Lo más visto

Más de El Salvador

"Yo lo he dicho: o cambiamos o morimos”: Óscar Ortiz

Óscar Ortiz asegura que han definido los lineamientos estratégicos de cara a las próximas elecciones de 2020. Su apuesta es competir con nuevos líderes que interpreten el nuevo momento de la izquierda.

Enlace copiado
Enlace copiado
Óscar Ortiz, secretario general del FMLN

Tras cinco meses de estar al frente del FMLN, Óscar Ortiz asegura que su principal misión durante su periodo como secretario general será provocar una renovación profunda en el partido, con una otra generación de líderes que interprete el nuevo momento de la izquierda. Comenta que es difícil porque todavía hay gente que quiere "seguir en lo mismo", pese a las últimas derrotas electorales que sufrieron en 2018 y 2019. Él tiene claro que deben dar un giro, de lo contrario, morirán.

En esta entrevista con LA PRENSA GRÁFICA también habla de los factores que a su juicio les afectó en el gobierno, a uno de ellos le pone apellido: Funes.

En estos cinco meses de haber asumido la secretaría general ¿Qué ha hecho de diferente?

Nuestro primer objetivo era cerrar una primera fase. Después de las internas generar un proceso de contacto a escala nacional que nos permitiera integrar todas las estructuras, a nivel municipal, a nivel departamental y a nivel nacional y poner a funcionar las nuevas instancias de dirección política, tanto consejo nacional, la comisión política, las directivas departamentales, las directivas municipales, tomar contacto con nuestros diputados y diputadas, establecer un mecanismo de coordinación y articulación con nuestro consejo nacional de alcaldes, que ya lo tenemos en marcha; y por supuesto enviar, lo que yo le llamo, mandar un primer gran mensaje que está determinado por volcar al partido al territorio y volcar al partido en una dinámica de estar conectado con la familia y la comunidad, volver a recuperar nuestra capacidad de cercanía con la gente y acompañar a la gente en sus distintas actividades... Y cierro diciendo que sin duda alguna la parte que más tiempo nos llevó, pero es lo de lo más gratificante como secretario general, es que hemos cerrado ya la discusión de los principales lineamientos estratégicos del partido, los lineamientos que partieron de un análisis de cómo habíamos quedado después de las elecciones presidenciales, de cómo hemos quedado después de las elecciones internas y a partir de ahí redefinir las grandes prioridades, las grandes líneas de acción que van a tener dos momentos: una de corto plazo, que son las próximas elecciones de alcaldes y diputados; y dos, que básicamente es el proceso de recuperación política, social organizativa y electoral del partido en los próximos cinco años.

¿Qué expectativas tienen con esos nuevos lineamientos?

Habiendo sacado las lecciones y habiendo integrado el nuevo contexto en el cual nos encontramos hay cuatro aspectos que van a ser muy determinantes en la próxima dinámica que ya tenemos en marcha en el FMLN. Uno: una renovación profunda en el partido, o sea, mi principal misión en este periodo como secretario general va a ser provocar contribuir a una renovación profunda en el partido.

¿Qué quiere decir renovación profunda?

Una de las misiones que este servidor tiene es básicamente promover a una nueva generación de líderes jóvenes de la tercera y cuarta generación del partido que son gente está en los municipios, en los departamentos y a escala nacional con un enorme potencial, muy bien preparados, formados profesionalmente, pero sobre todo identificados con este proyecto de izquierda y que por distintas razones en gestiones anteriores en el partido habían tenido o muy poco espacio o muy pocas oportunidades.

Pero, ¿jóvenes con nuevo pensamientos o con el mismo?

Bueno, esto es un reto. Por supuesto que tiene que ser una nueva generación de líderes que interprete el nuevo momento de la izquierda, que interprete los nuevos desafíos que tenemos como izquierda, no creo que creo que sea saludable ni efectivo que ellos se conviertan en factores de repetición de lo que ya representamos los liderazgos anteriores, aquí sin duda alguna estos jóvenes, y porque yo conozco ya varios, no solo son muy preparados, muy formados, sino que tienen un enorme potencial; lo que tenemos que hacer es abrirle la posibilidad que se desenvuelvan y se desempeñen. Y, este sentido, el segundo componente que vas a ver es una cantidad de nuevos rostros que vamos a proponer en las próximas elecciones, vamos a ver mucha gente fresca, mucha gente que tiene años de acompañar el proyecto de izquierda... Y un tercer elemento que nosotros hemos decidido tener un partido crecientemente más abierto, más inclusivo, por eso hemos abierto el padrón para los veteranos, estamos por abrir el padrón para los jóvenes y luego estamos por abrir el padrón de manera más permanente para garantizar que mucha gente que siempre ha estado cerca de nosotros o mucha gente que siempre nos ha acompañado en distintos temas pueda tener la posibilidad de integrarse plenamente al partido.

Pero, con el surgimiento de nuevos partidos, como Nuevas Ideas que dicen que alcanza más de medio millón de afiliados ¿usted cree que el FMLN tiene la posibilidad de aumentar ese padrón?

Ah nooo, sí. El padrón nuestro es 40,000, ahora nos hemos propuesto que mínimamente en los próximos tres meses vamos a andar no menos 50,000, claro, nuestro esquema de afiliación no es el mismo. Lo que hemos conocido hace poco de otro partido es una afiliación abierta totalmente… Nosotros tenemos un mecanismo, tenemos unos parámetros mínimos básicos de cómo afiliar, es una acción consciente, es una acción reflexionada y sobre todo establece ciertos compromisos, derechos y obligaciones y creemos que este esfuerzo de apertura, de inclusión que estamos teniendo vamos a tener a muchos miles afiliados reforzando políticamente esta gran estructura que es de las más fuertes, de las mejor organizadas en la historia del país como es el FMLN.

Se piensa que esa gente que se ha ido a Nuevas Ideas era del FMLN

Bueno sí. Es que este esfuerzo que anda haciendo este nuevo partido es un refrito de muchas cosas, ahí ya empezamos a ver una cantidad de gente que viene de rebotar de varios partidos, pero ese no es el caso, eso tendrá que ver el partido cómo lo maneja, el partido como lo procesan ellos... lo que sí es cierto es que en la última elección del millón de votos que nosotros perdimos, el 80 % de esos votos se fueron para el actual presidente, porque, claro, al actual presidente lo identifican en aquel momento como un candidato de izquierda, de izquierda moderada, ellos creían que era el nuevo formato de izquierda del FMLN; entonces claro, esa fue la expectativa con la cual la gente se identificó, esa expectativa ahora a seis meses la gente ya la está reflexionando, especialmente el votante de izquierda, que fue el que mayoritariamente le dio la presidencia. Pero claro, en los últimos seis meses ha pegado una corrida hacia posiciones de derecha, lo que menos ahora está representando son esas proyección de izquierda con la cual fue a ganar a ese votante.

¿No temen desaparecer como FMLN?

Nooo, el FMLN, nooo, imagínese usted, ni pensarlo. No. Claro, mire, todos los procesos son cíclicos, lo que pasa que el FMLN se tardó en hacer los procesos de renovación, se tardó en hacer los proceso de readecuación, se tardó en hacer los giros que era necesario hacer, y ese proceso tardío le generó un alto costo que se tradujo en fuertes derrotas electorales. Bueno, pero es que también en toda democracia uno tiene que entender que también así como en determinados tiempos hay resultados excelentes también hay momentos en que te toca enfrentar este tipo de crisis ¿para que? para coger la oportunidad de hacer los cambios que hay que hacer y de reflexionar sobre lo que hay que reflexionar y ser no solo críticos sino que también autocríticos, reconocer porque al final siempre los electores tienen la razón.

¿Debería volver el FMLN a la figura del coordinador nacional?

Con este nuevo liderazgo hay cuatro componentes que ya están en marcha: el debate... Segundo, un partido crecientemente más democrático, ¿qué quiere decir? que nosotros necesitamos adecuar nuestro instrumento político que tiene que ver con una norma que ahora la conocemos como estatutos, ese estatuto que tenemos ya requiere una profunda reforma porque es un estatuto que en su gran contenido se construyó para funcionar hace 15, 20 años, pero hoy tenemos otro momento... Tercero, priorizar en darle el mayor espacio a jóvenes y mujeres.

¿Por qué en el FMLN no vemos más gente identificada con su proyecto dirigiendo las secretarías internas?

Ahí hay que decir una cosa siempre, estamos en una transición difícil, yo diría que estamos algo así como estamos en la lucha de lo viejo con lo nuevo, estamos en este debate donde más que reconocer todo lo que hizo el liderazgo anterior es importante también que todo el liderazgo anterior entienda que hay un nuevo momento y hay nuevo ejercicio y hay un nuevo mandato donde está establecida una nueva dirección y que tiene unos nuevos desafíos, especialmente en la condición en que quedó nuestro partido, en términos políticos y electorales. Después de ser primera fuerza o segunda fuerza por largos años, caímos en una tercera posición. Entonces, eso representa un enorme reto para volver a levantar la expectativa y volver a ser competitivos y eso requiere que el nuevo liderazgo se ponga plenamente al frente de eso y eso implica cambios, implica un nuevo estilo, unos nuevos métodos y, entonces claro, la elección interna dejó un entramado donde todavía conviven las estructuras anteriores con este nuevo liderazgo.

¿Dentro de estos organismos comisión política y consejo nacional del partido usted ha encontrado apoyo o lo han bloqueado?

No, ahorita lo que hemos tenido en estos primeros meses ha sido, yo diría, un fuerte debate por hacer entender un tema que yo lo he dicho: o cambiamos o morimos, o cambiamos o no vamos a alcanzar los propósitos esperados, o cambiamos o no nos vamos a reconectar con la gente; es decir, hoy lo que tenemos por delante no es seguir haciendo lo mismo, porque seguir haciendo lo mismo y esperar resultados distintos es totalmente ilógico, hoy es el momento de atreverse a salir al encuentro de lo que la gente espera que hagamos a partir de las fuertes señales y además de la experiencia que hemos tenido en los últimos resultados, no creo que después de eso la gente quiera seguir anclada en seguir haciendo las cosas de la misma manera. Por supuesto, dentro del partido, todavía hay gente que quiere seguir en lo mismo pero no es bueno y además de no ser bueno, no presenta ningún posibilidad de volver a recuperar la confianza de los ciudadanos y especialmente de una nueva generación de jóvenes.

¿Cuánto le afectó al partido revelar que habían llenado de parientes el órgano Ejecutivo?

Mira, no sé, lo cierto es que hay cuatro factores que cuando hice mi gira y hoy que he vuelto a integrar todas las estructuras del partido la gente te dice: uno comunicaron muy poco. ‘Ustedes hicieron mucho pero comunicaron muy poco’. Dos, la gente resintió mucho el hecho de ciertos temas, como el tema de pensiones, por ejemplo. La gente a pesar de que nosotros hicimos un enorme trabajo en inversión social, pero nos sintió que nos alejamos de la comunidad y nos vio más funcionario que otra cosa.

La gente también les criticaba el estilo de vida que tenían los funcionarios.

Yo creo que sí, esa es una percepción que se consolidó en un buen segmento de la población, en el cual así aparecía como que si había gente dentro del FMLN que se había acomodado o se había aprovechado de determinados cargos. Claro, todo este tema que pasó con el expresidente (Mauricio) Funes, la gente lo ligó totalmente a la estructura del Frente, claro, porque él nos representó a nosotros en el periodo 2009-2014, y entonces se fue generando una percepción donde básicamente empezaron a ver también en un partido como el nuestro como si había ya un acomodamiento y un estilo de vida de algunos o varios dentro del partido que se habían distanciado mucho de la dinámica natural que caracteriza a un partido como el nuestro...

Hicimos muchas cosas buenas, lo que pasa es que lo mucho de lo bueno que hicimos no lo supimos dimensionar en términos comunicacionales y conectar con una percepción crecientemente positiva de la gente. Y en los últimos años empezó a cruzarse estos elementos de, por ejemplo, la gente decía ‘¿mire pero por qué no cambian funcionarios?’.

Por ejemplo, la gente pedía que cambiaran al expresidente de ANDA, Marco Fortín.

Bueno, tu sabes que hicimos el cambio, te acuerdas cuando el plan 10, fue hasta el último año pero ya la gente ya básicamente cuando llegamos, ahora yo evalúo, que cuando llegamos a poner en marcha el plan 10 ya la gente ya estaba casi como dicen ‘miren ya muy tarde’.

Lo quitaron, pero entiendo que era su asesor después.

No, nunca fue eso... El (ex) presidente le pidió le pidió que le ayudara a un tema del análisis de todo el tema sobre la planta potabilizadora.

Pero, por qué llevarse al gobierno nuevamente a alguien que estaba siendo calificado como mal funcionario.

No, pero no tenía un cargo... en ese momento fue el (ex) presidente que le pidió que le hiciera como una especie de un estudio proyectado sobre el tema de Las Pavas, pero bueno hay varios funcionarios que fueron removidos de sus cargos.

¿Teme que surja información sobre usted que podría comprometerlo y, de esa forma golpear al partido? Esto porque hace poco salió una acusación de tráfico de armas contra Gustavo López Davidson, presidente de ARENA.

Creo que el país requiere de pesos y contrapesos, el país requiere de una oposición inteligente, firme, creativa que es lo estamos tratando de hacer y vamos a seguir haciendo... la venganza, el tema de recurrir a las estructuras del Estado o aprovecharse de informaciones deliberadas y mal contextuadas desde el Estado simple y sencillamente son inadmisibles y no creo que la ruta sea esa. Me lleno de orgullo, creo que he sido posiblemente de los políticos más auditados y por ejemplo hace poco me llegó la resolución final, y, ojo, a mí no me auditaron solo 10 años (sino 20); creo que son muy pocos los funcionarios que han tenido esa situación donde te auditen minuciosamente por 20 años, y no solo Probidad, Corte de Cuentas… Nunca he tenido un requerimiento, hay políticos que a penas de 3, 4, 5 años y ya fueron a la Fiscalía como dos veces, hasta ahora gracias a Dios nunca he tenido...

Hay un caso de vinculación con el clan Salazar Umaña, dado que ambos eran parte de una misma sociedad

(Ríe)... No, pues sí, si por eso es que empezó, incluso, lo de Probidad y todo eso.

¿Cambiará la jefatura de fracción en 2020?

Nosotros tenemos una evaluación en diciembre, en la segunda quincena de diciembre vamos a ver, ya básicamente estamos cerrando un plan político operativo del año 2020 como partido; y entonces ahí vamos a integrar elementos que sean importantes para tratar de una mejoría en nuestro desempeño.

¿Dependiendo de esa evaluación ?

Bueno, sí depende, no puedo adelantar nada pero como es normal vamos a evaluar todas las instancias.

¿Cómo le afecta la investigación por lavado de dinero de Alba Petróleos? Era el proyecto insigne del FMLN y que ahora todo se ha derrumbado.

En el nuevo liderazgo que estoy ejerciendo ahora al frente del FMLN hemos marcado claramente una distancia entre lo que es el FMLN, lo que hacemos en el FMLN y lo que representa el FMLN. El FMLN un partido político, en un proyecto político, el FMLN no representa empresas, tiene dentro de su militancia a gente que es empresaria, que son pequeños, medianos comerciantes, agricultores, no somos un partido de empresas. Yo llegué a plantear en varias veces que nosotros queremos aclarar que Alba Petróleos ha sido y es, y no sé en qué momento está hoy, es una empresa privada que se mueve y se rige por estándares de las leyes salvadoreñas.

¿Venezuela y Cuba siguen siendo los referentes del FMLN?

Yo nunca entendí que así fuera, y ahora le puedo decir con certeza como secretario general, nosotros no tenemos ni faros ni referentes, nosotros somos una izquierda con personalidad, somos una izquierda con historia, nosotros somos una izquierda que ha sido capaz de aprender, ha tenido aciertos, ha tenido errores como todos los proyectos políticos, pero es un proyecto que ha crecido y ha hecho enormes aportes a la construcción de la democracia salvadoreña; entonces por lo tanto hoy más que nunca si hay algo que la izquierda debe hacer es repensarse permanentemente y repensarse a partir de su propia realidad, a partir de su propia dinámica y a partir de sus propios desafíos. Yo no puedo pensar que una izquierda seria en este tiempo, y de cara a los próximos 15, 20 años, para tener éxito tenga que decir que su modelo es a,b,c país de Sur América, de Asia, no; porque de entrada se comete errores, uno puede aprender de otros procesos, y uno puede aprender y debe aprender de otras experiencias, pero uno tiene que ser capaz de interpretarse con personalidad propia a partir de tu realidad, de tu contexto y de tu historia y eso es lo que vamos a seguir haciendo en el FMLN.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines