Lo más visto

Más de Farándula

“Cada libro es una creación, una ofrenda”

La escritora chilena recién cumplió 75 años. Su último libro es “Más allá del invierno”, que encierra las historias de un amor que llega tarde, una migrante atrapada en un brutal invierno y el misterio de una muerte.
Enlace copiado
“Cada libro es una creación, una ofrenda”

“Cada libro es una creación, una ofrenda”

“Cada libro es una creación, una ofrenda”

“Cada libro es una creación, una ofrenda”

“Cada libro es una creación, una ofrenda”

“Cada libro es una creación, una ofrenda”

“Cada libro es una creación, una ofrenda”

“Cada libro es una creación, una ofrenda”

Enlace copiado
La escritora Isabel Allende tiene 75 años -los cumplió el 2 de agosto-. El último de sus 23 libros, la novela “Más allá del invierno”, ya se encuentra en las librerías. En esta obra, la ficción de sus personajes se cruza con la de su vida. Su novela cuenta la historia de la chilena Lucía Maraz, una mujer madura que le da una oportunidad al amor con un profesor estadounidense, Richard Bowmaster. Durante la incertidumbre del romance, ambos conocen a Evelyn Ortega, una migrante guatemalteca que se refugia con ellos de un crudo invierno.

Ha escrito sobre el amor a lo largo de su carrera. ¿Qué ha cambiado en el tema?

El tema del amor, para mí no ha cambiado, sigue siendo igual. En mis libros tengo niños que se enamoran, tengo jóvenes que se enamoran y, ahora, ancianos. Yo creo que uno se enamora de la misma forma, siempre igual. Las épocas de la vida marcan la forma en que uno desarrolla el amor. Hay una época en la que uno se casa y tiene niños, forma una familia. Hay otros momentos en los que uno está preocupado de tener una carrera, de salir adelante, pagar las escuelas y todo eso que hay que hacer. Después, hay un momento en la vida que es donde estoy yo: cuando uno no tiene esas responsabilidades y puede vivir el amor de una manera diferente.

¿Cuál manera?

Igual que antes, apasionadamente. Con la misma intensidad romántica y sexual pero sin planes. Yo, cuando era joven, hacía planes para casarme, tener niños, voy a hacer esto y lo otro...

¿Cómo aparece su vida personal en sus textos? ¿Está escrita de forma intrincada o son apenas guiños?

Ojalá fueran guiños (risas). No son guiños, no puede ser más explícito. Yo escribo sobre lo que me importa en un momento determinado, siempre hay una motivación. A veces pienso que el tema no tiene nada que ver conmigo...

Es evidente en su obra: se preocupa por las experiencias migratorias, su relación con su país adoptado. ¿Cómo ha sido narrar esos temas?

Cuando voy a escribir algo, empiezo por hacer investigación a fondo del lugar y de la época. Si es necesario, voy al lugar y vivo las circunstancias. Si voy a poner al libro en Brooklyn, voy a Brooklyn en invierno para verlo cómo es en invierno. Si voy a poner una novela en el Amazonas, voy al Amazonas. Una vez que tengo mi teatro, donde se van a mover mis personajes, bien delineado y bien investigado, ya tengo la mitad del libro. Tengo el material de base que lo hace creíble al lector. La parte ficticia se acepta con más naturalidad.

Dentro de su carrera, ¿qué significa “Más allá del invierno”? ¿Qué tiene este libro de especial?

Nada. Es otro libro como otros que he escrito. Cada libro es una creación, es una ofrenda que uno pone allí para que los lectores la reciban o lo rechacen. Yo nunca miro para atrás para ver lo que ya escribí y cuando me dicen que he escrito 23 libros, bueno, me digo, parece mucho...

¿Cuál ha sido el texto que ha disfrutado más?

Uno que disfruté mucho, en su momento, porque me levantó el espíritu después de la muerte de mi hija Paula, fue “Afrodita” (1996). Al hacer la investigación de sexo, comida, afrodisíacos, historias eróticas... Todo eso me levantó el ánimo mucho en ese momento que fue tan malo.
 

Tags:

  • isabel allende
  • escritora
  • libro
  • mas alla del invierno

Lee también

Comentarios