daño a Guatajigua”.

Foto de LA PRENSA/Fátima Membreño Sobre los resultados, un oficial informó: “Hemos dado un duro golpe a esta estructura que se encargaba de hacer tanto daño a Guatajigua”.

Enlace copiado

Dos empleados de la Alcaldía de Guatajiagua, Morazán, fueron detenidos, así como 16 personas más, ayer en la madrugada en diferentes colonias y cantones del municipio, acusados de organizaciones terroristas, según informó la Policía Nacional Civil (PNC). Los empleados municipales fueron identificados como Carlos Manuel Sánchez y Andrés Caballero, este último tenía nueve años de laborar en el área de deporte de la alcaldía, mientras que Sánchez era fontanero.

Un investigador de la PNC agregó que la Fiscalía General de la República (FGR) ordenó la captura de 38 personas; de estas, 20 serán intimadas en los penales de Ciudad Barrios, Jucuapa y Chalatenango por los delitos de homicidio agravado y organizaciones terroristas.

Además, con estas detenciones e intimaciones se resuelven ocho casos de homicidio y dos privaciones de libertad. Las víctimas fueron jornaleros, agricultores, mototaxistas y comerciantes. Los hechos ocurrieron en 2016 y 2017 en Guatajiagua. “Los 18 detenidos esta madrugada (ayer) solo se encargaban de colaborar con la pandilla. En el caso de los empleados de la alcaldía, ellos colaboraban brindándoles transporte (a los pandilleros)”, informó un agente, quien descartó luego que dicho transporte fuera de la alcaldía.

Los pandilleros Jarlin Heualdo López Martínez y Pedro Alonzo Rivera fueron detenidos hace un mes por varios delitos, y eran quienes ordenaban que se cometieran hechos delictivos en el municipio.

De acuerdo con las investigaciones de la PNC, López Martínez y Rivera se hacían pasar por mototaxistas para cometer los homicidios. Seguían a sus víctimas en una mototaxi, les ofrecían que las iban a llevar hasta sus casas y las asesinaban en zonas boscosas.

Tal es el caso de Erwin Antonio Aguirre, quien la última vez que fue visto con vida fue el 4 de julio de 2017, cuando se subía a una mototaxi, luego fue encontrado muerto en un predio baldío del cantón Maiguera del referido municipio. Sobre el móvil, las investigaciones revelaron que fue porque creyeron que Aguirre había traicionado a la pandilla.

Lee también

Comentarios