Lo más visto

Más de El Salvador

Ya antes hubo una deuda que se quedó sin pagar

En otro caso, el jefe de comuna logró conciliar luego de cancelar la deuda adquirida.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Juzgado Séptimo de Paz de San Salvador hace unas semanas le decretó instrucción formal con medidas al alcalde José Adalberto Cristales por estafa agravada.

Según el demandante en este caso, el 19 de marzo de 2011 Cristales le solicitó un préstamo por $5,000, que sería utilizado en las fiesta patronales del municipio; sin embargo, el alcalde no canceló la deuda.

A inicios de 2012 el jefe de comuna fue imputado en los tribunales de Ahuachapán por el delito de emisión de cheques sin fondos y salió absuelto luego de cancelar los $15,080 a una empresa constructora que realizó diversas obras en el palacio municipal entre julio de 2008 y abril de 2010.

Desconocimiento

El último caso por el que se ordenó el embargo era desconocido por sus compañeros de concejo municipal, según lo aseguraron ayer. Menos de la resolución emitida por el Juzgado de Primera Instancia de Atiquizaya. “Lo más razonable es que sobre esto se le pregunte al alcalde a ver si él tiene conocimiento de la demanda y los embargos”, manifestó el jurídico de la municipalidad que se identificó como Roberto Hernández.

Tampoco nadie en la comuna pudo decir en qué se habría utilizado el dinero que pidió prestado el alcalde. Algunos incluso se atrevieron a sugerir que la Corte de Cuentes haga una auditoría para sanear las arcas de la municipalidad.

Lee también

Comentarios