Lo más visto

Arcade Fire retorna al territorio del rock

La banda canadiense regresa a sonidos conocidos en su nuevo disco: “Everything Now”. Se trata del quinto álbum de Arcade Fire, que mantiene su eclecticismo.
Enlace copiado
Arcade Fire retorna al territorio del rock

Arcade Fire retorna al territorio del rock

Enlace copiado
Con 47 minutos de duración y un sonido que no representa un desvío tan radical como el que encarnó el disco anterior, (“Reflektor”, 2013), la banda canadiense Arcade Fire vuelve con “Everything Now”, un álbum que parece menos ambicioso artísticamente.

Ahora vuelven al rock, pero lo hacen con la experiencia de haber aprendido a bailar y disfrutar del hedonismo del acto de la danza. Por eso es que el nuevo disco sigue teniendo un pulso apto para moverse, y será interesante oír los remixes que puedan salir de este repertorio.

Lo principal, sin embargo, sigue siendo el retorno al redil rockero y a algunos de sus paradigmas. En este caso, el álbum tiene un aire conceptual. Que la canción que abre el disco sea la “continuación” de la última, y a su vez sea parte –ligeramente alterada– de la canción que le da título a todo el álbum es tal vez el indicio más obvio de las aspiraciones de Arcade Fire de presentar un trabajo unido por su temática: el análisis y la crítica de la influencia que ejercen los medios y, en particular, las redes sociales en el presente y en la cotidianeidad de las personas, en particular las jóvenes.

Si antes los punks proclamaban “No future” y otros decían “No sé lo que quiero, pero lo quiero ya”, ahora se pide por contenidos infinitos, por un “grifo” que nos dé canciones, películas, series, fotos, videos, tuits y posteos sin parar, todo el tiempo. La canción “Infinite Content”, claro, está ubicada en el medio del disco, y separada en dos partes.

Hay un poco (o bastante) de cliché en todo esto, pero los encabezados por el grandulón Win Butler logran salir bien parados de todo este asunto porque las canciones y sus sonidos son mejores que las aspiraciones temáticas.

Los coros femeninos que casi son cánticos tribales son uno de los elementos sonoros recurrentes en el álbum, y le dan a este un aire visceral y natural que funciona como un contraste a todo lo que está mediado por la tecnología y el artificio.

A eso se le suma que la banda, con el camino que ha recorrido, ha conseguido una armoniosa unión entre los elementos más típicos del rock (el riff de guitarra distorsionada, por ejemplo), con el swing y la sofisticación de sonidos y estilos discotequeros.

En estos años, Arcade Fire se ha plantado como la esperanza blanca y moderna del rock. Sigue en esa misión.

El grupo

Arcade Fire fue fundado en 2001 por Win Butler y Josh Deu. La agrupación ganó relevancia con su primer disco, “Funeral” (2004), que fue aclamado por la crítica. Sus siguientes discos fueron “Neon Bible” (2007), “The Suburbs” (2010), “Reflektor” (2013) y “Everything Now” (2017).

Este último disco es el primero que los canadienses lanzan con una gran discográfica (Columbia), ya que antes los canadienses trabajaron con el reconocido sello independiente Merge Records.

Tags:

  • everything now
  • arcade fire
  • disco
  • canciones

Lee también

Comentarios