Yo quiero ayudar a combatir las drogas”

Fue uno de los primeros empresarios secuestrados por la guerrilla, cayó en adicciones, se recuperó y ahora entra a la política.
Enlace copiado
Yo quiero ayudar a combatir las drogas”

Yo quiero ayudar a combatir las drogas”

Enlace copiado
[email protected]

Estuvo cuatro meses y medio secuestrado por el ERP al inicio del conflicto armado. Cuando fue liberado, después de que su familia pagó el rescate, cayó en el alcoholismo y las drogas. Mientras se rehabilitaba, contrató a un sicario para matar a Joaquín Villalobos y a Ana Guadalupe Martínez, cabecillas del grupo que lo plagió. Cuando reunía el dinero para pagar al asesino, bajo el consejo del Dr. Vitelio Luna, cambió de parecer. Años después los recibió a ambos en su casa, junto con el resto de la comandancia general del FMLN, para uno de los primeros encuentros entre la exguerrilla y la empresa privada. Y esta semana fue oficializada su candidatura a concejal de San Salvador, acompañando a Nayib Bukele.

¿Cómo es que un empresario de la derecha termina convirtiéndose en candidato a concejal con un partido de izquierda?

Lo que Nayib me ha propuesto es ayudar a la gente. Me ha buscado por la función de combatir el flagelo de las drogas. Me pidió que lo acompañara porque tenía experiencia en prevención y rehabilitación de drogas. No es lo mismo que el presidente de FUNDASALVA (que él creó) llegue ante el ministro de Educación para que haya un programa de prevención a que llegue un concejal de San Salvador. He hecho esto durante 25 años. Cuando fui secuestrado, no fui a un psiquiatra, fui con un cantinero. Y después caí en las drogas. Vengo de donde asustan y sé cómo tratar a la gente. Quiero ayudar a Nayib a combatir las drogas.

¿Hay un vínculo entre la violencia y las drogas?

Para mí, lo que causa la violencia es el consumo de las drogas.

¿Y usted será candidato por el FMLN después de que lo secuestraron?

Después de los Acuerdos de Paz me reuní con todos los comandantes. Cuando lo vi entrar (a Joaquín Villalobos) con Ana Guadalupe, supe que los había perdonado. Eso es lo que necesitamos para evitar la polarización.

¿Esa experiencia de perdón servirá a la sociedad?

Es parte del proceso para quitar la drogadicción. Todos (los drogadictos) tienen muchos resentimientos, un dolor en el alma que hay que descubrir. De ahí viene pedir perdón y perdonar; si no, tendremos odio en el alma.

¿Cómo ve la sociedad?

Muy polarizada. Veo mucho odio de clases. No debe haber odio de clases.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter