Antonio Banderas dice que quedan “muchas orejas por cortar”

El actor de “Philadelphia” (“Filadelfia”) o “The Mask of Zorro” (“La máscara del Zorro”), que también ha dirigido y producido sus propias películas, se ha recuperado de un infarto al corazón que sufrió en enero por el que estuvo internado brevemente en una clínica en Suiza.

Enlace copiado
Foto de AP

Foto de AP

Enlace copiado

Antonio Banderas señaló que todavía le quedan “muchas orejas por cortar”, en un guiño a una práctica habitual en el mundo del toreo con el que prometió el sábado extender una carrera profesional que fue reconocida con el Premio Nacional de Cinematografía en España.

El actor de “Philadelphia” (“Filadelfia”) o “The Mask of Zorro” (“La máscara del Zorro”), que también ha dirigido y producido sus propias películas, se ha recuperado de un infarto al corazón que sufrió en enero por el que estuvo internado brevemente en una clínica en Suiza.

La entrega del premio se realizó el sábado en el marco de la 65ta edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, en cuyo guión también se ha colado la crisis política provocada por el referéndum de independencia que el gobierno regional de Cataluña quiere celebrar en octubre.

En referencia al voto, que el gobierno español considera ilegal, el actor dijo que “uno de los retos a los que se enfrenta España es la maravillosa imperfección”, y señaló que “lo que tenemos por delante es un aprueba de carácter y la voluntad para sobreponerse y crecer”.

Banderas recordó cómo sus años formativos transcurrieron en paralelo al paso de España de la dictadura de Francisco Franco a la democracia, a finales de los años 70. “Creí entonces y ahora en ese proyecto común llamado España y a veces estoy orgulloso de él y a veces no, pero no puedo evitar quererla”, señaló el actor de 57 años.

El actor recibió el premio de manos del ministro de Cultura de España, Íñigo Méndez de Vigo, que alabó cómo Banderas “ha logrado imprimir un carácter propio a todos sus personajes” y que “ha sobrevivido a su propio éxito para no parar de crecer, dirigiendo sus propias películas, interpretando, produciendo, cantando y, creando y exprimiendo al máximo su talento”.

Banderas “ha sabido regresar al hogar que le vio crecer”, dijo el ministro destacando las raíces del intérprete en Málaga, “a pesar de haber recorrido el mundo, de haber trepado a lo más alto del cartel, y de haber sufrido también duros contratiempos”.

Según Méndez de Vigo, la etiqueta de “latin-lover” que Banderas se forjó con sus interpretaciones en producciones norteamericanas como “Two Much” o “Desperado”, así como su participación en un vídeo musical de la cantante de pop Madonna, “no hace justicia al verdadero valor de Banderas en el cine de las últimas décadas”.

El director Carlos Saura, que dirige la película “Guernica” en la que Banderas interpretará a Pablo Picasso, señaló en la ceremonia que el actor es “un ejemplo de que se puede hacer cine en España y fuera de España”.

La actriz Paz Vega señaló que Banderas es “un modelo a seguir por los actores” del país y destacó la energía, “pura pasión” y la “luz que irradia” el actor.

El Premio Nacional de Cinematografía está dotado con 30.000 euros (35.000 dólares) que el actor dijo que donará a la Escuela Nacional de Arte Dramático de Málaga donde estudió.

Los directores españoles Fernando Trueba, J. A. Bayona y Álex de la Iglesia así como los actores Isabel Verdú, Javier Bardem y Ángela Molina han sido galardonados en años anteriores con el Premio Nacional de Cinematografía.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter