Lo más visto

Yuquería de Pénjamo, una parada obligatoria en Izalco

La tradicional yuca es acompañada en Izalco, Sonsonate, con su curtido, recaudo y chicharrón. 

Enlace copiado
Doña Marta Elena es una especialista en la elaboración de yuca salcochada. Foto: Óscar Josué Reyes.

Doña Marta Elena es una especialista en la elaboración de yuca salcochada. Foto: Óscar Josué Reyes.

Enlace copiado

La yuca salcochada y frita es una de las delicias culinarias preferida entre los salvadoreños, y sobre todo, mayormente reconocida por su calidad en el municipio de Izalco, en el departamento de Sonsonate.

La Yuqueria de la niña Tita, o también conocida como "Yuqueria de Pénjamo", se ha convertido con el paso de los años, en una parada obligatoria para los salvadoreños que visitan este pintoresco lugar en el occidente del país. Esto, a raíz de su amplia trayectoria y su calidad en la elaboración del tradicional platillo. El negocio es atendido por sus propietarios, Marta Elena Mundo, Danilo Rodríguez y Elizabeth de Rodríguez.

“La elaboración de la yuca, viene de herencia familiar. Fue a través de mi abuela paterna que ella aprendió (Marta), porque tenía un puesto en Atecozol (centro turístico). Luego, inició ella, pero ya le dio otro toque. Iniciamos en la esquina y según la historia, allí era conocida como la esquina de Pénjamo, entonces de allí se optó por ese nombre”, manifestó Danilo Rodríguez, hijo.  

La yuca es servida en hoja de plátano. Foto: Óscar Josué Reyes.

La familia Rodríguez Mundo, tiene 32 años de vender yuca sobre la 6.ª calle oriente, entre la 1.ª avenida Sur y avenida Morazán, en el municipio de Izalco, Sonsonate. Venden los días martes, jueves y sábado, a partir de las 2:00 de la tarde.

El precio del plato de yuca salcochada o frita oscila entre los $2.00 hasta los $3.00, la cual es acompañada por su curtido, ensalada, chicharrón. Además, el cliente puede incluir: lengua, cachete, hígado, corazón o patitas de cerdo.

Ellos destacan que aproximadamente atienden a 150 personas diariamente, la mayoría son residentes de la localidad, pero otros, llegan desde diferentes puntos del país, haciendo una parada obligatoria con la intención de degustar de la yuca salcochada o frita.

“Hemos tenido clientes que vienen desde San Miguel, buscándonos, además, en ocasiones nos han visitado personas del extranjero. Eso es gratificante para nosotros porque dice sobre la calidad de nuestro producto, pero al mismo tiempo, se convierte en una responsabilidad para nosotros mantener la calidad”, añadió Marta Elena.

La preferencia de los clientes por la yuqueria de Pénjamo, es notable, haciendo largas filas para   comprar la yuca de este lugar.

La familia Rodríguez comienza a preparar el principal producto y sus ingredientes a partir de las 7:00 de la mañana. Elaborando en promedio hasta 150 libras de yuca en cada día de venta.

Los clientes quedan satisfechos por el sabor de la yuca. Foto: Óscar Josué Reyes.

Los clientes coinciden que la diferencia de su yuca está en el sabor del caldo o conocido como recaudo.  

“El sazón que ella le da hace la diferencia con las demás. Aquí hay varias en Izalco, pero cuando una comida la sazonan bien, se diferencia y así es esta yuca. Considero que esta yuquería se ha ganado en ser la mejor de Izalco, por su amabilidad y su calidad.  Izalqueño que se respeta come yuca de la niña Tita”, mencionó Julio Martínez, cliente frecuente.

Marta Mundo, señala que no guarda el secreto especial en la preparación de la yuca, reiterando que está en disposición de enseñar a las personas interesadas en aprender en la elaboración de este producto. 

Tags:

  • Yuca
  • Izalco
  • Tradición
  • Comida

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines