Lo más visto

Wright se opone a grupos de autodefensa contra pandillas porque serían “igual” a los de Venezuela

La oposición salvadoreña aseguró hoy que teme que el Gobierno utilice a la Policía y a civiles de las autodefensas, con los que coordina la seguridad en varias comunidades, como grupos de choque similares a los "colectivos" de Venezuela.
Enlace copiado
Foto Twiitter/@JohnnyWSol

Foto Twiitter/@JohnnyWSol

Wright se opone a grupos de autodefensa contra pandillas porque serían “igual” a los de Venezuela

Wright se opone a grupos de autodefensa contra pandillas porque serían “igual” a los de Venezuela

Enlace copiado
El diputado de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Johnny Wright, aseguró durante una conferencia de prensa que es "intolerable" que altos funcionarios de Seguridad "inciten" a la Policía a "violar los derechos humanos".

Esto fue en referencia a las palabras del director de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), Jaime Martínez, quien pidió a un centenar de policías graduados en un curso elite que "no les tiemble la mano" al enfrentar al hampa y "no estar pensando que hay derechos humanos de por medio".

"Preocupa profundamente" que los funcionarios "estén incitando a la Policía y a miembros de la ANSP a irrespetar los derechos humanos", porque "nos lleva a crear una Policía igual que los colectivos en Venezuela", sostuvo.

De igual forma, el legislador Wright también criticó la propuesta gubernamental, que se discute en el seno del Gabinete de Seguridad, de armar a grupos de autodefensas para combatir a las pandillas, "que sería crear grupos armados igual a los que hay en ese país (Venezuela)".

Los "colectivos" venezolanos son grupos que existen desde el gobierno del fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013) y a los que distintos sectores les atribuyen actos violentos y asesinatos de opositores.

Su existencia y accionar han sido denunciados públicamente por el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, y por organizaciones de derechos humanos, como el instituto checo de estudios sobre América Latina CASLA que incluye el asunto dentro de su demanda contra el Gobierno de Venezuela en la Corte Penal Internacional (CPI).

El ministro de Seguridad salvadoreño, Mauricio Ramírez Landaverde, aseguró este fin de semana que el Gobierno "apoya, respalda y promueve" la organización de estas autodefensas en distintas zonas del país, principalmente en el área rural.

"Son comunidades organizadas que se alían con la Policía, que trabajan conjuntamente, para atacar la criminalidad y la delincuencia que les afecta", expuso el funcionario en una rueda de prensa en el marco de la celebración del Día del Soldado Salvadoreño.

No obstante, Landaverde apuntó que en El Salvador "no hay grupos armados integrados por ciudadanos que estén enfrentando por sí mismos a la criminalidad", sino junto a los cuerpos de Seguridad.

Pese a la postura de Landaverde, el director de la Policía, Howard Cotto, aseguró hoy mismo que los grupos comunales armados son ilegales, porque su existencia "no está dentro del marco jurídico".

"No pueden funcionar estructuras de este tipo en nuestro país (...) mientras no haya una regulación y consenso", dijo el jefe policial durante una entrevista televisiva.

El presidente del Congreso de El Salvador, Guillermo Gallegos, pidió la semana pasada a sus colegas la legalización de estos grupos civiles armados para combatir las pandillas, como se hizo con las autodefensas de México, cuyos trámites de formalización iniciaron en 2014.

El legislador no dio detalles sobre su propuesta o si esta incluye una modificación a la Constitución, que en su articulo 7 prohíbe "la existencia de grupos armados de carácter político, religioso o gremial".

El mismo articulo estipula que "los habitantes de El Salvador tienen derecho a asociarse libremente y a reunirse pacíficamente y sin armas para cualquier objeto lícito".

Datos de la Policía a los que Acan-Efe tuvo acceso dan cuenta de que en todo el territorio salvadoreño operan las pandillas y solo en el 24.4 % de los 262 municipios mantienen una "poca presencia".

Según el ministro de Defensa salvadoreño, David Munguía Payés, en el país centroamericano, uno de los más violentos del mundo, existen unos 60,000 pandilleros y aproximadamente el 10 % de la población es afín a estos grupos.



 

Tags:

Lee también

Comentarios