Yuki Takishima despierta la pasión musical en la Asociación ProArte

Enlace copiado
Compartiendo su talento. Yuki Takishima es una experta en composición musical que comparte su conocimiento con los jóvenes de la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil, como parte del voluntariado que realiza con JICA en nuestro país.

Compartiendo su talento. Yuki Takishima es una experta en composición musical que comparte su conocimiento con los jóvenes de la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil, como parte del voluntariado que realiza con JICA en nuestro país.

Yuki Takishima despierta la pasión musical en la Asociación ProArte

Yuki Takishima despierta la pasión musical en la Asociación ProArte

Enlace copiado
Habiendo estudiado música en Estados Unidos, al regresar a su país natal se incorporó al voluntariado de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), para poder compartir sus conocimientos musicales con otras personas en países menos desarrollados.

Fue así que Yuki Takishima fue enviada, en enero del año pasado, a cumplir su voluntariado a El Salvador, país sobre el que únicamente había escuchado del café que produce y de la pasión de sus habitantes por el fútbol, de quienes ahora destaca su amabilidad y cariño.

Además, descubrió que el café no es el único producto alimenticio de calidad en tierras cuscatlecas, ya que disfruta de la gastronomía y también comparte con jóvenes la pasión de la música clásica.

Takishima realiza su trabajo voluntario con la Asociación ProArte, de la cual depende la Orquesta Sinfónica Juvenil, con cuyos integrantes comparte sus conocimientos en composición y teoría de la música para mejorar el talento local.

“Yo solicité ser voluntaria, yo vine aquí en enero del año pasado; yo no sabía mucho de El Salvador en ese momento, solo del café y fútbol, estas dos cosas son famosas, pero no sabía dónde estaba”, cuenta.

Sus primeros días en el país los pasó con pequeños problemas para ambientarse, por el clima cálido. “Hace mucho calor”, dice, pero luego se fue acostumbrando y ahora es otro de los aspectos que disfruta de El Salvador.

Sobre su trabajo, afirma que el poder compartir con jóvenes talentosos de la música la llena de satisfacción, destacando que en el país hay mucho talento musical que debe ser explotado. “Hay jóvenes talentosos y tienen ganas de aprender mucho, hay gran posibilidad, pero no hay educación básica (musical en las escuelas)”, afirma.

Cuenta que el año pasado comenzó a dar clases de teoría de la música sin conocer el nivel que tenían sus alumnos, pero a pesar de lo difícil de la materia ellos continuaron llegando y supieron asimilar el conocimiento de la extranjera, algo que la llenó de alegría, ya que descubrió la capacidad de los jóvenes músicos nacionales.

Especialista en piano, la nipona señala que su trabajo con los jóvenes es darles consejos y guiarlos a ser mejores artistas, siendo su deseo que antes de finalizar su estancia en el país alguno de sus alumnos componga una melodía y la toque en un concierto. “Yo toco el piano, algunos estudiantes tocan piezas solos y yo toco el piano como acompañamiento, es buena oportunidad para darles consejos individuales”, dice.

Takishima afirma que la música es una buena herramienta para alejar de la violencia a los jóvenes, ya que genera una pasión que les hace usar su tiempo y energía de manera positiva.

A más de un año de estar en El Salvador sigue destacando la amabilidad de sus habitantes, la forma fácil para hacer amistades y, por supuesto, los alimentos de la campiña como los plátanos, los cuales prefiere sudados con azúcar y canela. Agrega que la pasión que poseen los salvadoreños es la que se necesita para desarrollar musicalmente al país, para que fluyan las notas musicales positivas.

Tags:

  • Extranjera de bien
  • pianista

Lee también

Comentarios

Newsletter