Lo más visto

Más de Farándula

Adele se definió como “la artista maldita”

La cantante británica Adele llega este día a los 30 años de edad con una carrera cargada de éxitos, entre ellos 15 premios Grammy, así como un premio Óscar a mejor canción original por “Skyfall”.
Enlace copiado
Adele

Adele

Enlace copiado

Es una estrella mundial y la cantante más rica de Reino Unido, pero los directivos de la industria musical con frecuencia siguen pasándola por alto en las reuniones de negocios del sector: así se lo contó Adele a la revista musical Rolling Stone, donde se definió como “la artista maldita”.

Su éxito ha sido imparable desde que comenzó su carrera a los 19 años, pero sigue con los pies en la tierra. Hoy cumple 30 años.

“Soy la artista maldita... ¡Maldita sea, no me traten otra vez con arrogancia desde arriba!”, se indignaba la feminista y defensora de los derechos laborales, que hoy celebrará la fecha con una pequeña fiesta con familia y amigos. Actualmente vive en Los Ángeles.

Me pongo nerviosa en el escenario. Por eso no puedo evitar hablar. Le digo a mi cerebro: deja de enviarle palabras a mi boca”, 
sobre el pánico escénico que sufre en sus presentaciones.

Adele Adkins creció en el barrio londinense de Tottenham, venido a menos, criada por su madre, Penny, que la tuvo cuando solo era una adolescente. Estudió en la prestigiosa academia de música y actuación BRIT School y creció admirando a las Spice Girls y a Stevie Nicks. Antes de publicar su primer álbum, la joven Adele ya era muy valorada.

En casa escribió “19”, el álbum con el que debutó en 2008, con ritmos predominantemente acústicos y de jazz y que bautizó con su edad de entonces. Después firmó un contrato con el sello discográfico indie XL.

A veces sigue manifestando su nostalgia por aquellos tiempos, echando de menos la despreocupación que sentía cuando escribía solo para ella misma, sin la presión de la industria musical.

Logró la fama internacional en 2009 con el single “Chasing Pavements” con el que logró 15 premios Grammy. Le siguió en 2011 su exitoso álbum “21”, con 30 millones de ventas. Pero su voz sufrió y se vio obligada a cancelar conciertos y tuvo que ser operada.

Una enorme conmoción para ella, porque su voz cambió y se hizo más clara y amplia y menos ronca. Sus registros dramáticos de mezzosoprano ganaron en altura.

 (La fama) es realmente perjudicial y creo que uno es arrastrado fácilmente”, sobre el miedo que le tiene a la fama, principalmente tras la caída, documentada públicamente, de Amy Winehouse.

Volvió a los escenarios en 2012 en la entrega de los Grammy, cuando ya estaba embarazada de su hijo Angelo.

Dos años tardó en escribir su melancólico “25”, cuya primera versión revisó completamente porque le parecía superficial.

50
Su tema “Hello” sumó 50 millones de visitas en la plataforma de video YouTube en las primeras 48 horas. Con él volvió a arrasar en los Grammy el año pasado, imponiéndose a artistas de la talla de Justin Bieber, Sturgill Simpson, Drake o Beyoncé, quien es “la artista de mi vida”, según dijo.

Lee también

Comentarios