Lo más visto

Más de El Salvador

“Inversión en educación necesita ser reenfocada”

FIECA insta a cuidar de no invertir en programas populistas que pierden el horizonte
Enlace copiado
“Inversión en educación necesita ser reenfocada”

“Inversión en educación necesita ser reenfocada”

“Inversión en educación necesita ser reenfocada”

“Inversión en educación necesita ser reenfocada”

Enlace copiado
La inversión realizada en educación debe ser reenfocada para que produzca resultados que impacten en el desarrollo social y económico del país. Esa es una de las premisas del estudio analítico “El financiamiento de la educación en El Salvador” de la Fundación Innovaciones Educativas Salvadoreñas (FIECA) junto al Ministerio de Educación (MINED) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia.

“No habrá desarrollo, crecimiento ni mejor bienestar de la población sin un sistema educativo de calidad, lo cual requiere un mínimo de una visión de largo plazo, un enfoque orientado a la calidad lo que no niega los accesos”, considera Felipe Rivas, presidente de la FIECA.

El experto señala que en la región centroamericana los gobiernos se enfrentan a serias limitantes para destinar más recursos a la educación pública; entre estos, altos niveles de déficit fiscal, aumento de los gastos corrientes, poca recaudación y limitado crecimiento, que conforman un “bloque perverso”.

El Salvador destinó en la última década (2001-2011) más de $6,300 millones para cumplir con los objetivos institucionales en educación, con incrementos anuales por asignaciones adicionales que surgieron en respuesta a necesidades de atención a emergencias como el huracán Ida o la tormenta tropical 12-E, por incrementos salariales de los docentes, demandas urgentes, implementación del plan anticrisis y otros rubros.

Dichas necesidades se han financiado con fondos propios, préstamos internacionales, emisión y colocación de bonos del Estado y acuerdos ejecutivos para realizar transferencias financieras desde el Ministerio de Hacienda.

La ejecución presupuestaria siempre es alta debido principalmente a que $6 de cada $10 son destinados a remuneraciones, $1 a adquisición de bienes y servicios y $0.40 a inversiones en activos fijos, entre otros gastos (ver gráficas).

“No basta aumentar los presupuestos si no se distribuyen a las necesidades fundamentales. Vamos a invertir más bien en la dignificación docente, ambientes educativos, mediación pedagógica, tecnología y mejor conocimiento o vamos a seguir en la parte de accesorios que son fundamentales pero no todo”, afirmó Rivas.

El resumen ejecutivo de la ejecución presupuestaria a noviembre de 2012 realizado por Hacienda consigna: “Los gastos devengados por el Ramo de Educación ascendieron a $717.55 millones representando el 85.71% de la asignación modificada”.

Agrega que la orientación de los recursos “estuvo dirigida especialmente a fortalecer los programas educativos como la dotación gratuita de uniformes, zapatos y útiles escolares, Programa de Alimentación Escolar y Programa de Mejoramiento de los Ambientes Escolares y Recursos Educativos entre otros”.

Rivas interpreta la distribución actual de los recursos educativos como una inversión que garantiza el enfoque de derechos pero vinculado a la subsistencia, que es positivo en dinámicas de crisis extremas porque retiene a los estudiantes en la escuela, provee de condiciones mínimas en el salón de clases (lo que incluso hacen países desarrollados), pero no es la esencia de los aprendizajes significativos.

“Por eso contrasta que América Latina tiene indicadores de crecimiento similares a los países de Asia y los mejores resultados están allá con los mismos recursos a veces. Hay que tener cuidado de que estos programas no sean populistas y pierdan el horizonte de inversión”, dijo el analista.

De hecho, contrario al objetivo planteado con el programa de paquetes escolares, la matrícula había caído a agosto de este año en casi 25,000 estudiantes principalmente de los niveles de parvularia y básica.

Sobre este punto la comisión de cultura y educación de la Asamblea Legislativa cuestionó en octubre pasado a las autoridades del MINED, estas últimas negaron que haya descenso.

“Se invierte por alumno pero al cruzarlo con tasas netas de matrícula vemos un choque importante en donde no tenemos resultados y sigue concentrándose la inversión pública en sectores medios y altos, aunque se crea que es más para sectores populares”, agregó Rivas.

El estudio de la FIECA plantea que, ante un escenario donde los pocos recursos que se tienen no se invierten adecuadamente, no será posible cumplir al año 2015 y 2021 con los objetivos trazados en Escuela para Todos ni los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con educación.

Tags:

  • FIECA
  • financiamiento
  • educacion
  • MINED
  • Fondo de Naciones Unidas para la Infancia

Lee también

Comentarios