Lo más visto

Más de El Salvador

Y al tercer día, ¡Jesús resucitó!

Iglesia católica espera que la vivencia de la Semana Santa haya servido para hacer conciencia entre la población.
Enlace copiado
Y al tercer día, ¡Jesús resucitó!

Y al tercer día, ¡Jesús resucitó!

Enlace copiado

Y al tercer día, según las escrituras, el Señor resucitó, cumpliéndose así la profecía sobre la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, celebrada por la Iglesia católica ayer en la noche con la vigilia pascual, donde se enciende el cirio pascual, que simboliza a Cristo resucitado.

Previo a la vigilia, la Iglesia católica realiza la procesión de La Soledad, en la que la imagen de la Virgen María es cargada por calles y avenidas en ropas de luto, representando su dolor por la muerte de su hijo Jesucristo, quien yace en el sepulcro de José de Arimatea, donde fue sepultado después de crucificado.

Fieles católicos conmemoran su fiesta más importante este sábado en diferentes iglesias de El Salvador

En la iglesia El Calvario, de San Salvador, la procesión recorrió parte de la Calle de la Amargura y plazas públicas cercanas, para luego regresar a la iglesia, donde se realizó la vigilia pascual.

El párroco de la iglesia, Alfonso Guzmán, señaló que esta procesión representa el silencio en el que la Virgen María vivió la pasión y muerte de su único hijo.

“Representa la soledad, su hijo ha muerto, está crucificado, anoche (el viernes) que celebramos el misterio del sepulcro, que José de Arimatea lo colocó en el sepulcro, entonces María contempla ese silencio; también nosotros como feligresía hacemos esta memoria para vivir plenamente lo que es este misterio, el misterio del silencio, esperando la resurrección de Cristo”, explicó el religioso.

La procesión del Silencio es la penúltima procesión de la Semana Mayor, a la espera de la procesión de Resurrección, que se realiza este día. Para el caso de la iglesia El Calvario, hará dos peregrinaciones, una a tempranas horas de la mañana y otra por la tarde, en la que participan menores cargando la imágenes.

“Como todos los seres vivos esperamos la resurrección, esperamos vivir esa resurrección, entonces hacemos ese enlace de esta procesión como el preámbulo para vivir plenamente el misterio de lucernario de la vigilia pascual de resurrección”, indicó.

El padre Guzmán comparó el sufrimiento que pasó la Virgen María con el que actualmente pasan cientos de mujeres, en el país y en el mundo entero, por la pérdida de sus hijos, ya sea por la violencia u otras causas.

“En los hogares encontramos ese dolor y sufrimiento de una madre cuando un hijo ha fallecido, cuando un hijo se ha perdido. Cuántas madres no lloran, hoy en la realidad vivimos eso, así es como la vida espiritual y religiosa, bíblica se reconstruye este pasaje, esta memoria”, sostuvo.

El párroco agregó que espera que la vivencia de todas las actividades desarrolladas en la Semana Santa sirvan para que hacer conciencia en la población y se pueda reflejar en cambios en la vida de las personas, para convertirse en mejores seres humanos.

“Esperamos que todos la hayamos vivido plenamente y como fruto de esta Semana Santa luchemos por construir de verdad la fe en las buenas obras, entendiendo que el Señor nos acompaña y nos invita a comprometernos a hacer el bien, como fruto de la Semana Santa seguir el camino con los hermanos”, dijo.

Para este día, las actividades en la Iglesia católica se concentran, además de la procesión de resurrección, en la celebración de la eucaristía, es decir, de la misa tradicional, que desde el jueves pasado se han dejado de celebrar por las celebraciones que se enmarcan en la pasión, crucifixión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Lee también

Comentarios