EL POP CON SELLO DANÉS

Lukas Graham: un artista y su banda han hecho de su visión “hippie” del mundo un éxito demoledor en Billboard, gracias a su primera producción en la industria.
Enlace copiado
EL POP CON SELLO DANÉS

EL POP CON SELLO DANÉS

Enlace copiado
Muy pocos ubican el rostro o el nombre de Lukas Graham Forchhammer. Su aspecto es muy lejano al de una estrella pop y, en medio de una marea gigante de nuevos discos que llegan como olas de la escena musical actual, ha encontrado la forma de hacerse oír desde su natal Dinamarca, sin demasiadas estrategias de mercadeo.

Lo que sí habla por este artista es su sencillo “7 Years” –de su álbum debut–, que ya lleva más de 60 millones de vistas en YouTube y escaló a la segunda posición en el Billboard Top 100, peleando codo a codo con Justin Bieber (superándolo) y Rihanna.

Más raro aún es que su lírica –además de su estilo casado al piano– habla de valores familiares, pero también del reto de tragarse el mundo como el buen “millennial” correcaminos que ha sido Graham, quien hasta ha vivido en Buenos Aires, pero hoy representa una nueva voz desde Europa, con un sonido empapado de soul, pop, folk y country.

“Pienso que no estábamos buscando nada en particular”, dice Graham, líder de la banda homónima acerca del sonido que desarrollaron: “Tal vez eso es lo raro, porque hemos hecho lo que hemos querido y viajado por el mundo con esto. La única cosa en que pienso es en seguir haciéndolo, ese es el sueño que persigo”.

Esa particular incongruencia con la industria musical tiene bases sólidas en su forma de ver la vida: Graham es uno de los 850 residentes de Freetown Christiania, una comuna hippie en el suroriente de la ciudad de Copenhage, que se estableció hace varias décadas en una base militar abandonada y que es, de hecho, un dolor de cabeza para las autoridades porque una ley les otorgó a los “cristianianos” una aparente independencia de la municipalidad. Allí hay cultivos de marihuana y hasta un gobierno propio.

Desde Christiania, Graham respondió vía telefónica a El Tiempo. “Hoy estoy en mi cama, disfrutando de no hacer nada de trabajo, sino unas entrevistas y estoy feliz”, cuenta el cantante, de 27 años.

No son muchas las referencias del pop danés, pero en la historia de Graham es mejor hablar de un lenguaje global: su sonido es “toda la música que escuchamos: rap, soul, funk, blues, folk británico, irlandés, música country americana. Usamos lo que sentimos que suena bien. Es un asunto de prueba y error, si funciona lo volvemos a trabajar. Mezclar cosas fue la forma de encontrar este estilo”.

De allí que lo que empezó en 2011 como un fenómeno que en pocos meses saltó de un video colgado en Facebook y se volvió viral en la escena alternativa de Copenhage, pasó a un éxito comercial con gira nacional, aún sin tener consigo un álbum.

El año pasado, Lukas Graham publicó su álbum homónimo. “Para mí es difícil entender esto y explicarlo, pero es una cosa viviente el estar sonando por todo el mundo y dando entrevistas para Colombia y antes estaba hablando con alguien de Malasia –cuenta sorprendido el cantante–. La música toca a la gente, eso es muy chévere, y que sea una canción como “7 Years”, que habla de sentimientos reales de vidas reales, me alegra porque significa que la gente tiende a conectarse con música que es de gente como ella.

Tags:

  • pop
  • dinamarca
  • musica
  • cantante
  • estilo lukas graham

Lee también

Comentarios

Newsletter