Visitas íntimas ocultarían posibles violaciones sexuales

CEMUJER pide a las autoridades que se investiguen las visitas íntimas en centros penitenciarios y asegura que concepto de rehabilitación se ha “trastocado” para dar beneficios.
Enlace copiado
Visitas íntimas ocultarían posibles violaciones sexuales

Visitas íntimas ocultarían posibles violaciones sexuales

Visitas íntimas ocultarían posibles violaciones sexuales

Visitas íntimas ocultarían posibles violaciones sexuales

Enlace copiado
Ante los altos índices de violencia del país y en especial los diferentes tipos de violencia contra las mujeres, niñez y adolescencia, el Instituto de Estudios de la Mujer Norma Virginia Guirola de Herrera (CEMUJER) y la Fundación Centro Bartolomé de las Casas (CBC) llaman al Estado a tomar acciones y también a investigar el cometimiento de violaciones sexuales que se ocultarían bajo la figura de “visita íntima” en los centros penitenciarios.

Exigen implementar políticas públicas integrales y estrategias de carácter sistémico para el abordaje integral, sostenido y sostenible no solamente de la violencia y de la impunidad desde sus raíces, sino del abordaje integral de los factores coadyuvantes y potenciadores de estos.

También el desarrollo de procesos de rehabilitación, pero que no impliquen impunidad. “Porque en nuestro país se ha trastocado el concepto de rehabilitación para dar beneficios penitenciarios que han llevado a más revictimización de las víctimas y a un alto grado de impunidad”, expresó Ima Guirola, encargada de relaciones públicas de CEMUJER.

Detalla que han denunciado esta situación desde hace algún tiempo, por lo que los videos difundidos recientemente sobre fiestas donde mujeres bailaban desnudas para los reos no es una situación nueva.

“Que bajo la figura lícita de la visita íntima se realizan cantidad de violaciones sexuales y lo hemos denunciado. Tenemos tres años sistemáticamente de denunciarlo sin que las autoridades hagan caso al respecto”, agregó Guirola.

Sin embargo, lamentó que no cuentan con una denuncia documentada, sino que la información la obtienen de conversaciones informales en los territorios donde trabajan, de ahí que piden a las autoridades respectivas hacer las investigaciones.

Las organizaciones también externaron su preocupación por la cantidad de asesinatos, principalmente de mujeres, que del 1.º de enero al 5 de febrero de 2016 contabilizaron 53 víctimas. Destacan que no todos los casos tienen que ver con violencia intrafamiliar, donde el agresor es la pareja o expareja de la víctima, sino que opinan que existe presencia de una actitud misógina, de la descalificación y de odio hacia las mujeres.

Con base en datos que retoman del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), solo el 19 % de los casos de asesinatos de mujeres se judicializan como feminicidios y que entre el 2 % y 4 % de esos resultan con una sentencia condenatoria para el agresor.

Además, haciendo un cruce entre los datos del Instituto de Medicina Legal y del Ministerio de Salud (MINSAL) sobre embarazos en niñas y adolescentes, indicaron que hasta hace seis años se cometía un delito de violación cada siete horas, pero que actualmente ocurre una violación sexual cada tres horas. En el 90 % de los casos de violación las víctimas son mujeres y en el 70 % de los casos son menores de 19 años de edad. “Una niña de nueve años usted no va a estar hablando del ejercicio responsable de la sexualidad, estamos hablando de una violación sexual”, afirmó Guirola.

Denuncian también el incremento de cementerios clandestinos en los últimos años, donde los casos de mayor barbarie son dejados más expuestos por el homicida, principalmente cuando la víctima es una mujer, como una forma de dejar un “mensaje” a la población.

Añaden la preocupación ante los altos niveles de intolerancia social, como el caso del asesinato de una niña de 12 años, quien fue apuñalada porque estaba cortando flores de un árbol de pitos, en El Carmen, Cuscatlán.

Ante la situación que vive el país, las organizaciones piden al Ejecutivo, a través de ISDEMU, “a que promueva la declaración de una emergencia nacional, a partir del alto número de homicidios contra mujeres que están ocurriendo, la gran mayoría en calidad de feminicidios, que tienen alarmada a la población nacional, pero también a la opinión pública internacional”, dijo Daisy Cheine, presidenta de CEMUJER.

Consideran que las autoridades deben buscar diálogos con los sectores que pueden dar propuestas para resolver el problema de manera articulada, a nivel nacional y territorial.

“Solo un diálogo construido desde arriba y controlado desde arriba, nosotros pensamos que no va a dar resultado, y porque se trata de un problema tan complejo que no solo es con intervención militar que se va a resolver”, añadió Cheine.

Yolanda Guirola, secretaria de la junta directiva de CEMUJER, considera que la institucionalidad del país está fallando. “Hay que saber que cuando se hace Gobierno hay que buscar a las mejores personas, no a las mejores personas del partido; sino que a las mejores personas, ciudadanas y ciudadanos, que puedan contribuir a que el país resurja. Porque de lo contrario vamos a seguir como estamos ahora, en una ola de criminalidad”, manifestó.

También se pronunciaron en rechazo a los ataques y vulneraciones a la integridad de personas defensoras de derechos humanos, como el caso de la activista hondureña por los pueblos indígenas, Berta Cáceres y por los ambientalistas asesinados en Cabañas, para quienes piden pronta justicia.

Tags:

  • cemujer
  • violaciones sexuales
  • visitas intimas
  • centros penitenciarios
  • violencia

Lee también

Comentarios

Newsletter