Lo más visto

¿Conoce usted el Lovi Lovi (Flacourtia inermes)?

Se conoce comúnmente en el ambiente internacional como Lovi, siendo originario de la India y Malasia, y en nuestro medio no es muy común, a no ser en colecciones de jardín botánico o en uno u otro jardín. Dicha planta fue traída a Lancetilla, Honduras, en 1927, pero a la fecha no se ha extendido mucho.
Enlace copiado
Enlace copiado
¿Cómo la obtuve? Viajando con mi hijo Manuel Mauricio y mi recordado amigo Rubén Darío Contreras por el CURLA (Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico) de Honduras, cerca del puerto de La Ceiba. Nos hicimos presentes en el banco de germoplasma que allí se tiene y observamos innumerables plantas, unas conocidas y otras no; conocimos sus nombres comunes, científicos, familia a que pertenecen y su origen; probamos algunos de los frutos, unos de sabor agradable y otros muy ácidos, pero era de gran satisfacción encontrarnos con ellas. Fuimos a una biblioteca, en donde adquirimos un libro con la descripción de todas las plantas que se tienen y aun cuando nuestro guía local ya nos lo había explicado, deseábamos conocer más sobre las que nos interesaban. Fuimos informados que se tenía un pequeño vivero, y si nos interesaba alguna planta en particular, allí la podríamos adquirir. Mientras conversábamos, una empleada nos ofreció un refresco, el que aceptamos. Lo probamos y el sabor era similar a mora, pero se nos indicó que no era eso. Entonces ¿qué es?, preguntamos. Se nos explicó que había sido elaborado de unos frutos rojos que antes habíamos probado y que resultaron ser muy ácidos. Se trataba de Lovi Lovi, fruta exótica que como antes se dijo es originaria de la India y Malasia. Revisé mi libro y allí se indicaba que se puede usar para preparar refrescos, vinos, jaleas y pasteles. El árbol puede crecer unos 8 metros, su follaje cuando es nuevo es de color rojizo, muy atractivo y es por ello que también lo usan en ornamentación. Se adapta muy bien al clima tropical, pudiéndose cultivar entre 0 a 800 metros sobre el nivel del mar, preferentemente donde llueven unos 2,000 mm al año. Aunque en El Salvador nuestro promedio de lluvia anual es de 1,800 mm, dicha planta no tiene inconveniente al ser plantada en zonas húmedas de la costa, en donde la he visto producir 2 cosechas al año. Es fácilmente reproducirlo por semilla que según se indica pierde su poder germinativo muy rápido y de germinar, lo hace en 15 días. Por tal razón, al entrar en producción nuevamente, tendré el cuidado de entregar suficiente semilla a mi buen amigo ingeniero Mariano Villatoro del bachillerato agrícola San Andrés, para que lo multiplique en forma similar a la que hace con muchas frutas, pues tener una planta en un jardín donde hay suficiente espacio estaría muy bien para uso casero y aumentar la disponibilidad de frutas en nuestro medio.

Leyendo más sobre el Lovi Lovi, se dice que en los lugares de origen existen muchas variedades, siendo algunas de sabor dulce, por lo que no sería raro que ya hayan sido introducidas a EUA, en el área de Florida, en donde los viajeros pueden preguntar en algún jardín botánico y traer semillas para su “incrementación”.

Vuelvo con mis amigos de Relaciones Exteriores. No concibo que los tantos embajadores y cónsules que tenemos diseminados por muchos países, especialmente en los trópicos asiáticos o americanos, no dispongan de un día festivo para visitar jardines botánicos y observar aquellas plantas que pudiesen adaptarse a nuestro medio, y de alguna manera traerlas al país, en el entendido que dicho material se entregue a una institución oficial o privada responsable que la reproduzca y la distribuya localmente, ya sea pagada o regalada, pero lo importante es que la tengamos.

[email protected]

Tags:

  • Manuel mauricio Martinez
  • gotas agricolas
  • Lovi

Lee también

Comentarios