Lo más visto

Violencia marca el fin de semana en el oriente del país

Entre el viernes por la noche y el sábado por la tarde fueron asesinadas seis personas en San Miguel y La Unión. Entre las víctimas hay dos mujeres. Otros tres homicidios se reportaron en otras zonas del país.

Enlace copiado
Crimen San Miguel. La propietaria de una cervecería fue asesinada en el cantón Montegrande, en San Miguel, informaron las autoridades.

Crimen San Miguel. La propietaria de una cervecería fue asesinada en el cantón Montegrande, en San Miguel, informaron las autoridades.

Enlace copiado

Al menos nueve homicidios se registraron al inicio del fin de semana, la mayor parte concentrados en la zona oriental del país. Un hombre y su compañera de vida fueron asesinados el viernes por la noche en su vivienda, ubicada en el cantón Playas Negras, de Conchagua, La Unión, según informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Los fallecidos fueron identificados como Óscar Orlando Serpas, de 40 años, y su esposa, Irma Luz Viera de Serpas, de 25. Ambos cuerpos presentaban lesiones en la cabeza, provocadas por escopeta 12 milímetros.

"Se sospecha que a quien andaban buscando era al hombre, pero desconocemos los motivos, y como en la vivienda también se encontraba su esposa y para no dejar testigos, también le dieron muerte a ella", dijo una fuente policial.

De manera extraoficial se conoció que Orlando Serpas era miembro de una cooperativa del sector y no se descarta que las pandillas que operan en la zona estén tratando de generar algún tipo de presión para exigir cobro de la extorsión; sin embargo, las autoridades policiales no confirmaron esa posibilidad.

En el mismo cantón, el jueves por la noche también fue asesinado el síndico de la Asociación de Desarrollo Comunal (ADESCO) de la comunidad. El hecho fue cometido en similares condiciones: individuos desconocidos llegaron a la vivienda y procedieron a ejecutar a la víctima.

En otro hecho, perpetrado en el barrio Concepción de la ciudad de San Miguel fue ultimado Mauricio Alberto Soto, de 39 años, quien se dedicaba a trabajar como taxista en un vehículo particular. El cuerpo quedó en el interior del automóvil, por lo que se sospecha que andaba haciendo algún viaje cuando fue asesinado.

"Presentaba alrededor de cinco lesiones penetrantes de tórax, provocadas por disparos. De momento solo se sabe que se escucharon detonaciones de arma de fuego, pero se desconoce quién o quiénes cometieron el hecho", señaló la fiscal del caso.

Habitantes de la zona dijeron que solo escucharon varios disparos, pero cuando salieron de sus casas, solo vieron el vehículo con la puerta del pasajero abierta y al acercarse observaron el cadáver de Soto. La policía afirmó desconocer los móviles que derivaron en el crimen.

Ayer por la mañana, en el caserío Amapala del cantón San Cristóbal, en Ciudad Barrios (San Miguel), fue ultimado un hombre que trabajaba como jornalero en un corral de la zona, pero que también era integrante de pandillas, según confirmó la PNC.

La víctima fue identificada como José Edenilson Quintanilla, de 27 años, quien estaba trabajando cuando fue asesinado y el cuerpo quedó en el interior de una vivienda. Las autoridades policiales confirmaron que el cadáver presentaba varias lesiones provocadas por arma de fuego y arma blanca.

"Según registros de la Policía, en 2014 había cometido un delito y se maneja que hace unos 15 días había salido de un penal y como que había decidido retirarse de la pandilla, se sospecha que fue la misma pandilla quien decidió purgarlo", comentó un oficial de la Policía.

Además, en la segunda etapa de la colonia La Pradera, de El Tránsito, San Miguel, fue asesinado Arístides Rivera Bonilla, de 54 años, quien recibió diferentes lesiones provocadas con arma de fuego. El hecho fue cometido por individuos que no han sido identificados por la policía y de momento no se tiene ninguna línea de investigación al respecto.

En otro hecho, ayer por la tarde fue acribillada la propietaria de una cervecería de la colonia María Lila del cantón Montegrande, en San Miguel.

La fallecida fue identificada como Vilma Isabel Portillo, de 56 años, y fue ultimada de varios disparos. Dos individuos a bordo de una motocicleta llegaron hasta la cervecería y le dispararon.

Lee también

Comentarios