Yo lo di todo por FAS”

Alejandro de la Cruz Bentos volverá este domingo al estadio Óscar Quiteño para disputar su partido de despedida. El argentino llegó al país hace 16 años y habló sobre su experiencia.
Enlace copiado
Enlace copiado
El próximo domingo, el estadio Óscar Alberto Quiteño acogerá por última vez a Alejandro de la Cruz Bentos, exjugador argentino que escribió episodios de gloria con la institución asociada.

¿Cuál es tu análisis de FAS durante el Clausura 2017?

Honestamente, FAS viene siempre moribundo. En el último torneo, comenzó mal y cuando reaccionó, lo hizo tarde. A pesar de eso, FAS hizo una segunda vuelta y logró clasificar jugando bien. Lamentablemente no tenemos mucho material. No hay jugadores que puedan hacer diferencia en el club.

¿Consideras que les pesa la camiseta a algunos jugadores?

No puedo decir si les pesa o no. No sé qué sentimiento tienen por FAS, pero en el tiempo que yo jugaba, se hacía con el corazón, para que la gente nos aplaudiera. Entre 2001 y 2006, jugábamos con el corazón en la mano. No éramos invencibles, pero cuando jugábamos, dejábamos el pellejo en la cancha para que la gente se fuera contenta a sus casas.

¿El problema del equipo viene de la parte administrativa?

Aquí el problema es administrativo. Otros equipos contratan a buenos jugadores y al final obtienen resultados. No me quejo porque los extranjeros que tiene FAS son muy buenos. Lo que pasa es que la diferencia no va a venir de cuatro o cinco jugadores. Tiene que haber un grupo con 30 jugadores que hagan la diferencia a la hora de jugar.

¿Estarías dispuesto a trabajar con FAS?

No quisiera ser entrenador en este momento, pero sí quisiera trabajar con los delanteros. Hoy en día, el delantero del fútbol nacional y de la selección tiene que ser pícaro, astuto y debe estar dispuesto a inventar algo. Si me dieran la oportunidad, lo haría y no le cobraría ningún centavo a FAS. Los delanteros del equipo son bárbaros, pero les falta trabajar para que puedan explotar sus cualidades.

¿Qué te llevó a jugar un torneo con el Nejapa en 2009?

Yo venía de jugar en México y estaba un poco molesto con don Reynaldo Valle (expresidente de FAS) por diferencias económicas en torno de mi préstamo en México. Me fui molesto, pero me dirigí a un equipo que no era un rival directo de FAS, como lo son Alianza y Águila, equipos que me ofrecían tres veces más de lo que ganaba en FAS. Con Nejapa salvamos la categoría y llegamos a semifinales.

¿Por qué no continuaste en el fútbol mexicano?

Me fue muy bien. Salí goleador de la Primera A (liga de ascenso). Tuve ofertas de equipos de Primera División, incluyendo al América, Santos y el Veracruz. Hubo una cifra que el Puebla no estaba dispuesto a pagar a don Reynaldo por mi pase, sobre todo porque estaba en la Primera A. En México se juega un fútbol difícil. Son experiencias que les contaré a mis hijos.

¿Qué opinas sobre la vinculación de FAS en el tema de amaños?

Nos tachaban de vender partidos y de muchas cosas más. Hubo una conversación de Víctor Velásquez, pero no de amaños. La gente vio los periódicos y decía que se había vendido un partido cuando se perdía. El equipo estaba bien en ese tiempo. No había pagos puntuales, pero había jugadores que ganaban bien, y no había necesidad de vender juegos. Yo siempre di la cara.

¿Hubo disposición tuya para aclarar el asunto?

Claro. Cuando uno no debe nada, no tiene por qué esconderse. Fui siempre de cara y muchas veces quisieron ensuciar no solo los nombres de los jugadores, sino también el de la institución. Se demostró que algunos estábamos limpios, pero algunos fueron vetados de por vida.

El hincha de FAS no quiere a Paolo Suárez. ¿Qué opinión te merece como un ícono del equipo?

El problema es que él llegó a FAS como una persona tranquila, humilde y sin vicios. FAS le abrió las puertas. Empezó jugando bien, pero después traicionó al club. Se fue hablando mal y por eso la gente no lo quiere.

¿Qué piensas de la relación entre el futbolista y los vicios?

Yo estuve con César Luis Menotti (entrenador argentino). Él me invitó a un cigarrillo y yo acepté. Yo he estado tomando cerveza con jugadores de alto nivel, pero sabiendo cuándo, dónde y en qué cantidad hacerlo.

¿Estás satisfecho con lo que rendiste en FAS?

Yo le di lo mejor al club. Jugué quebrado y operado, y nunca hice una mala cara. FAS es un equipo que realmente amo. No puedo mentir. FAS es el equipo con el que me di a conocer. Le debo a FAS. No le debo a ningún presidente, pero sí a FAS como institución y a Santa Ana como ciudad.

Tags:

  • Entrevista
  • Bentos
  • FAS

Lee también

Comentarios

Newsletter