Documental narra la apuesta personal de Bunbury en su gira por EUA

El largometraje muestra momentos de gran satisfacción, pero también instantes complicados, como un mal recital en San Diego, con un Bunbury desconectado del espectáculo, o la cita de Salt Lake City, con una sala a medio llenar y problemas con los promotores que, con actitudes racistas, no dejaron entrar a algunas espectadores de origen latino.
Enlace copiado
Documental narra la apuesta personal de Bunbury en su gira por EUA

Documental narra la apuesta personal de Bunbury en su gira por EUA

Documental narra la apuesta personal de Bunbury en su gira por EUA

Documental narra la apuesta personal de Bunbury en su gira por EUA

Enlace copiado
La arriesgada gira por Estados Unidos que llevó a cabo el músico español Enrique Bunbury en 2010 da pie al documental "El camino más largo", dirigido por Alexis Morante y que relata no sólo sus peripecias musicales sino también las dudas del artista ante un momento de cambio.

Fuera una "apuesta personal" de Bunbury, como señaló este lunes el director del documental en un acto público en Los Ángeles, o "una aventura vital", en las propias palabras del roquero en la película, la gira del excantante de Héroes de Silencio le llevó a dar 26 conciertos en Estados Unidos, un territorio en el que su popularidad estaba muy lejos de la que tiene en España o Latinoamérica.

El cineasta Alexis Morante contó que Bunbury no le impuso condiciones y explicó que su idea al principio era hacer un documental de rock y averiguar "qué había detrás de la gira", para buscar "el drama y el humor".

Sin embargo, después se dio cuenta de que lo más interesante era ver como Bunbury comenzaba como "alguien inalcanzable" y la película después empezaba a adentrarse en él.

"Al final no importa la gira, sino lo que importa es él", aseguró.

El filme comienza con un apoteósico concierto de Bunbury en el Estadio Azteca de la Ciudad de México antes de trasladarse a Estados Unidos, donde el artista tuvo que ganarse al público no sólo de Los Ángeles o Nueva York sino también de otros destinos quizá más complicados para él como Dallas, Chicago, Boston o Charlotte.

La decisión de Bunbury, tal y como se aprecia en "El camino más largo", fue casi una patada a su rutina de triunfos para volver a las esencias genuinas del rock and roll: larga gira en autobús, conciertos en salas pequeñas y la incertidumbre de si las actuaciones serían un éxito o no.

El largometraje muestra momentos de gran satisfacción, pero también instantes complicados, como un mal recital en San Diego, con un Bunbury desconectado del espectáculo, o la cita de Salt Lake City, con una sala a medio llenar y problemas con los promotores que, con actitudes racistas, no dejaron entrar a algunas espectadores de origen latino.

"El camino es la meta y cuanto más largo, mejor", señala Bunbury en un documental que le acompañó en su travesía de Norte a Sur y de Este a Oeste por la geografía estadounidense.

El cineasta Alexis Morante opinó que Bunbury no tenía miedo al fracaso, dado que de alguna manera "le ilusionaba" tocar ante poca gente, pero sí dijo que tenía miedo a que la "apuesta personal" de la gira no tuviera luego un significado para él.

"Toda esta gira era como para encontrarse a sí mismo, pero él no lo sabía", señaló Morante, quien aseguró que Bunbury considera ahora que esos conciertos fueron "un punto de inflexión" en su carrera.

Tags:

  • enrique bunbury
  • el camino más largo
  • alexis morante
  • bunbury

Lee también

Comentarios

Newsletter