“La reforma migratoria producirá un hecho relevante en el turismo”

En Estados Unidos se ha abierto una discusión política de fondo que promete a futuro el desarrollo de una reforma migratoria integral que beneficiaría a unas 11 millones de personas, población que también está integrada por salvadoreños que no han regularizado su estatus.
Enlace copiado
Enlace copiado


La posible reforma es vista desde El Salvador con mucha expectativa, por el beneficio directo para los compatriotas y también por el potencial que abriría para el desarrollo del turismo y su aporte a la economía salvadoreña.

José Napoleón Duarte, ministro de Turismo, afirmó ayer que esa reforma “va a producir un hecho relevante” al provocar un aumento en la cantidad de compatriotas que viajan a El Salvador y que eventualmente, por razones migratorias obvias, no lo pueden hacer.

“El turismo va a despegar y se duplicará el número de visitas”, dijo el ministro al estimar que hay en Estados Unidos 2.5 millones de salvadoreños, mientras que actualmente cerca de 400,000 visitan a sus familiares.

De acuerdo con el funcionario, esa posibilidad de “crecimientos impresionantes” ocurrirá en los próximos cinco años y en el país “debemos prepararnos para una oferta turística adecuada, porque ellos vienen a disfrutar de este país”.

La posición del ministro es totalmente distante a otras que sugieren una disminución paulatina, pero sostenida, de los viajes de compatriotas hacia su país, como se vaticinó con el caso del envío de las remesas, que cada año suman cerca de $4,000 millones.

“No creo que los salvadoreños nos desvinculemos, eso jamás va a pasar”, dijo el titular de Turismo tras considerar que las remesas han seguido llegando y en algunos casos aumentando.

Otro factor que genera optimismo, según el funcionario, es el voto en el exterior, en tanto que provocará “un salto cualitativo de ciudadanización” que tendrá como consecuencia fortalecer la cercanía entre la diáspora y su país.

Incluso, Duarte se adelantó a sugerir la posibilidad de que tras la elección del papa Francisco se arribe a la santificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, lo cual fortalecería el “turismo religioso”.

En esa línea, sostuvo que desde el Ministerio de Turismo se han dado algunos pasos como la creación de la Ruta Monseñor Romero, que incluye la visita a 10 lugares emblemáticos en la vida del obispo mártir, como la Catedral Metropolitana y el Museo de los Mártires de la Universidad Centroamericana (UCA).

El turismo, sostuvo Duarte, produce para el país un promedio de $770 millones anuales, cifra que anticipa en incremento sostenido para los próximos años.

Proyecto El Icacal

Desde el año pasado, la Asamblea Legislativa tiene en sus manos un proyecto de decreto mediante el cual la Corporación Salvadoreña de Turismo (CORSATUR) solicitó la autorización para “vender los inmuebles de su propiedad” ubicados en la playa El Icacal, en Conchagua, jurisdicción de La Unión, con un área que supera las 64 manzanas.

La propuesta de ley establece algunas condiciones para la empresa que quiera invertir, y estas son: ser una empresa hotelera con más de 10 años de experiencia, que maneje en la actualidad unas 1,500 habitaciones, experiencia turística en al menos cuatro países de América Latina y que el proyecto inicial cuente con al menos 250 habitaciones. Se teme que esas condiciones dejen fuera a los pequeños y medianos empresarios del rubro.

Duarte precisó que para potenciar el turismo “lo que necesitamos son polos de desarrollo… Un gran proyecto que tenga sostenibilidad, que saque una inversión en siete años, que tenga flujos importantes de turismo”.

Sostuvo que se requiere de una inversión de $10 o $20 millones y “si introducimos cosas pequeñas, eso no va a generar impacto”.

Tags:

  • ;posicion horizontal
  • voto secreto
  • democratizacion

Lee también

Comentarios

Newsletter