¿Qué han hecho los Zamoranos por el país?

En los dos últimos artículos de Gotas Agrícolas me refería a lo que actualmente es Zamorano convertido en universidad internacional, pero ahora trataré sobre lo que han hecho sus egresados por el agro salvadoreño.
Enlace copiado
¿Qué han hecho los Zamoranos por el país?

¿Qué han hecho los Zamoranos por el país?

¿Qué han hecho los Zamoranos por el país?

¿Qué han hecho los Zamoranos por el país?

Enlace copiado
Al hacer un análisis retrospectivo, cabe mencionar que fue en 1946 que llegaron los primeros agrónomos graduados, cuando en el país no existía escuela que preparara técnicos con enseñanza teórico práctica y estuvieran dispuestos a prestar servicio en lugares apartados como Morazán, Chalatenango o a vivir en haciendas.

Estos jóvenes recién llegados no tuvieron inconveniente en aceptar trabajos poco remunerados y demostrar lo que se podía hacer con los pocos recursos que se disponía.

Muchos de los agricultores de la época se guiaban por las predicciones que contenía el almanaque Bristol y estaban aferrados a las tradiciones y a muchos mitos. Hubo que luchar arduamente para poder introducir nuevas técnicas que llevaran a mayor productividad y rentabilidad, pero a base de seleccionar los líderes comunales y con ellos establecer demostraciones prácticas. Otros fueron conociendo en sus propios lugares que valía la pena aceptarlas.

Los nuevos técnicos se encontraron que la avicultura era de aves de patio, alimentadas a base de maíz o maicillo y que año con año el cólera aviar mataba las aves por falta de vacunación. Se tuvo que introducir un nuevo tipo de avicultura, confinando las aves de razas especializadas en postura o doble propósito, alimentándolas a base de concentrados y bajo un riguroso programa de prevención de enfermedades y plagas.

Así se inició la avicultura tecnificada, que luego la empresa privada la tomó por su cuenta hasta llegar a lo que actualmente es la avicultura moderna.

Apoyados por la Asociación de Amigos de la Tierra se divulgaron sistemas de conservación de suelos (barreras de piedra o zacate, terrazas o acequias de contención a nivel), a fin de disminuir el problema de la erosión.

Varios trabajaron ayudando a los ganaderos enseñándoles técnicas de ensilaje, henificación, ordeño sin ternero e incluso ayudando a introducir el uso de la harina de algodón subproducto de la extracción de aceite de semilla de algodón.

Se trabajó mucho colaborando en la introducción de nuevas variedades de cereales, caña de azúcar, pastos e incluso en la introducción de los primeros híbridos llegados de ROCAMEX: H501 y H503, los que de entrada cuadruplicaron la producción, pero también hubo que enseñar como complemento el uso de fertilizantes y plaguicidas, y no habiendo disponibilidad de estos en el interior se colaboró en el establecimiento de los primeros agroservicios.

Se enseñaron técnicas de multiplicación de plantas por injertos y acodos y se trajeron nuevas variedades de frutales y ornamentales de Zamorano para mejorar lo que aquí se tenía.

Se organizaron los Clubes 4C para enseñar agricultura a los hijos de los agricultores.

Poco a poco se fue haciendo sentir la necesidad de más agrónomos para apoyo del agro. Fue así que don Roberto Quiñónez, a través de don Francisco de Sola, invitó al doctor Wilson Popenoe, director de Zamorano, para que ayudara a la fundación de la ENA. El mencionado doctor Popenoe donó los programas de Zamorano, plantas e incluso sugirió profesores hasta que la ENA se convirtió en fiel copia de Zamorano en 1957.

La ENA ha graduado excelentes técnicos en cantidades aceptables, pero desde el principio el doctor Popenoe hizo dos observaciones: 1) Que al estar cerca de lugares poblados, afectaría la disciplina y 2) Que al ser del Gobierno, sufriría mucho con los cambios frecuentes de estos.

Dado que los Zamoranos tuvieron destacada participación en el desarrollo del agro, pronto se les llamó a desempeñarse como ministros, subsecretarios, directores generales, gerentes y presidentes de bancos, empresas agrícolas, asesores especializados, profesores –seis de ellos han sido directores de la ENA–, otros son empresarios agrícolas y hasta periodistas agrícolas como el que escribe, que ofrece sus servicios ad honórem.

Hoy en día los Zamoranos tienen tres organizaciones en el país: FUNDEAGROS, que promueve la selección de candidatos para ingresar a Zamorano como estudiantes y ayudar a conseguir apoyo financiero; AGEAP, que agrupa a los egresados, y además existe una organización de padres de familia que trabaja buscando formar un fondo dotal para que más estudiantes ingresen y con más apoyo económico. Todas tienen personalidad jurídica.

[email protected]

Tags:

  • gotas agrícolas
  • zamoranos

Lee también

Comentarios

Newsletter