“Compramos en un mercado libre y vendemos en uno regulado”

Si la advertencia del presidente Mauricio Funes se cumple, los empresarios del transporte público de pasajeros verán reducido el subsidio asignado en lo que resta de 2012 y posiblemente eliminado en su totalidad cuando el anteproyecto del presupuesto general de la nación llegue a la Asamblea Legislativa.
Enlace copiado
Enlace copiado
La iniciativa sugerida por el mandatario supone bajar la compensación para los buses de $750 a $400 y para los microbuses de $375 a $200, dado que el Ejecutivo no tiene otra alternativa.

Rodrigo Contreras Teos, presidente de la Cámara Salvadoreña de la Industria del Transporte (CASIT), dijo ayer en la Entrevista en Línea de LA PRENSA GRÁFICA que percibe en la decisión del gobernante una contradicción, porque está lanzando una propuesta a pesar de que hay una mesa de diálogo instalada en Casa Presidencial con la participación directa de Hato Hasbún, secretario de Asuntos Estratégicos.

Contreras Teos advirtió que hay un “límite bastante peligroso” de continuidad en esa mesa de diálogo a partir de la reducción o eliminación del subsidio anunciado por Funes.

El dirigente gremial afirmó que el sector atraviesa en la actualidad por una crisis severa en tanto se ha visto obligado a absorber el incremento del galón de diesel hasta los $4.50, enfrenta competencia desleal, es extorsionado por las pandillas y el Gobierno no deja espacio para aumentar el costo del pasaje.

“Hace tres años cuando se negoció (el subsidio) en $800 y $400 teníamos $0.25 centavos y el precio del combustible estaba a $3.85 el galón”, recordó Contreras Teos.

Bajo esas difíciles condiciones al empresario no le resulta extraño que los buses se accidenten, tal como ocurrió el lunes pasado en Sonsonate, cuando una unidad se estrelló contra una vivienda y dejó 25 lesionados.

“Tenemos que ser sinceros y hablar con la realidad, no se puede esperar que haya un mantenimiento adecuado con una tarifa de $0.20 de hace seis años”, reparó.

Contreras Teos, quien además es secretario de la Mesa Nacional del Transporte, indicó que ciertas actitudes les hacen pensar que hay una situación oscura, como ocurrió con ANTEL (Administración Nacional de Telecomunicaciones), que nunca se modernizó, no se invirtió en ella y se le hizo quebrar para privatizarla.

“Compramos todos los insumos en el mercado libre, pero vendemos (el servicio) al Estado en un mercado regulado”, se quejó el dirigente.

Deuda pendiente

El pasado fin de semana más de una decena de dependencias de la Alcaldía de San Salvador debieron enfrentar serias dificultades luego de que el presidente Funes ordenara al presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) la suspensión del suministro de agua potable por una deuda de la comuna.

Contreras Teos consideró pertinente que el gobernante se vea en el mismo espejo, ya que el Ejecutivo tiene una deuda con los empresarios de buses a quienes les ha retrasado la entrega del subsidio durante tres meses.

“El llamado es al presidente, a que con la misma lógica que dio la orden de suspender el agua (a la alcaldía) también trate al transporte, porque entonces no vamos a dar un servicio eficiente.”

El transportista señaló que si el Ejecutivo elimina la compensación, tendrá que eliminar también lo que percibe en concepto del impuesto conocido como COTRANS y las llamadas telefónicas, un fondo que está destinado al pago del subsidio.

Mientras tanto, manifestó que esperarán que la discusión inicie en la Asamblea Legislativa, cuando el Ministerio de Hacienda entregue el anteproyecto de Presupuesto General de la Nación para el ejercicio fiscal 2013 este jueves.

Tags:

  • Microbuses
  • Hasbún
  • dirigente gremial

Lee también

Comentarios

Newsletter