“Espero que canten todos los éxitos”

Emmanuel y Mijares, dos íconos del pop en español, arribaron ayer al país listos para ofrecer un espectáculo esta noche en el anfiteatro del CIFCO. Emmanuel ofreció detalles del concierto y comentó que en El Salvador vivió una de sus experiencias más importantes.
Enlace copiado
Emmanuel comentó que una de las razones por las que sigue conquistando a nuevas generaciones es porque se preocupa por modernizar el sonido de sus canciones.

Emmanuel comentó que una de las razones por las que sigue conquistando a nuevas generaciones es porque se preocupa por modernizar el sonido de sus canciones.

“Espero que canten todos los éxitos”

“Espero que canten todos los éxitos”

Enlace copiado
El “Two'r amigos” de los cantantes Emmanuel y Mijares se ha convertido en uno de los espectáculos más exitosos de México y esta noche se presentará en El Salvador. Los artistas llegaron ayer con las maletas llenas de éxitos cosechados desde los ochenta. Emmanuel ofreció una entrevista en la que habló sobre la gira, pero además relató una de las mejores anécdotas de su carrera por la que siempre recuerda a El Salvador.

Emmanuel y Mijares en un mismo escenario. ¿Qué se puede esperar de un espectáculo con dos trayectorias grandes del pop en español?

Es muy bonito porque vamos a cantar nuestros éxitos, no los podemos dejar afuera porque es lo que la gente quiere. Por lo menos a mí me pasa eso cuando voy a ver a un artista. Yo espero que la gente se divierta mucho y espero que canten todos los éxitos.

¿A quién se le ocurrió la idea de unirse y hacer una gira?

Fue a un empresario mexicano que se le ocurrió hace ratos, pero por estar muy ocupado no se pudo antes. Yo estaba en etapa de mis giras bastante fuertes y mis discos. Hasta que hace dos años y medio se dieron las cosas y hablamos con Mijares, quien es un gran artista y lo conozco bien porque fue parte de mi banda en los coros. Lo platicamos y desarrollamos el concepto.

¿Cómo ha sido la reacción del público?

Es interesante porque hay distintas reacciones. Pero por ejemplo, también me ha pasado en las giras de mis últimos discos como solista, hay conciertos en los que el 30 % del público son jóvenes entre los 16 y los 25 años. Es una reunión de varias generaciones.

¿Considera que ahora es más difícil que un artista logre una carrera tan sólida y extensa?

Creo que ahora posicionarse en un mercado es más difícil. Antes no había tantos artistas y la música duraba mucho más tiempo, ahora hay un bombardeo musical, pero siempre alguien lo logra. Pasa que un movimiento no acaba de posicionarse y de pronto aparece otro que lo desplaza rápido, por lo tanto los artistas jóvenes lo tienen más difícil hoy en día.

¿Cuál es la canción que mejor te representa?

Afortunadamente hay muchas, desde que comenzó mi carrera. “Quiero dormir cansado”, “Tengo mucho que aprender de ti”, “Todo se derrumbó” y muchos otras, todas esas canciones fueron muy fuertes y yo cantaba de una manera diferente. Después tuve otras y es difícil decir una sola porque son distintas épocas, hasta llegar a las nuevas.

¿Sabía que en El Salvador logró mucha popularidad una versión en género tropical del tema “La chica de humo”, grabada e interpretada hasta ahora por un artista conocido como René Alonso?

Yo creo que los temas están ahí y mucha gente graba muchas versiones, algunas funcionan y otras no. De “La chica de humo” se han hecho muchas versiones, hasta en rock, pero en algunos casos no han funcionado. Creo que es algo padrísimo que ocurran cosas así porque es un reconocimiento al artista.

De sus visitas a El Salvador, ¿qué experiencias recuerda?

Fíjate que en la década de los ochenta tuve una presentación en El Salvador que me marcó mucho como artista y como ser humano. Por esos años se vivía el problema de la guerra y había mucho dolor. Había miedo de ir y mi padre, que me representaba en ese entonces, me preguntó si quería viajar y yo le dije que sí. Recuerdo que llegamos y vimos las camionetas militares y todo ese ambiente de guerra. Cuando salí a cantar vi que el gimnasio estaba totalmente lleno y a muchas niñas estudiantes que habían llegado con una pancarta que decía “Gracias por venir”. Recuerdo que el show terminó y la gente seguía pidiendo otra y otra, yo seguí hasta que solo me quedé cantando con el pianista. Esa sensación de provocar una sonrisa en personas que están en medio de tanto dolor que genera una guerra es muy especial para un artista. Sentí mucha nostalgia, se me salieron las lágrimas, es una sensación única en toda mi carrera, por eso siempre la cuento.

Tags:

  • emmanuel
  • mijares
  • musica
  • sonido
  • concierto
  • lpgnoticias
  • artistas

Lee también

Comentarios

Newsletter