Lo más visto

“Debemos hallar la mejor ruta para sacar adelante al país”

El coordinador de Mi Plan País, que servirá para el programa de gobierno de ARENA, aseguró que el candidato presidencial Norman Quijano ha dado libertad para el diseño de la propuesta.
Enlace copiado
Enlace copiado
Miguel Ángel Simán se considera una especie de puente para conectar las necesidades y sugerencias de la población con la fórmula presidencial del partido ARENA integrada por Norman Quijano y René Portillo Cuadra. No se considera un experto, pero afirma que su capacidad es traer estos a la mesa.

¿Cómo funcionará esta consulta?

Quisiera iniciar aclarando que más que ver esto como una consulta, lo vemos como un proceso de construcción de un plan de gobierno con visión de país. Es un proceso de construcción y no una consulta, porque en la consulta se tiene hecho ya el plan y lo único que se hace es llevarlo a validarlo con la gente o a pedir opiniones sobre qué piensan de lo que ya se hizo, nosotros no lo vemos así, creemos que es importante que el ciudadano elabore un plan de gobierno y ese plan debe de tener esa visión de país, y por eso hemos dicho que más que un plan de gobierno debe ser un plan de país y así lo hemos nombrado. Con esto lo que estamos diciendo, por un lado, es no solo que es un plan con visión de país, sino que es un plan que trasciende sectores, trasciende partidos políticos y que su eje principal es de los ciudadanos para los ciudadanos, es una iniciativa que abre un espacio para todos y de esa manera tener los mejores insumos para los desafíos y los problemas que tenemos en El Salvador. Hemos iniciado este esfuerzo con el afán de elaborar un plan de ruta que nos permita salir de la situación en que nos encontramos ahorita en el país.

¿Cómo se puede concatenar esta elaboración con la línea del partido? Porque puede ser que en algún momento surjan ideas que no sean parte de las apuestas y postulados partidarios.

Por un lado, ARENA y su candidato han demostrado mucha madurez política, porque en efecto ellos han facilitado que este esfuerzo trascienda a partidos políticos y que no importa que puedan haber diferencias de opinión; de hecho, estoy seguro que el plan de país que elaboremos va a tener opiniones con las cuales no estén de acuerdo todos los sectores, pero en esto uno tiene que escuchar, recoger los mejores insumos y definir a qué se le va a apostar para sacar adelante al país. Lo importante es que el proceso ofrezca un espacio abierto, de debate; y en ese proceso de debate nos vamos poniendo de acuerdo, y estoy seguro que tendremos que ponernos de acuerdo no solo con ARENA, sino que también con otros sectores y probablemente con otros partidos; para tratar, en efecto, de construir un plan de ruta que sea práctico, sostenible y que sea concreto también; porque al final del día se está desarrollando algo para que el candidato, una vez gane las elecciones y tome posesión del gobierno, en efecto desarrolle las propuestas que estamos sacando adelante. Por eso mismo es importante dejar claro que este servidor no viene en representación de nadie. No vengo representando ninguna institución, ninguna empresa, ninguna familia, lo estoy haciendo en mi calidad de ciudadano independiente... estoy haciendo esto como ciudadano, como Miguel Ángel, así me gusta decirlo. Quiero decir también que en ningún momento he dicho que yo he venido representando a la sociedad civil, hay una discusión sobre qué significa eso, yo no me voy a centrar en esa discusión.

¿Miguel Ángel va tener más libertad, no está predefinido lo que se espera de usted?

Sí. Esa es la frescura que le damos, y no solo vengo con ideas frescas, sino también con una apertura para escuchar ideas frescas; y no vengo con ninguna agenda predefinida y por eso, aclaraba, no vengo a consultar nada, venimos a escuchar y a traer los mejores insumos. Eso es importante, los salvadoreños quieren ser escuchados.

Ahora, un plan de gobierno debe tomar en cuenta muchas cosas, como el nivel máximo de endeudamiento, límites en seguridad pública. ¿Existe ese marco, y cuáles serían como las fronteras?

Me trae esa pregunta a cuál es mi rol y quiero ponerlo de esta manera: Yo vengo aquí como el cartógrafo a evaluar y conocer la topografía del terreno, y de esa manera vamos armando el plan y ese marco y ese diagnóstico. Y a la luz de ello es que tenemos que encontrar en ese plano cuál es la mejor ruta para sacar adelante al país. No vengo tampoco con marcos preconcebidos, creo que es importante que elaboremos esos marcos escuchando a los diferentes sectores ciudadanos, a la academia, a las iglesias, a los centros de pensamiento y desde luego hablando con la gente. Van a ver a este servidor también hablando con la gente. Creo que debemos tener la capacidad de ir a traer esos insumos, de tantear las realidades que hay en esos territorios para venir con propuestas audaces, concretas y eso es lo que nos entusiasma.

¿Y hay apertura de parte del candidato, del partido que representa?

Si no, no hubiera aceptado. Me sorprendió porque este servidor no ha venido del grupo de amigos de confianza del doctor Norman Quijano. Él ha tenido una trayectoria de servidor público, yo también la he tenido; pero en diferentes trincheras, digamos, y ciertamente a mí me sorprendió cuando él me invitó a hacer esto. Me sorprendió ver del doctor Quijano un gran interés por conocer, por aprender y desde luego una gran apertura para escuchar y para dialogar. Y no ha sido una vez, sino que en las diferentes reuniones que hemos tenido me ha encantado ese espíritu de él de realmente tratar de entender la problemática y cuáles son las posibles soluciones.

¿Cómo se estructura este proceso, cuáles son las etapas?

En primer lugar, creo que había que ordenar las ideas alrededor de cuáles son los ejes más importantes, las necesidades más palpables y ciertamente no se tiene que iniciar una gran consulta para darse cuenta cuáles son las prioridades del país, y por eso las hemos resumido en cinco grandes ejes. El primero es la generación de oportunidades a través de la reactivación económica; el segundo es la seguridad, todos estamos claros que hay que atender los temas de seguridad en sus diferentes aspectos, no solo prevención, combate a la delincuencia, cumplimiento de penas o reinserción, también ver los temas de la tregua. La tregua es una oportunidad y al mismo tiempo un desafío, debemos a través de este eje estratégico analizar ese marco y a la vez diseñar el plan de ruta para mejorar la seguridad. Un tercer eje es la inversión social y el acceso a servicios básicos, esto es importante para seguir combatiendo la pobreza en el país y que desafortunadamente ha venido incrementando. El cuarto gran eje es el de la educación, cultura y deporte. Y un quinto eje es el de transparencia y fortalecimiento institucional, es importante que sigamos trabajando en los temas de acceso a la información pública, rendición de cuentas y, desde luego, el fortalecimiento institucional en cuanto a la independencia de las instancias del Estado.

¿Qué se va a priorizar en el plan: lo que proponga la ciudadanía, lo que digan los expertos o habrá una conjunción de ambos?

Lo veo de esta manera, vamos a tener comisiones de especialistas que nos ayuden ciertamente a construir programas. Ahora, esos programas se deben fundamentar en las demandas que la población está haciendo, normalmente la población pide mejora de la infraestructura básica, escuelas, programas de salud, pero generalmente los plantea en términos bien específicos.

A veces el funcionario llega diciendo: le vamos a dar esto.

La clave está en recibir esas demandas. Por ejemplo en el tema de las calles, todos los municipios están diciendo que hay que recuperar la red vial, entonces los expertos deben agarrar esa información y plantearla en un programa de política pública. No debe de haber una desvinculación porque si no, se está armando un plan que no tiene nada que ver con lo que la población está pidiendo.

Decía el candidato que los alcaldes de municipios declarados libres de violencia no salen bien evaluados en las encuestas internas. Pero en su plan veo que se debe considerar esa tregua como un desafío y como oportunidad.

Creo que en un país como el nuestro, en donde enfrentamos problemas que a veces van más allá de nuestras capacidades, es normal que los gobiernos locales, que el Gobierno nacional y diferentes instancias del Estado busquen creativamente alternativas para atender los problemas, algunos de ellos van a funcionar, algunos no, pero yo he aprendido que uno tiene que ver las cosas con apertura, con criterio constructivo, y evaluar si en efecto estas iniciativas en el campo están funcionando o no, y sobre eso ir tomando conclusiones, pero yo no puedo venir aquí a hablar que queremos abrir unos espacios de participación para construir un plan y yo venga prejuiciado que no a la tregua o que sí a la tregua. Tenemos que venir con la apertura, y una de las primeras cosas que vamos a hacer es justamente sentarnos con aquellos que proponen que le demos fuerza al tema de la tregua, así como con aquellos que están diciendo que no, que la tregua es un adefesio jurídico.

¿Cómo harán para que no haya contradicción entre el plan y el discurso del candidato?

De dos maneras. La primera es que, en efecto, el proceso de construir un plan no solamente implica para este servidor estar tomando insumos y elaborando propuestas, implica estarlas debatiendo también con el candidato y su compañero de fórmula para irnos poniendo de acuerdo. Y este servidor tiene el trabajo, en efecto, de estarle haciendo ver: ‘Doctor Quijano, esto es lo que la gente está demandando y esto es lo que los expertos están diciendo’... así que no significa que nosotros vamos a hacer un proceso de elaboración de un plan y que hasta dentro de cinco meses le vamos a decir ‘aquí está este documento’; pero por otro lado no olviden que él también anda en el campo, se está reuniendo con las comunidades, por lo tanto también el doctor Quijano, así como el doctor Portillo Cuadra, estarán recogiendo los insumos que las comunidades le planteen durante las visitas de campo; y ellos también nos los van a estar acercando a nuestra mesa.

¿Cómo armonizar la demanda de más subsidio de la población y el tema del endeudamiento?

No puedo adelantar comentario específico en esto cuando en este momento estamos conformando los equipos para hacer el abordaje sobre estos temas, pero sí puedo comentar que... el deterioro fiscal que hemos venido viviendo ciertamente va a ser un aspecto que tiene sus consecuencias para todos los salvadoreños; y el tema de los subsidios, ciertamente es un tema que puede verse afectado si no le encontramos una salida viable al país y a la construcción de la confianza que permita el crecimiento de la inversión que a su vez genere un crecimiento económico y que en consecuencia genere los recursos que el Estado necesita para hacerle frente a todas las necesidades.

Mucha población consultada incluso podría pedir ampliación de subsidios, ¿será en este tema un trabajo para los expertos?

Vamos a tener que hacer los debates que sean necesarios para encontrarle la salida adecuada al tema fiscal que vive el país, no hay que olvidar que desafortunadamente El Salvador ha perdido su calificación de inversión y los indicadores se han venido deteriorando en general, no solo los indicadores fiscales; y tenemos que asegurar que encontramos el camino para ir ordenando, consolidando las finanzas públicas, para ir haciendo viable y sostenibles todos los programas sociales que el país ha venido construyendo a lo largo de todos estos años.

¿El equipo que va a elaborar el plan de país ya está consolidado o está en proceso?

Todavía no, estamos en proceso de consolidar las comisiones, estamos bien entusiasmados que una gran cantidad de profesionales y especialistas se han volcado con entusiasmo a querer apoyar.

Tags:

  • Miguel Siman
  • Mi plan Pais
  • ARENA

Lee también

Comentarios