50 sombras de Grey decepciona en Berlinale con su erotismo "light"

A muchos les sorprendió los apenas once minutos -cronometrados por varios críticos- de escenas de sexo y la suavidad de muchas de las imágenes, que, dado los ríos de tinta gastados en torno al filme, se esperaban tal vez más ásperas.
Enlace copiado
50 sombras de Grey decepciona en Berlinale con su erotismo

50 sombras de Grey decepciona en Berlinale con su erotismo "light"

50 sombras de Grey decepciona en Berlinale con su erotismo

50 sombras de Grey decepciona en Berlinale con su erotismo "light"

Enlace copiado
Sin duda, la adaptación de "Cincuenta sombras de Grey" era una de las películas del año. Sobre ella habían corrido ríos de tinta, aunque los estudios Universal se ocuparon de que se supiera muy poco de su verdadera carga erótica. Y cuando hoy la prensa pudo por fin verla en la Berlinale, la sensación general fue: "¿Tanto revuelo para esto?"

En realidad, la sorpresa no fue tanta. Inspirada en el primer volumen de la trilogía de E.L. James, que consiguió un éxito sin precedentes para el género con la venta de unos 100 millones de ejemplares, la película había obtenido la calificación "R" en Estados Unidos. Y eso significa que, pese a incluir "contenido para adultos", los menores de 17 años podrán verla acompañados de sus padres.

La directora Sam Taylor optó por contar de forma más o menos clásica una historia de deseo y amor complicado por el abismo que separa a sus protagonistas, evitando planos revolucionarios, polémicos o excesivamente explícitos.

No ahorra sin embargo al espectador algunos de los capítulos sadomasoquistas en el "cuarto de juegos" que conquistaron a millones de lectores cuando apareció en las librerías el primer volumen de una trilogía que prácticamente reinventó el género.

Lo hace, no obstante, con más palabras que imágenes en una película de dos horas en la que la primera escena de sexo llega pasado el minuto cuarenta.

A lo largo de aproximadamente dos horas, la hija de Melanie Griffith y Don Johnson se mete en la piel de la joven Anastasia (Ana para los amigos), una estudiante de Filología inglesa que, por hacerle un favor a una amiga, acaba entrevistando al atractivo y multimillonario empresario Christian Grey (Dornan). Y el flechazo es inmediato.

Sin embargo, Grey se cierra de plano a tener una relación "como la gente normal". "El romance no es lo mío. Y tengo unos gustos muy especiales", advierte a la inexperta Ana antes de "cortejarla" con frases como "Yo no hago el amor. Yo follo. Duro". Cuando intuye la curiosidad de ella, le muestra por fin lo que esconde su "sala de juegos", iniciándola en un viaje que la joven no está segura de querer emprender.

En su segundo largometraje tras el biopic de John Lennon "Nowhere Boy", la británica Sam Taylor-Johnson tuvo que lidiar con material de alto voltaje para mantenerse fiel al libro sin perjudicar la futura taquilla. Y es que a juzgar por el revuelo que generaba cada nuevo fotograma del film y el éxito de la preventa de entradas para el estreno comercial de este viernes, la película está llamada a batir récords.

Así, y como se había anunciado, se ve mucha piel desnuda, sí, pero la cineasta apuesta más por el erotismo de lo que no se muestra que por el sexo salvaje y sadomasoquista del libro.

Grey despliega ante los ojos de una asustada Anastasia su colección de "juguetes", pero en la práctica, todo resulta "muy light", en palabras de un periodista. No hay nada pornográfico, sino que se trata más bien de una historia de amor con escenas algo subidas de tono.

No obstante, y pese a la decepción de muchos, la crítica destacó el buen hacer de los dos jóvenes y casi desconocidos intérpretes: tras "Crazy in Alabama" -la ópera prima de su padrastro Antonio Banderas- o "Need for Speed", éste es el primer papel protagonista para Dakota Johnson, mientras que el ex modelo Dornan, que debutó como amante de María Antonieta en el filme de Sofia Coppola, lidera actualmente el reparto de la serie "La caza".

Así, los seguidores más puristas de la trilogía tendrán que esperar a la secuela -que ya se ha confirmado- si quieren ver a Anastasia y Christian realmente metidos en algo más fuerte. Mientras, al ritmo del "Crazy In Love" de Beyoncé, deberán conformarse con esta versión romántica que, siguiendo una estudiada estrategia de marketing, llega puntual para San Valentín.

Tags:

  • cincuenta sombras de grey
  • berlin
  • e.l. james
  • christian grey
  • anastasia steele

Lee también

Comentarios

Newsletter