“Es crucial la prudencia y la responsabilidad en el manejo del fuego”

El Salvador ha entrado en una nueva dinámica de relación hombre-naturaleza que pocos dudan en vincular a las consecuencias del cambio climático.
Enlace copiado
Enlace copiado
En el invierno hay lluvias torrenciales con severas inundaciones y en el verano elevadas temperaturas y el aumento de incendios forestales descontrolados.

Las autoridades del Sistema de Protección Civil registran que solo en el primer trimestre de este año hubo en el país más de 60 incendios, la mayoría en grandes extensiones forestales o de reserva, como el parque Walter Deininger, en La Libertad. El aumento es sensible, puesto que en 2012 solo se registraron 55 casos. Cómo enfrentar estos fenómenos dependería más de la acción del hombre.

Jorge Meléndez, director de Protección Civil y secretario para Asuntos de Vulnerabilidad, indicó: “Es crucial la actitud de la población para tener prudencia y responsabilidad en el manejo del fuego”, aunque reconoció que el uso del mismo está relacionado a la “costumbre de la quema de rastrojos, potreros y basura, lo cual combinado con los vientos se convierte en causa de incendios.

Meléndez, como principal responsable de la prevención y reacción ante los desastres naturales, afirmó que la nueva condición que está viviendo El Salvador “está íntimamente ligado al cambio climático, que no solo afecta periódicamente en el invierno, (sino que) ahora tenemos incidencia de incendios forestales”.

El incendio del parque Deininger llamó especial atención para el funcionario, porque una vez extinguido el siniestro resurgió en al menos cinco lugares distintos y por eso no dejó de desvalorar las estimaciones de algunos vecinos de la zona que especulan la relación con aquellos que se quedaron sin trabajo cuando se suspendió la construcción de rondas en la zona.

Meléndez precisó que hay una “nueva realidad” con el cambio climático y el uso de agroquímicos por parte de los agricultores que no se preocupan de tener un terreno enriquecido, porque para eso compran abono, lo cual les “vuelve más fácil la vida aunque estemos contaminando el suelo”.

“Debemos comprender que estamos caminando en un sentido no muy apropiado”, dijo Meléndez al advertir esa relación tensa que se origina entre el hombre y la naturaleza y sobre la cual “la sociedad tiene que cobrar conciencia que es una nueva realidad”.

Plan vacacional

Mientras tanto, las diversas instituciones del Ejecutivo se han puesto en máxima tensión debido al desarrollo de los planes de contingencia en la vacación de Semana Santa.

Meléndez recordó que desde 2009 se ha marcado una fuerte tendencia a la disminución de atención por fallecimientos y que a pesar de parecer demasiado optimista, sigue creyendo que el país puede lograr cero fallecidos durante la Semana Santa, como ocurre en Panamá donde nadie lamenta casos fatales.

Cuando se inició con el esfuerzo en 2009, indicó, “veníamos de registrar 64 ahogados en Semana Santa”, pero en 2010 fueron 41 víctimas mortales y en 2011 se redujo a 26.

La mayoría de las personas que han fallecido en las playas son ebrios que ingresaron al mar en estado de ebriedad; el otro grupo lo conforma menores de edad, dijo el titular de Protección Civil.

Por esos hechos, consideró, habrá más control de salvavidas y autoridades en playas y carreteras, respectivamente. En esa dirección, anticipó, ninguna de las personas puede estar dentro de las playas después de las 5 de la tarde.

Incluso, advirtió que las excursiones que superen las 25 personas deben pedir permiso al Viceministerio de Transporte y llevar un salvavida.

“Queremos que la familia se divierta, se unifique más, que deje el estrés y se llene de vida”, manifestó Meléndez.

Tags:

  • ;posicion horizontal
  • voto secreto
  • democratizacion

Lee también

Comentarios

Newsletter