Lo más visto

Más de Farándula

¿Cómo ayudo a mi hijo adolescente a manejar la ansiedad?

La adolescencia es catalogada como una "etapa complicada" por muchos padres de familia. Sin embargo, los adultos a cargo tienen en sus manos muchas opciones para fortalecer la salud emocional de sus hijos y evitar las ansiedades propias de esta edad.

Enlace copiado
¿Cómo ayudo a mi hijo adolescente a manejar la ansiedad?

¿Cómo ayudo a mi hijo adolescente a manejar la ansiedad?

Enlace copiado

La Organización Mundial de la Salud (OMS) contempla que la adolescencia sucede entre los 10 y 19 años de edad, y que es el periodo de crecimiento y desarrollo humano que se produce después de la niñez y antes de la edad adulta.

Dado que es una de las etapas de transición más importantes del ser humano, caracterizada por un ritmo acelerado de crecimiento y de cambios, donde partes del cerebro comienzan a interconectarse de forma más efectiva y directa, los padres de familia deben estar alerta frente a cualquier señal que puedan manifestar sus hijos relacionada con la ansiedad, que es un estado mental caracterizado por una sensación de preocupación, intensa excitación e inseguridad. "Es en este periodo de transición psicológica, entre la niñez y la adultez, que los ambientes familiares y sociales son clave para sembrar y desarrollar hábitos de control emocional y de toma de decisiones", expresó la psicóloga, Zinnia Umaña Acevedo de la clínica Resetea tu Mente.

De acuerdo a la experta, los cambios hormonales y fisiológicos propios de esta etapa, son los principales causantes de la ansiedad, pero en general, esta puede iniciar debido a conductas y hábitos de pensamientos aprendidos por modelaje que incluyen el compararse con otros, la inseguridad, la baja autoestima, los miedos, las conductas y pensamientos violentos y autodestructivos.

Aunque la ansiedad está ligada a la vida misma, y situaciones como las anteriores pueden causarla sin llegar a tener graves consecuencias, esto no significa que en algún momento no puedan afectar la vida cotidiana del adolescente, que incluye los ámbitos familiares, escolares y sus relaciones interpersonales y convertirse en un problema mayor.

Las redes sociales y medios de comunicación, la presión de grupo (familiar y social), el maltrato físico y psicológico, la sobrecarga de tareas académicas, enfermedades o fallecimientos cercanos, ambientes disfuncionales, violencia intrafamiliar, expectativas no cumplidas, separación o divorcio de los padres, pueden ser algunos de los detonantes que lleven a un adolescente a sufrir ansiedad. La psicóloga enfatizó que durante la crisis actual del covid-19, se han dado cambios abruptos que también pueden detonarla, como la educación en línea, el distanciamiento físico, el confinamiento, la sensacionalización del virus y sus efectos.

Es en este punto, donde el papel de los padres de familia se vuelve crucial, ya que son ellos los que tienen el poder de acercarse a sus hijos y preocuparse por sus sentimientos, pensamientos o problemas, más allá de cuestionar o juzgar la conducta que están demostrando.

"Los padres deben escuchar a sus hijos adolescentes, motivarlos a que expresen sus miedos, acercarse con seguridad, evitar expresarles lástima, involucrarlos en actividades familiares cotidianas, ayudarlos a evitar sentimientos negativos y autodestructivos y evaluar la gravedad del estado de ansiedad para buscar la ayuda de un profesional", afirmó Umaña.

Además de ser un pilar para sus hijos, los padres deben buscar también su propia estabilidad emocional, necesaria para afrontar cualquier situación relacionada con la ansiedad (o cualquier otro estado mental o enfermedad), que pueda presentar su hijo adolescente. Los adultos, con su ejemplo principalmente, se convierten en los encargados de transmitirle la confianza y seguridad, para que los jóvenes se sientan cómodos y acepten el apoyo que necesitan de sus padres.

"Es importante que los padres admitan que necesitan ayuda profesional y la busquen, que no esperen que la ansiedad de sus hijos la cure el tiempo. Pueden aprovechar la situación para aprender sobre inteligencia emocional y actualizar sus metas o establecer nuevas para mantenerse optimistas, automotivados y así inspirar a sus hijos", finalizó la psicóloga.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines