“Ay, amor...”, un viaje a la memoria

El Teatro Justo Rufino Garay de Nicaragua presenta su obra en el Teatro Luis Poma desde ayer.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cuando era una niña, Lucero Millán viajó mucho en tren. Esa experiencia le generaba una sensación particular. Era una mezcla de miedo a lo desconocido a la vez que lo veía como una posibilidad de encontrar algo nuevo.

De esa sensación surge el concepto de la obra “¡Ay, amor, ya no me quieras tanto!”, la cual el Teatro Justo Rufino Garay de Nicaragua estrenó ayer en el Teatro Luis Poma. Las presentaciones continuarán hoy hasta el domingo.

Millán no solo escribió la obra, sino que la codirige y actúa en ella. Su personaje es el de Josefina. Se trata, explicó Millán, de una mujer que nunca ha viajado y que busca un lugar tranquilo para descansar. “Ella carga un saco que simboliza todas las cosas que le pesan”, explicó.

El otro personaje es Armenio, interpretado por René Medina Chávez. Es un hombre que siente que tiene una deuda con la madre, quien fue maltratada.

Ambos se encuentran en ese viaje en tren. “En la obra no solo se da un viaje físico en tren de dos personajes que se encuentran, sino que también un viaje hacia la memoria de cada uno”, explicó Millán.

En ese sentido, la estructura de la obra juega con los tiempos. “Se va hacia el pasado y el futuro, teniendo como eje transversal el presente”, dijo Millán, quien agregó que la obra tiene tanto momentos conmovedores como alegres y reflexivos. También está llena de esperanza, dijo Millán.
 

Tags:

  • obra
  • teatro poma
  • ay amor
  • drama
  • lucero millan

Lee también

Comentarios

Newsletter