Lo más visto

Más de Farándula

¿Cómo los Minions robaron el corazón de una generación?

Desde el estreno de "Mi villano favorito" el 9 de julio del 2010 las pequeñas criaturas amarillas se han convertido en una de las fuerzas dominantes de la cultura popular. Analizamos este fenómeno.

Enlace copiado
¿Cómo los Minions robaron el corazón de una generación?

¿Cómo los Minions robaron el corazón de una generación?

Enlace copiado

A menos que hayas estado escondido debajo de una roca en los últimos años es difícil que no conozcas a los ‘minions’, las rotundas y amarillas criaturas aficionadas a las bananas que han pasado a formar un imperio mediático, dominando jugueterías, cines y esparciéndose por todos los rincones del Internet. Ya que este 9 de julio se cumple una década desde que estas criaturas aparecieron por primera vez con el estreno de la película "Mi villano favorito" ("Despicable Me") en los Estados Unidos, revisamos el fenómeno que propiciaron y analizamos el porqué son tan populares a pesar del paso de los años.

"Despicable Me" fue la primera película de Illumnation Entertainment, un estudio de animación perteneciente a Universal Studio fundado en 2007 por Chris Meledandri, un exejecutivo de Disney y 20th Century Fox que fue una de las principales fuerzas creativas de la exitosa franquicia de animación 3D "La era del hielo" ("Ice Age").

La cinta gira en torno a Gru (Steve Carell), un genio maligno quien en medio de una crisis de la mediana edad decide realizar el crimen del siglo al robar la Luna, mostrando su superioridad frente a un rival más joven. Es durante la trama de la película que el supervillano adopta a tres huérfanas, encontrando el amor de una familia que no sabía que le hacía falta.

Con Carell en el papel principal, la cinta tenía todas las señas de un éxito en las taquillas, pero grande fue la sorpresa de sus creadores cuando, tras el estreno del filme, el principal atractivo del mismo no fue el reconocido comediante, sino sus torpes y divertidos esbirros conocidos como los ‘minions’.Su inesperada popularidad llevó a que en julio del 2012, un año antes del estreno de "Despicable Me 2", se anunciara la salida de una película enfocada en estos personajes para el 2015,

Fue en ese año en el que experimentamos la mayor saturación de los ‘minions’, ayudados por una millonaria y poderosa campaña publicitaria por parte de Universal Studios, con los monstruos amarillos apareciendo en la Muralla China, sobre un histórico teatro de Hollywood y hasta interrumpiendo el tráfico de Dublín, Irlanda, luego de un accidente con un globo gigante publicitario. La estrategia les dio resultado y "Minions" recaudó en el 2015 un total de 1.159 millones de dólares alrededor del mundo.


Sin fronteras

Pero hay un punto adicional que han convertido a los ‘minions’ en estrellas globales y están relacionados a la manera en que se comunican. El primer lenguaje dominado por estos seres es la comedia física - también conocida como el ‘slapstick’ en inglés - cuya aceptación cruza fronteras, como lo demuestra la continua popularidad de las películas de Charles Chaplin en todos los países del mundo.

La segunda manera en que los ‘minions’ se comunican es un tema más complejo y particular a estos seres. Nos referimos al ‘minionese’, un extraño lenguaje inventado en el que se mezclan palabras de todas las nacionalidades.

Es así que una lista oficial de las palabras en ‘minionese’ nos muestra que “banana” es la fruta que nosotros también conocemos como plátano, mientras que para pedir un helado el ‘minion’ recurre al italiano con “gelato”. Los besos en cambio utilizan la onomatopeya, al ser “muak muak muak”, mientras que para brindar recurren a la palabra japonesa “kampai”, el equivalente a decir salud para nosotros.

A diferencia del klingon de “Star Trek” y el élfico inventado por J.R.R. Tolkien para “El señor de los anillos”, el “minionese” no es un lenguaje verdadero ni es consistente en sí mismo. Su creador, el director de “Despicable Me” Pierre Coffin, ha confesado este idioma se basa en la cadencia de las palabras en vez de su significado.

“Tengo mi menú de restaurante hindú o chino a la mano. También se un poco de español, italiano, indonesio y japonés. Así que tengo todas estas fuentes de inspiración para sus palabras”, afirmó a Daily News. 

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines