Lo más visto

El éxito de la música son los recuerdos

Cuando músicos que vivieron el apogeo de la época de oro nacional se juntan, la química con el público es instantánea. William Chena conversó con PLUS sobre la polémica detrás de la agrupación.
Enlace copiado
El éxito de la música son los recuerdos

El éxito de la música son los recuerdos

El éxito de la música son los recuerdos

El éxito de la música son los recuerdos

El éxito de la música son los recuerdos

El éxito de la música son los recuerdos

Enlace copiado
Cuando lo que predominaba en las radios nacionales eran los boleros, un grupo de amigos (Tony Delgado, German Mangandi y Armando Zepeda) buscaba hacer y sonar algo diferente, e influenciado por el rock de la época y con la dirección de Willie Maldonado formó una agrupación que es recordada por muchos como un referente nacional del rock de la llamada época de oro de nuestro país.

Sin embargo, con el pasar del tiempo, la agrupación se disolvió y décadas después William Chena, fundador de Salsa Clave, se dio cuenta de que en la música nacional aún había demanda por una agrupación de rock que reviviera los éxitos de la época. Chena lo relató de la siguiente manera: “Me hablaron de la embajada americana y me pidieron hacer una agrupación de rock y coincidimos que todos eran de la Fiebre Amarilla. Tocamos, y dijo uno de ellos: ‘Qué chivo sería que nos quedáramos así’”. Y así fue.

El grupo tenía una gran química tocando juntos; sin embargo, no todas las personas estaban de acuerdo con una nueva formación que retomara el estilo de la Fiebre Amarilla.

“Hubo demandas, me querían meter preso. Yo antes de salir con el grupo fui a registrar el nombre, al llegar me di cuenta de que legalmente hasta lo podría registrar como Fiebre Amarilla porque ya había vencido el protocolo. Pero yo no soy así”, reiteró William, y agregó: “Aparte con el exdirector de la Fiebre Amarilla, Carlos Peraza, eramos casi familia, no nos conocimos por la música, sino eramos vecinos. Teníamos una amistad muy cerca de familia a familia, eramos vecinos de barrio”.

No obstante, el director de la Vieja Fiebre agregó que las circunstancias se volvieron un poco tensas cuando este lo culpó de usurpar el concepto musical de la agrupación que Peraza dirigió en un momento. “Llegó a decirme que yo lo estaba usurpando y que no podía utilizar a los mismos músicos, lo cual parece una ridiculez, pero bueno, eso ya pasó”, recordó William.

La polémica no impidió que el grupo de músicos se dedicara a lo que más disfrutan hacer: tocar juntos. Chena agrega que el éxito de la agrupación radica en su repertorio y la trayectoria musical de cada uno de los músicos. En un festival repleto de música tropical ellos son el aire fresco de rock de las buenas épocas, reconoció el músico. Sin duda, la gente nunca olvidará a la Fiebre Amarilla, pero es igual de cierto, que la Vieja Fiebre continuará contagiando a la audiencia y a nuevas generaciones.

Tags:

  • vieja fiebrefiebre amarillatoquedefamatoque de fama

Lee también

Comentarios