Lo más visto

Más de El Salvador

Voluntarios de iglesia limpiarán El Jocotal

El jacinto de agua genera diversos problemas a los ecosistemas nativos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Reducir la proliferación del jacinto de agua (ninfa) en el humedal El Jocotal, ubicado entre Usulután y San Miguel, es la tarea que se han propuesto más de 1,000 personas que participarán el sábado próximo en una campaña de limpieza impulsada por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

“Nuestro propósito es invitar a la sociedad salvadoreña a que se una a nosotros a cuidar y velar por el medio ambiente, y qué mejor sitio para hacerlo que la laguna El Jocotal, que fue el primer humedal salvadoreño en ser declarado sitio Ramsar”, manifestó Ángel Duarte, representante de la iglesia.

El jacinto de agua es una planta exótica nativa de la cuenca del Amazonas, llevada en 1870 a Luisiana, Estados Unidos, para promover la jardinería, pero actualmente cubre grandes extensiones de cuerpos de agua de todo el mundo, generando problemas al ecosistema local.

Enrique Barraza, jefe de la Unidad de Humedales del MARN, explicó que esta ninfa dificulta la pesca y la navegación, restringe las especies de peces debido a que consume el oxígeno del agua, altera la distribución normal de las plantas acuáticas nativas y limita el turismo.

“Es una especie invasora en diversas zonas geográficas, no tiene controladores naturales, prolifera con una gran intensidad y tiene mecanismos que le permiten producirse de una forma acelerada. Toma ventaja de cuerpos de agua pequeños, de poca corriente, como la laguna El Jocotal, que reciben descargas contaminantes y fertilizantes, lo que le da nutrientes”, explicó Barraza.

Tags:

  • El Jocotal
  • Santos de los Últimos Días
  • MARN
  • jacinto de agua
  • Ramsar

Lee también

Comentarios