Lo más visto

Más de Farándula

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Revista Viva entrevistó a Arturo Muyshondt, productor y actor de “El Pastor”, filme que se estrenará en cines salvadoreños el próximo 3 de noviembre. Conoce acerca de su trayectoria y su experiencia en la producción.
Enlace copiado
Revista Viva, 23 de Octubre de 2016, Entrevista    Arturo Muyshondt, cineasta salvadoreño    Fotos: Ricardo Siliézar

Revista Viva, 23 de Octubre de 2016, Entrevista Arturo Muyshondt, cineasta salvadoreño Fotos: Ricardo Siliézar

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Arturo Muyshondt marca historia en el cine salvadoreño

Enlace copiado
Su primera experiencia con una cámara fue a los 12 años, en 1987, cuando le regalaron una Betacam. Su escasa habilidad por el fútbol lo condujo a dedicar su tiempo en pequeñas filmaciones caseras, en la creación de personajes, en ediciones cortas.  Luego de terminar la secundaria se trasladó a Estados Unidos, donde obtuvo el título universitario en Economía y Finanzas; sin embargo, nunca dejó de lado los cursos de actuación y todo lo relacionado a la producción y al arte dramático en aquel país. De hecho, ha estado cerca de figuras como Glenn Close, Liam Neeson, Daniel Craig, entre otros grandes del cine.



Se trata de Arturo Muyshondt, un salvadoreño que reside en Estados Unidos, comprometido con su país y por tratar de colocar su grano de arena en contra de la violencia social que en la actualidad atraviesan los jóvenes. Su reciente producción, “El Pastor”, representa su contribución ante la problemática. Conoce acerca de esta nueva apuesta fílmica con sello salvadoreño.



¿Cómo y cuándo surgió la iniciativa de crear “El Pastor”?

La historia comienza a desarrollarse en 2005, cuando yo vivía en Miami. Pasé mucho tiempo realmente pensando en qué significa ser un “hermano lejano”. Esta es una persona que tristemente ya no está en el país, pero que tiene un compromiso con este. Comencé  a estudiar el tema de la violencia, me preocupé mucho, viajé a El Salvador en  varias ocasiones. Estuve en comunidades y logré entrar a este mundo y a tratar de  comprender qué llevaba a los jóvenes a entrar al mundo de la violencia.  Me quedé siempre con la inquietud de querer llevar estas imágenes y voces que había captado durante aquellas entrevistas a la pantalla. Ya en 2013 comencé a escribir esta historia de índole social, la cual también va a exponer una solución. Conté con la inglesa Deborah Hutton como directora.


¿Cuál es la trama de la película?  

Es acerca de un exlíder pandillero en Brooklyn, New York, quien termina en la  cárcel. En este lugar, a través de la guía de un pastor,  se encuentra con Dios y redime su fe. Ocho años después este expandillero es liberado y se convierte en pastor. Él reconstruye una iglesia en la comunidad, la cual se convierte en el refugio de los  jóvenes. La misión que se ha propuesto el pastor es  reclutar a los jóvenes de las escuelas antes de que las pandillas los recluten a ellos. Luego, el gran reto es  qué hacer cuando las pandillas rechazan este proyecto.


¿Cuál es el mensaje de “El Pastor”?  

“El Pastor” es ante todo una película de transformación, de redención, de fe y de perdón. Creo que estos son valores que como jóvenes o como seres humanos necesitamos urgentemente.
De esta manera, siempre hay una luz dentro de nosotros que se llama Dios. Esa luz puede transformarnos en un segundo y puede cambiar la experiencia que llamamos vida.

¿Por qué decidió ser parte del elenco además de ser el productor de esta producción?  

Es que el tema actoral ha sido el fuego que llevo dentro. El desarrollo académico en el área también ha sido fuerte. He estudiado con los mejores profesores de actuación. Soy un salvadoreño que todo lo he hecho desde el punto de vista del emprendimiento. A la hora de querer entrar como actor, me di cuenta de que las oportunidades simplemente no me las iban a dar. Tenía que crearlas.

¿Cuáles fueron las escenas más complicadas o las que lo tocaron emocionalmente?  

Hay escenas muy fuertes en la película. Como actor principal, me tocó mucho la escena donde un muchacho de 12 años es asesinado en la iglesia. En ese momento, uno no piensa que realmente está actuando. Uno realmente llega a sentir de primera mano el impacto de lo que significa que se pierda la vida de alguien tan joven.                                                                                                                                           También hay otra escena donde se anuncia el secuestro de mi esposa. Entonces tengo que enfrentarme con la dualidad de qué hacer: si sigo a Dios en el camino que me ha llevado o verme forzado como personaje a volver a matar. En ese sentido, fue muy complejo, muy emocional.


En cuanto a aspectos de producción, ¿cuál fue la técnica de grabación utilizada?   

Se ocupó una cámara  Red Epic. Es  de muy alta calidad en tecnología digital que se acerca  muchísimo a la calidad de cine tradicional, de filme. Además, es una cámara que capta las imágenes en la noche, por lo que no hubo necesidad de utilizar mucha luz. Esto eficientó los costos, pues  fue una película que se grabó en un 70% de noche en algunas localidades de Brooklyn, New York.

¿Cuáles fueron los principales retos?   

Puesto que gran parte de la filmación se realizó de noche, tuvimos que trabajar por tres semanas en horario de las seis de la noche a las seis de la mañana. Esto implicó una serie de problemas de logística, de permisos, del cansancio en la noche. Fue un gran reto porque teníamos condiciones frías en New York que llegaban a los 18 °F. La mayoría de los lugares no tenían aire acondicionado ni calefacción. Todas las locaciones fueron de verdad, no fueron en estudio.  


La película ya se presentó en Estados Unidos, ¿cómo fue el recibimiento?  

Ya se presentó en más de 430 salas en todo Estados Unidos. Cubrimos  42 estados, desde California, Florida, Texas, al sur hasta Seattle y Connecticut, la parte del norte, y hasta en Alaska. Esto un hecho  histórico y ha sido muy bien recibida, porque creo que lo que se ha logrado es que hemos introducido a un nuevo héroe hispano, para la juventud hispana, en Estados Unidos y Latinoamérica. Ese héroe es “el pastor”. Ahora bien, para este tipo de película y otras que son independientes se cree que no hay un mercado porque se compite con las grandes franquicias de los estudios.

¿Cuáles son los proyectos futuros?   

Estoy trabajando en el guión de una película acerca del coronel José Arturo Castellanos, un salvadoreño que arriesgó su vida durante el Holocausto. Esta historia se va filmar totalmente en Europa. De igual manera, estoy desarrollando un movimiento educacional para la juventud: Youth Expansion. Este va a acompañar a todas mis películas para poder extraer un mensaje, para motivar y educar a los jóvenes que tanto lo necesitan, para su buen desarrollo.




Ficha

Nombre completo: Arturo Wolfgang Muyshondt Auguspurg, apellidos de origen de origen belga y alemán, respectivamente, aunque sus padres son salvadoreños.

Nacimiento: San Salvador, 10 de mayo de 1973.

Familia: es casado desde hace 18 años. Con su esposa procreó a dos hijos: un jovencito que ahora tiene 16 años y una joven que ya cumplió los 14.

Formación académica: estudió la secundaria en la Escuela Británica. Realizó sus estudios superiores en Texas Christian University, donde cursó Economía y Finanzas.

Experiencia laboral: trabajó con un banco peruano y luego con un banco alemán. Este último cerró sus operaciones ante la crisis económica en Argentina, en 2001, situación que dejó a Arturo Muyshondt sin empleo en Norteamérica. A partir de este evento, decidió buscar su camino en el cine, el que había sido su sueño desde la adolescencia.

Formación cinematográfica: Arturo Muyshondt inició su formación en  teatro en el Coconut Grove Playhouse, en Miami, Florida. De igual manera, tomó cursos de historia y producción de cine en la Universidad de Miami. El aprendizaje con profesores de actuación como Harold Guskin,  han nutrido su experiencia en el cine. Guskin es también mentor de actores como Glen Close, Kevin Clain, Daniel Craig, Liam Neeson, entre otros de gran talla.  

Producciones: fue parte del equipo de producción de “Dream it out Loud” (“Suéñalo en voz alta”), en 2007. En esta tuvo acercamiento con actores como Val Kilmer, AnnaSophia Robb, Heather Graham, entre otros.


Para este 2016 incursiona como escritor, productor y actor de “El Pastor”.
Ahora bien, Muyshondt tiene su propia compañía de producción, Wolfgang Cinema, con presencia en Los Ángeles,  New York y Miami. Esta compañía lanzó el filme “El Pastor”.

Tags:

  • cine salvadoreño

Lee también

Comentarios