Lo más visto

Más de Farándula

Farándula ¿Te lo perdiste?

Dolor, pérdida de memoria y visión: así fue el "infierno" descrito en la cruda autobiografía de Marie Fredriksson, cantante de Roxette

Según informa Europa Press, la artista comentó en su biografía que su espíritu de lucha nació cuando vivió su primera tragedia: cuando ella tenía a penas 7 años murió su hermana mayor, de 20 años, en un accidente automovilístico.

Enlace copiado
Dolor, pérdida de memoria y visión: así fue el

Dolor, pérdida de memoria y visión: así fue el "infierno" descrito en la cruda autobiografía de Marie Fredriksson, cantante de Roxette

Enlace copiado

Marie Fredriksson, la cantante del dúo sueco Roxette, murió a sus 61 años. Hace seis meses la intérprete había lanzado su autobiografía, titulada Listen to my heart, donde confesaba crudos detalles de su historia de vida. Y es que desde su más temprana infancia estuvo rodeada de tragedias: su hermana mayor falleció en un accidente automovilístico y pasó sus últimas dos décadas luchando contra un agresivo cáncer cerebral.

Aquél éxito musical lanzado en 1988 fue el nombre perfecto para el pedido más personal para su público: "Escucha mi corazón", un libro donde narró en primera persona los hechos más dolorosos de su vida. La cantante creció en una familia de muy pocos recursos, y nadie de su círculo cercano hubiera asegurado que se convertiría en la protagonista de un fenómeno pop masivo durante los '80 y los '90.

La portada del libro autobiográfico Listen to my heart, que cuenta la vida de Marie Fredriksson Crédito: Instagram

Según informa Europa Press, la artista comentó en su biografía que su espíritu de lucha nació cuando vivió su primera tragedia: cuando ella tenía a penas 7 años murió su hermana mayor, de 20 años, en un accidente automovilístico. Desde ese momento tuvo que aprender a transformar todo su dolor en resiliencia, para salir adelante. Ese fue solo el comienzo.

A través del libro, la intérprete se explayó por primera vez acerca de su ardua batalla contra el cáncer. En 2002 le detectaron un tumor cerebral, y empezó su largo camino de tratamientos de radioterapia. El tumor era muy agresivo, y le quedaron muchas secuelas: perdió la visión en ojo y tuvo que volver a aprender a caminar, a hablar y a leer. Nuevamente resurgió desde su dolor, y buscó salir adelante. Nunca dejó la música de lado, por más difícil que fuera reencontrarse con la dura tarea de componer. Así nació su álbum como solista The change, lanzado en 2004, inspirado en sus largos días internada en el hospital.

Junto a Per Gessle, Fredriksson conformó Roxette, una banda que llegó a vender más de 60 millones de discos a nivel mundial Fuente: Archivo La Nación

Una de sus confesiones más dolorosas fue el rechazo que sintió de su círculo más íntimo: reveló que no sabían cómo ayudarla y que incluso muchas personas optaban por no acercarse. Como consecuencia del cóctel de medicamentos que tenía que tomar diariamente, su rostro empezó a inflamarse, y confesó que hubo momentos en que nadie la reconocía.

Como muestra de su admirable fortaleza, el libro también aborda sus últimas épocas felices: su vuelta a los escenarios en 2007 como solista y, en 2011 su regreso con Roxette. También en 2016, el dúo llegó a iniciar una gira para celebrar sus 30 años, pero luego la tuvieron que cancelar por consejo de los médicos de Fredriksson.

Seis meses después del lanzamiento de su autobiografía, la cantante murió, a sus 61 años.
Gessie, su compañeros y amigo en Roxette, se despidió de ella sintetizando la pérdida así:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines