Lo más visto

Más de Farándula

Ben Affleck mujeres, desamor y recaídas

Esta semana se dio a conocer, públicamente, la ruptura de Ben Affleck y Ana de Armas, quienes recién habían empezado una relación y todo parecía indicar que había encontrado a la indicada para encarrilar su vida.

Enlace copiado
Ben Affleck mujeres, desamor y recaídas

Ben Affleck mujeres, desamor y recaídas

Enlace copiado

Sin dudas, es uno de los actores más apuestos de Hollywood. Protagonista de éxitos como Armageddon, Pearl Harbor y Argo, Ben Affleck no sólo es reconocido por sus grandes créditos cinematográficos sino también por su gran fama de "Don Juan". Es que su famoso historial amoroso incluye nombres de la talla de Gwyneth Paltrow, Jennifer Lopez y Jennifer Garner, con quien pasó por el altar y tuvo tres hijos.

Sin embargo, los continuos rumores de infidelidad, el asedio de la prensa y sus problemas con el alcohol -que lo obligaron a entrar en rehabilitación en más de una oportunidad- no sólo lo llevaron a fracasar en el amor sino laboralmente; exiliándolo por un tiempo de las grandes ligas de Hollywood.

Sus ganas de curarse y volver a recuperar su vida siempre estuvieron presentes después de cada recaída. De hecho, en el último año se lo vio muy equilibrado, sonriente y con muchos proyectos en marcha (se calzará nuevamente el traje de Batman en The Flash y dirigirá dos films propios) gracias a la ayuda de una nueva mujer que se cruzó en su camino: Ana de Armas, una actriz que supo ganarse su lugar no sólo en la meca del cine sino también en su corazón.

A pesar de que a fines de noviembre comenzaron a sonar fuerte los rumores de compromiso, en los últimos días la noticia de que el amor se habría terminado volvió a ocupar la primera plana de las revistas del corazón. Al parecer, los viajes, la distancia y su problemática vida volvieron a jugarle en contra.

El “don Juan” Hollywoodense

Su primera novia mediática fue Gwyneth Paltrow, a quien conoció durante una cena benéfica en 1997. La actriz, que acababa de separarse de Brad Pitt, era su compañera en "Shakespeare enamorado" y el romance duró lo mismo que el rodaje. La relación no tuvo final feliz. 

Años después, la actriz reveló los verdaderos motivos de la ruptura: "Ben hace que la vida sea difícil para él. Tiene muchas complicaciones, aunque realmente es un gran tipo. Así que espero que pueda resolver sus problemas. (...) Creo que tenemos un tipo de sistema de valores muy diferente", expresó.

Cuatro años más tarde, el galán volvió a sorprender con el nombre de su nueva conquista. Esta vez, la que se había robado su corazón era la actriz y cantante Jennifer Lopez. La dupla se conoció en el rodaje de Amor espinado y el flechazo fue instantáneo. 

En 2002, mientras López esperaba que saliera el divorcio de su exmarido, Cris Judd, los tortolitos se comprometieron y a pesar de que sus planes de matrimonio eran fuertes, el asedio mediático terminó hastiando una vez más a Ben. Luego, JLo dio a entender que los rumores de infidelidad por parte del actor pesaron demasiado en la relación.

¡Sí, quiero!

Affleck volvió a apostar al amor con Jennifer Garner. Ambos se conocieron durante la grabación de la película "Pearl Harbor" y luego volvieron a actuar juntos en "Daredevil: El hombre sin miedo". Y aunque en ese momento ella estaba casada y él comprometido, la química entre los dos fue imposible de ocultar. Después de un año de noviazgo, se casaron en 2005.

Una vez que nació Violet, su primera hija, Jennifer relegó un poco su carrera para dedicarse a ser madre y ama de casa. Con la llegada de Seraphina y Samuel, la familia y mantener el perfil bajo pasaron a ser la prioridad del matrimonio. 

Sin dudas, eran una de las parejas más envidiadas de la farándula de Hollywood. Hasta que las adicciones de Ben hicieron que todo lo que parecía duradero, comenzara a tambalear. Fue así como 10 años después de dar el sí, el matrimonio se separó. Si bien en un principio los rumores de infidelidad con la niñera de sus hijos sonaron fuerte, la actriz salió a desmentir esta información como la principal razón, argumentando que ya llevaban un tiempo alejados.

A pesar de sus esfuerzos por recomponer la familia, la crisis fue más fuerte y nuevamente las noticias de ruptura invadieron la primera plana de todos los diarios. El divorcio esta vez era definitivo, aunque se haría en los mejores términos. 

Y lejos de deslindar responsabilidades, enseguida admitió la injerencia que tuvieron sus adicciones en su fracaso amoroso:"Bebí de manera relativamente normal durante mucho tiempo. Lo que sucedió fue que comencé a beber más y más cuando mi matrimonio se estaba desmoronando. Esto fue en 2015, 2016 y, por supuesto, creó más problemas matrimoniales y terminó de destruirnos".

Entre recaídas y amores furtivos

Mientras se hacía efectivo el divorcio con Garner (que tardó alrededor de tres años), Affleck mantuvo algunos romances furtivos al tiempo que lidiaba con sus demonios internos. A su relación formal con Lindsay Shookus (productora de Saturday Night Live) le siguió un affaire con la modelo de Playboy, Shauna Sexton pero ninguna llegó a nada. Al desamor hubo que agregarle su tercer ingreso a un centro de rehabilitación para tratar sus adicciones en 2018. Curiosamente fue Garner quien, una vez más, lo acompaño en este proceso.

Los meses pasaron y su mal aspecto, su sobrepeso y su enfrentamiento con la prensa eran indicios de que su tercera internación estaba a la vuelta de la esquina. Finalmente, el 22 de agosto de 2018 su exmujer pasó a buscarlo por su casa y lo llevó hasta la clínica.
Convencido de la necesidad de recuperarse, por primera vez reconoció sus antecedentes familiares como causa de su enfermedad.

Volver a empezar

Entró y salió de rehabilitación, ganó y perdió peso, se alejó de la actuación y tuvo algunos trabajos errantes. Sin embargo, y casi sin esperarlo, de repente se topo con alguien que le devolvería la vitalidad y lo haría recuperar la sonrisa. Sin dudas, Ana de Armas llegó para cambiarlo todo. Y si bien el presente de Affleck poco parecía tener que ver con la energía de esta cubana-española con ganas de comerse el mundo, las imágenes de unas vacaciones en La Habana y luego, en las playas de Costa Rica terminaron por confirmar que había "algo más".

La pareja se enamoró a fines de 2019 en el set de "Deep Water" y su relación comenzó a crecer a pasos agigantados. No sólo aprovecharon los meses de cuarentena para vivir bajo el mismo techo sino que hasta participaron en el video de Residente "Antes que acabe el mundo", besándose.

De Armas parecía la indicada para encarrilar la vida del actor, pero en esta semana, las versiones de ruptura resurgieron. Según la revista People, el amor habría llegado a su fin y ambos estarían listos para seguir sus vidas por separado. "Ben ya no está saliendo con Ana. Ella rompió con él. Su relación era complicada. Ana no quiere estar en Los Ángeles y Ben obviamente tiene que hacerlo, ya que sus hijos viven allí", sostuvo una fuente cercana a la expareja.

Tras aclarar que la separación se dio en buenos términos, agregó: "Esto fue algo mutuo y se desarrolló en términos amigables. Están en diferentes momentos de sus vidas y hay un profundo amor y respeto de ambos. Ben sigue queriendo trabajar en sí mismo. Tiene tres trabajos acordados y es un gran padre de hogar. Están los dos felices con cómo se encuentran hoy en sus vidas".

Tags:

  • Ben Affleck
  • Gwyneth Paltrow
  • Jennifer Garner
  • Ana de Armas
  • Jennifer Lopez
  • actor
  • actriz
  • alcohol
  • rehabilitación

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines