Farándula Lee también

Claves para ayudar a tu hijo a enfrentar sus emociones

La educación emocional debería convertirse en el centro de nuestro acompañamiento como padres, un aprendizaje centrado en poner en comunión cabeza y corazón, en encontrar el equilibrio entre sentir y hacer. El ejemplo, también es clave.

Enlace copiado
Claves para ayudar a tu hijo a enfrentar sus emociones

Claves para ayudar a tu hijo a enfrentar sus emociones

Enlace copiado

Normalmente, cuando nuestros hijos lloran, gritan, se enfadan o intentan agredirnos nos sentimos sin recursos para poder hacer frente a esta reacción desde la calma y la comprensión, algunos padres, incluso reaccionan negativamente. La inseguridad o impotencia que crea la situación nos hace actuar con ira, desde las amenazas o el enojo -lastimosamente algunos lo solucionan con golpes- agravando aún más el malestar de nuestros pequeños.

Cuando un menor hace un berrinche en pleno supermercado o centro comercial, responderles en tono agresivo o gritando, o si es en la casa, dejándolos solos con el famoso "ya le va a pasar" cuando se descontrolan, intentar contenerlos físicamente como agarrarlos, sacudirlos o halarlos con fuerza, amenazarlos o castigarlos es la peor forma que todo adulto puede hacer en esta situación. Una de las claves, para los padres de hoy, es dejar en el olvido la frase "así me educaron a mí", cuando son incapaces de dar respuesta a una emoción negativa.

Comprender o, por lo menos, tratar de entender las emociones de nuestros hijos (acá cabe hasta la adolescencia) comienza por entender que expresarlas es algo lícito, natural y normal. A quién no le gusta sentirse escuchado, porque cuando alguien nos ignora, nos sentimos peor, que no valemos o no le interesamos a esa determinada persona. Es por esta razón que, nuestros hijos, sobrinos, nietos, necesitan recibir cariño (y mucha, mucha paciencia) en esos momentos tan intensos en los que la emoción les sobrepasa y no saben cómo canalizarla, por eso la importancia de regular la intensidad de sus emociones para expresarlas y no reprimirlas, porque en la vida de adultos esto será detonante para sus buenas relaciones.

Hay que recordar que nadie llora o grita por gusto, es por eso que debemos aprender a identificar y acompañar. . Siempre hay un motivo que provocó o desencadenó esa emoción o sentimiento. La frustración, la amenaza o el miedo pueden ser los desencadenantes de estos berrinches.

¿Cómo ayudarlos?

Según los expertos, la mejor manera para evitar que las rabietas o las reacciones desproporcionadas se intensifiquen o se agraven es hacer sentir a nuestros hijos nuestro afecto, atención, comprensión y tiempo de calidad. Permitiéndoles identificar lo que sienten sin hacer juicios de valor.

Saber entenderlos y no minimizar la situación con "es solo un niño" o "siempre hace eso" va a permitir conectar mejor con ellos, hacerlos sentir que estamos a su lado de forma incondicional y que tienen nuestro apoyo en las buenas y en las malas.

Una inteligencia emocional que permita a nuestros hijos comprender, procesar y expresar los sentimientos propios y entender y empatizar con el de los demás; que les proporcione salud mental y bienestar y les permita entrenar la autoconciencia, el autocontrol, la empatía y las destrezas sociales, que les posibilite adaptarse al cambio, gestionar el estrés o los pensamientos negativos, que les enseñe a ser agradecidos es nuestra responsabilidad como adultos.

A la larga, saber identificar y canalizar sus emociones les dará, además de una buena inteligencia emocional, más seguridad, serán más felices, tolerantes y empáticos con los sentimientos de los demás a lo largo de su vida.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • educación emocional
  • padres
  • hijos

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines