Lo más visto

Estilo a ritmo de tijeras, así es la vida de Eduardo Franco

Eduardo reconoce que no todo fue fácil al principio, especialmente en su adolescencia.

Enlace copiado

- 00:03:05La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Eduardo Franco es conocido por su experiencia y habilidad con las tijeras, pinzas, o cualquier instrumento que sirva para embellecer. Pero, para llegar a donde está el camino fue largo. Eduardo reconoce que no todo fue fácil, en especial en su adolescencia. Ahora, dice estar orgulloso de su vida y reconoce que Dios tenía un camino trazado para él.

El estudio no era lo suyo, pero tuvo la ventaja de estudiar dos años en un colegio fuera del país, donde recibió clases de arte, cocina y carpintería y esto fue lo que lo inspiró e hizo que se diera cuenta que el arte estaba en sus venas.

Su rebeldía y malas decisiones hicieron que lo sacaran de su casa porque no estaba interesado en lo que sus padres querían para él. Al estar en la calle, con ayuda de Dios y voluntad propia, conoció gente que lo influenció positivamente. Así empezó en el mundo de la belleza.

Al inicio solamente acompañaba a un amigo a su trabajo y viendo cómo las personas quedaban fascinadas con su nuevo look es que sentía atracción por el mundo de la cosmetología. A pesar de que inició en una época donde los cosmetólogos no eran tan bien vistos (se consideraba una profesión más para mujeres) y las casas comerciales se interesaban poco por los hombres que ejercían la profesión, se dio cuenta que no era un ambiente tan diverso en ese momento.

Pero con el tiempo, surgieron personas que cambiaron la manera en cómo se ven estas áreas de trabajo y le dieron otro rumbo. El mexicano Salvador López o la salvadoreña Amanda Hernández, propietaria de Amanda’s Salón son ejemplo de ello. Para Eduardo son personas dignas de admirar ya que gracias a su pasión hicieron que las casas comerciales comenzaran a darle más interés a esta carrera y se generara más industria.

Una vez decidido que esto era lo suyo, comenzó a hacer cortes de cabello a domicilio, hasta en la noche. Todo valió la pena.

Después de trabajar por muchos años en diferentes lugares, incluido el extinto "Tony & guy", donde obtuvo mucha experiencia profesional, decidió trabajar por su cuenta.

Sin miedo a nada, esto le trajo muchos cambios y dificultades que al final dieron sus frutos, desde lavar el cabello de sus clientas en sus propias casas, viajar a altas horas de la noche en trasporte público, verse con pocos ingresos para pagar las cuentas.

Poco a poco su negocio comenzó a crecer y así primero se mudó a una casa más grande en la colonia Escalón y luego llegó hasta el centro comercial Multiplaza, donde está ubicado desde hace varios años.

Eduardo Franco

Facebook: Eduardo Franco/ Eduardo Franco Estilistas & Make Up
Instagram: @eduardo_franco_estilistas

Luego de trabajar más de 10 años en su salón con la marca italiana Alfaparf, lo buscaron para ofrecerle ser su embajador en el país dándole la opción de elegir su salario. Fue así que se convirtió en su embajador viajando por el mundo, representando y estudiando más sobre su carrera. En la actualidad, también es director artístico de la marca alemana Artdeco y de las marcas Moroccanoil y Schwarzkopf en el país.

Franco ha sido uno de los escogidos por la línea australiana EVO para integrar las filas de su grupo de educadores en América Latina. Así que no es en vano que se sienta orgulloso de sus logros y de todo el camino recorrido hasta ahora; de ser reconocido como un educador internacional para las nuevas generaciones, compartiendo sus conocimientos y consejos a los que quieran seguir sus pasos. "Número uno, para mí, está Dios, salir de la comodidad y ponerse a trabajar, lo importante es poner todo de ti en lo que sea que hagas", aconsejó.

Tags:

  • Invasión 51

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines