Lo más visto

Zapateros piden ayuda para taller

Pago de alquiler y compra de materiales son sus principales necesidades.
Enlace copiado
Enlace copiado
El proyecto de continuar con la elaboración del calzado artesanal está cuesta arriba en Ahuachapán. A diario seis hombres se reúnen en una pequeña casa ubicada en la 1.ª calle poniente en el barrio Centro, en la cabecera departamental, para continuar con la enseñanza de ese oficio; sin embargo, a pesar de estar aglutinados en la Asociación Cooperativa de Comercio y Aprovisionamiento de Productores y Proveedores de Calzado de Ahuachapán (ACOOPCALZH), las limitaciones son grandes.

Jorge Antonio Pérez Reyes, uno de los elaboradores de calzado artesanal, manifestó que es un verdadero desafío conseguir los $50 mensuales que deben cancelar en concepto de alquiler de la vivienda de dos habitaciones que sirve como un pequeño taller de elaboración de calzado.

“Cada vez que llega la fecha de pago de la casa, es muy difícil porque no tenemos el dinero para hacerlo. Es muy duro estar sin un local propio”, dijo. Añadió que son cuatro las personas benefactoras del proyecto que dan una mínima aportación mensual.

Explicó que otra de las dificultades que enfrentan es no contar con el suficiente material de trabajo. Sostuvo que ACOOPCALZH ya tiene personería jurídica en el Ministerio de Hacienda, lo que les ha servido para ser beneficiados en programas del Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP) y de la Comisión Nacional de la Micro y la Pequeña Empresa (CONAMYPE), que les han prometido ayuda. La alcaldía dejó de apoyar a estos artesanos hace dos años.

Según el alcalde Abilio Flores, mensualmente la alcaldía desembolsaba $1,200 en salarios, alquiler del local y compra de material, y justificó la cancelación del aporte asegurando que en dos visitas al local se comprobó que los beneficiados eran muy pocos.

Tags:

Lee también

Comentarios