Lo más visto

Más de Farándula

Dueños del escenario

El grupo estadounidense Red Hot Chili Peppers logró un intercambio de emociones con su público el sábado por la noche, en el espectáculo del Tigo Fest reLOUDed 2013, en Guatemala.
Enlace copiado
Maná.  El grupo mexicano comenzó su presentación a las 7 de la noche y concluyó a las 8:13 de la noche. Los mexicanos lograron entusiasmar al público con sus éxitos. Además, el show contó con efectos visuales en el escenario. Tocaron temas casi de toda su trayectoria, entre ellos “Rayando el sol” y “Vivir sin aire”.

Maná. El grupo mexicano comenzó su presentación a las 7 de la noche y concluyó a las 8:13 de la noche. Los mexicanos lograron entusiasmar al público con sus éxitos. Además, el show contó con efectos visuales en el escenario. Tocaron temas casi de toda su trayectoria, entre ellos “Rayando el sol” y “Vivir sin aire”.

Paul van Dyk  fue dejado al final para cerrar el festival con el mejor estilo de trance europeo. El famoso DJ y productor demostró la evolución que su música ha tenido en los últimos años para adaptarse a los tiempos actuales de la música electrónica. Paul van Dyk subió al escenario a las 11:03 de la noche.

Paul van Dyk fue dejado al final para cerrar el festival con el mejor estilo de trance europeo. El famoso DJ y productor demostró la evolución que su música ha tenido en los últimos años para adaptarse a los tiempos actuales de la música electrónica. Paul van Dyk subió al escenario a las 11:03 de la noche.

Los reyes de la noche.  Todo el equipo técnico de producción en el escenario estaba adecuado para el espectáculo de los Red Hot Chili Peppers. Cuatro pantallas gigantes en el fondo, en donde se proyectaron gráficas –con una destacable edición de video– que ambientaron la temática de cada canción, y cada una de las luces fueron colocadas según los requerimientos del grupo, el resto de artistas se adecuó a esa escenografía.

Los reyes de la noche. Todo el equipo técnico de producción en el escenario estaba adecuado para el espectáculo de los Red Hot Chili Peppers. Cuatro pantallas gigantes en el fondo, en donde se proyectaron gráficas –con una destacable edición de video– que ambientaron la temática de cada canción, y cada una de las luces fueron colocadas según los requerimientos del grupo, el resto de artistas se adecuó a esa escenografía.

El público  disfrutó el festival que empezó el sábado en la tarde en Guatemala.

El público disfrutó el festival que empezó el sábado en la tarde en Guatemala.

Dueños del escenario

Dueños del escenario

Enlace copiado
Wilmer MerinoNubia Rivas

Enviados

Guatemala

La última ocasión en que Red Hot Chili Peppers se presentó en Centroamérica fue el 12 de septiembre de 2011, en Costa Rica. Pero aunque el espectáculo técnicamente puede ser el mismo correspondiente a su gira “I'm With Tour”, el sábado por la noche en Guatemala fue diferente. El entusiasmo del alma de la banda, el bajista Michael “Flea” Balzary, no fue el mismo. Fue mucho más feliz en la tarima. Mencionó la palabra “amor” en varias ocasiones, siempre trató de comunicarse en español con cierto esfuerzo y no se cansó de demostrar su cariño.

A las 9 de la noche, el estadio Mateo Flores de Ciudad de Guatemala, lugar en donde se desarrolló el Tigo Fest reLOUDed 2013 –también con los artistas Maná, Paul van Dyk y los locales Francis Dávila y el grupo de rock Bohemia Suburbana– ya albergaba a 20,000 personas, aproximadamente. Esa fue la hora justa en la que los integrantes de Red Hot Chili Peppers saltaron al escenario. Salvadoreños que estaban entre el público afirmaron que llegaron al festival exclusivamente para ver al grupo californiano de funk rock.

“Estamos cansados por el viaje que hicimos desde la madrugada, pero vinimos solo para ver a Red Hot Chili Peppers, realmente estamos aquí por ellos”, confesó a Fama Plus, Alonso Escalante, quien llegó acompañado de varios compatriotas.

Ese grupo de salvadoreños tenía suficientes razones para pensar de esa manera. La banda, que hoy integran el bajista Flea, el vocalista Anthony Kiedis, el batería Chad Smith y el guitarrista Josh Klinghoffer, es una de las principales representantes del rock alternativo estadounidense que reinó desde la década de los noventa. Además, es sinónimo de desborde de energía en directo. Esa noche demostraron a Centroamérica, una vez más, que son una de las máquinas mejor aceitadas al momento de ejecutar su funk rock.

¿Y quién dice que el rock no se baila? La cancha y las graderías del estadio parecían una pista de baile, con una combinación de irreverencia y fiesta que solo exponentes como los Chili Peppers logran conseguir con el ingrediente de funk. Durante esta gira, su repertorio incluye los temas: “Monarchy Of Roses”, “Can’t Stop”, “Californication”, “Around The World”, “Give It Away”, “Dani California”, “Otherside” y la emblemática “Under The Bridge”.

Flea y Anthony recordaron sus tiempos de colegio cuando por tres años recibieron clases de español con la señora López. “Perdón porque ahora lo hablamos tan mal”, se disculpó Flea.

El concierto de los estadounidenses destacó por la calidad de ejecución, muy bien acoplados, habilidad con los instrumentos combinada con derroche de energía y las locuras de Flea, quien bromeó más de lo acostumbrado. Cada bloque de canciones estuvo separado por momentos de improvisación entre el bajista y el guitarrista, solos de batería o comentarios para el público.

Según algunos periodistas guatemaltecos, el elevado entusiasmo del grupo tuvo que ver, en parte, por el recorrido turístico que sus integrantes realizaron en territorio guatemalteco desde el pasado martes. Eso puede explicar la introducción y fondo de marimba que utilizó Chad en su corto solo de batería.

Finalmente, como ocurre en los festivales, Red Hot Chili Peppers tocó aproximadamente una hora con 20 minutos, su espectáculo más corto. “La música es la magia de todo el mundo. No tenemos palabras suficientes para expresarles todo el amor que sentimos por ustedes”, dijo Flea al despedirse.

Antes de los Red Hot Chili Peppers, el grupo mexicano Maná sorprendió al público con un show que inició con canciones exitosas de su discografía como “Oye mi amor” y “De pies a cabeza”. Enviaron también un mensaje de paz. “Queremos que ustedes sean una luz de esperanza”, les dijo Fher Olvera.

El protagonista del cierre del festival fue el alemán Paul van Dyk, uno de los especialistas de música trance más importantes del mundo. A pesar de que una parte del público se retiró cuando los Chili Peppers terminaron su actuación, la mayoría frente al escenario se quedó para bailar con las pistas del DJ.

Tags:

  • festival
  • Guatemala
  • Red Hot Chili Peppers
  • Mana
  • concierto
  • temas
  • Fher Olvera
  • Michael Balzary

Lee también

Comentarios