Lo más visto

El inesperado final de los ‘niños Disney’

La confesión de Bella Thorne -"soy pansexual"- se suma a otros escándalos de jóvenes actores. Son historias que invitan a la reflexión. No siempre crecer entre las luces de neón, los aplausos de millones y una escenografía de ensueño garantiza un final feliz.

Enlace copiado
El inesperado final de los ‘niños Disney’

El inesperado final de los ‘niños Disney’

Enlace copiado

¿En qué momento se extravió la inocencia? Se preguntan alarmados, atrapados en el desencanto, en los multimillonarios estudios Disney, un poderoso complejo de entretenimiento en donde se produce largometrajes, cortometrajes y especiales de televisión para The Walt Disney Company, la ya casi centenaria compañía que alimenta las ilusiones de niños en todo el planeta.

El interrogante gravita en el ambiente y causa escozor cada vez que uno de sus íconos deja de provocar inocentes risas y empieza a copar las páginas de sucesos de los diarios o de programas sensacionalistas. El último nombre es el de la actriz y cantante Bella Thorne quien afirmó que "en realidad es pansexual, y no lo sabía". Así, se sumó a otras estrellas del espectáculo que ponen sobre la agenda su orientación sexual.

En una entrevista con el programa "Good Morning America", de la cadena de televisión ABC, la otrora estrella infantil de Disney Channel explicó que a alguien que es pansexual "le gusta lo que le gusta". "No tiene por qué ser una chica, o un chico o... tú sabes, un él, una ella, esto o eso", dijo Thorne, de 21 años.

Ya Bella Thorne había agitado el panorama informativo cuando en 2016 anunció en Twitter que era bisexual. El escándalo fue sonoro. Pero, ahora la joven cantante corrigió: "Recientemente me di cuenta de que, en realidad, soy pansexual, y no lo sabía", dijo. La pansexualidad se presenta como la capacidad para sentir y expresar atracción hacia otra persona sea cual sea su sexo, género, o identidad sexual.

En línea con otra jovencita, que también fuera niña prodigio de la factoría Disney, Miley Cyrus, Thorne empieza a tener eco por confesiones que alarman a los estudios en donde las vieron crecer en un halo de inocencia y pudor que no daba pie para imaginar lo que vendría.

Miley Cyrus, por ejemplo, ha aparecido lamiendo una bola de demolición en uno de sus videos con traje transparente o sube a su Instagram una foto con la mano metida en sus shorts y el lema: "Una masturbación al día mantiene a los enemigos lejos".

En su caso, el escándalo la acompaña cuando aún era solo Hannah Montana y se filtraron unas fotografías que teóricamente iban dirigidas a su novio de aquel momento, el cantante Nick Jonas. La estrella infantil había roto con esa prohibición, que reza en sus exigentes contratos, de cualquier alusión al sexo.

Luego Cyrus, aún menor de edad (tenía 17), salió al escenario embutida en un body negro y entonó en primer lugar su canción "Can't Be Tamed" (No puedo ser domesticada) y, cuando acababa de cumplir la mayoría de edad se filtró un video de cómo había sido su celebración. La cantante aparecía fumando de una pipa algo que el común de los mortales interpretó como marihuana.

Por ciclos

La situación de finales no deseados se ha dado por ciclos. Así, por ejemplo, famoso fue el Club Disney de la década de los noventa que catapultó a celebridades como Christina Aguilera, Britney Spears, Justin Timberlake o Ryan Gosling. En este grupo, recuerda Esquire, surgió Marque "Tate" Lynche, el cual cayó en el olvido a diferencia de sus compañeros: acabó como participante en una edición de "American Idol" y formó parte del elenco de "El Rey León" en Broadway, pero su adicción al alcohol desembocó en una muerte a finales de 2015 a los 31 años.

Otro fue el destino de Britney Spears, quizás la cantante más famosa de dicho formato televisivo infantil, que tras unos años en el ojo público resultó padecer un trastorno psicológico que la llevó a su conocido rapado de cabeza en 2007 y a pasearse por los más caros centros de rehabilitación de Estados Unidos.

Tristemente, en este panorama de desencanto para la inocencia que alguna vez inspiraron, está la actriz Lindsay Lohan que en 2008 estuvo en boca de todo el mundo por sus imágenes inconsciente después de una intensa noche de fiesta. Fue la ocasión cuando se dio a conocer públicamente su problema con el alcohol.

Después sorprendería con cambio extremo con el que le dijo adiós para siempre a su angelical rostro. Fue en su debut como diseñadora en una colaboración con la firma Emanuel Ungaro en 2010, la actriz sorprendió a todos al aparecer en el cierre del desfile con la cara transformada. Lohan optó por inyectarse colágeno en los labios e injertos de pómulos, lo que desequilibró sus facciones.

Además de estar en bancarrota, sus ingresos a la cárcel se han hecho frecuentes en un declive doloroso para ella y naturalmente para sus miles de seguidores.

Ante estos casos, más leve fueron las historias de anorexia de Hillary Duff o de posesión de drogas de su compañera en "Lizzie McGuire" Lalaine, quien fue arrestada en 2007.

Tags:

  • escenografia
  • bella thorne
  • cantante
  • entrevista
  • disney channel

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines