Loading...

Famosos que casi mueren a causa de las adicciones

He aquí algunas celebridades, que como Jada Pinkett Smith, lograron superar con éxito sus problemas con el alcohol, las drogas y otros excesos
 

Enlace copiado
Famosos que casi mueren a causa de las adicciones

Famosos que casi mueren a causa de las adicciones

Enlace copiado

Fue en su programa de entrevistas e invitados, Red table talk, que transmite junto con su madre, Adrienne, y su hija, Willow, a través de Facebook, que Jada Pinkett Smith reveló haber enfrentado una batalla contra las adicciones, mismas que pusieron en peligro su carrera y vida.

En su pasada emisión, la actriz compartió que fue de adolescente, mientras estudiaba aún, cuando comenzó a consumir drogas y alcohol.

“Beber vino tinto para mí era como beber un vaso de agua. Como estaba acostumbrada, bebía mucho en la secundaria. Y cuando salía, tomaba mi cóctel: éxtasis, alcohol y marihuana”, confesó.

Así como Jada, hay otras celebridades que en el pasado han sido víctimas de las drogas y el alcohol, y que lograron superar sus adicciones con éxito.

Robert Downey Jr.

El actor vivió durante su juventud varios episodios que pusieron en riesgo su vida a causa del abuso del alcohol y las drogas, específicamente entre 1996 y 2001, aunque empezó a consumirlas desde muy joven. De acuerdo con palabras del propio actor, sus inicios en las drogas se dieron junto a su padre, Robert Downey Sr., quien fue responsable de enseñarle a fumar marihuana ¡a los ocho años! A la marihuana siguieron otras sustancias como la heroína y cocaína, que combinaba con el alcohol.

Debido a sus excesos, fue detenido varias veces por la policía por escandalizar, manejar en estado inconveniente y por posesión y consumo de drogas. De ahí que fuera sentenciado dos veces a libertad condicional, las cuales no respetó, por lo que finalmente fue a dar a la cárcel.

Tras 30 años de adicciones, Downey Jr finalmente aceptó rehabilitarse; se internó y recuperó su vida, su familia y su carrera. A un año de su recuperación, se casó con la productora Susan Levin y la suerte le comenzó a sonreír.

Demi Lovato

Luego de haber participado en algunas series con papeles secundarios, Demi se convirtió en un fenómeno juvenil cuando protagonizó, junto a los Jonas Brothers, la película Camp rock, de Disney. La fama le llegó de golpe y la inestabilidad de la adolescencia la hizo caer en adicciones; a los 17 años ya era alcohólica. “Mi padre fue adicto y alcohólico y supongo que quise saber lo que encontró en las drogas y el alcohol”, compartió Demi en su documental biográfico Simply complicated.

A su consumo de alcohol siguieron otras drogas y sustancias, como la cocaína, la que tardó años en dejar. “La camuflaba en los aviones, en los baños, a medianoche. Y nadie lo sabía. No era capaz de estar sobria”, explica la cantante dentro de su documental. “Llegué a un punto en que o estaba drogada o estaba pensando en drogarme”.

Al alcohol y la cocaína siguió el fentanilo, sustancia muy peligrosa de alta toxicidad y que provoca una adicción inmediata, es aún más potente y letal que la heroína, la que le llegó a provocar una sobredosis que casi la lleva a la muerte, tras sufrir un infarto y tres derrames cerebrales.

Demi ingresó a rehabilitación en el verano de 2018. Desde entonces se ha mantenido sobria y bajo supervisión médica, pues también enfrentó desórdenes alimenticios.

Desde entonces, ha dejado las dietas y se ha convertido en vocera del movimiento body positive.

Bradley Cooper

Sus inicios en el mundo de la actuación no fueron sencillos, lo que lo orilló a caer en las adicciones. De acuerdo con el actor, comenzó con el consumo de alcohol mientras filmaba la serie Alias.

“Me preocupaba tanto lo que otros pensaran de mí, pensaba que no iba a estar a la altura de mi potencial”, reveló en 2012 el actor durante una entrevista para The Hollywood Reporter.

Al alcohol siguieron las drogas que lo orillaron a pensar, incluso, en el suicidio. Tocó fondo y decidió rehabilitarse luego de un peligroso incidente en una reunión con amigos. “Estaba en una fiesta y deliberadamente estampé mi cabeza contra el suelo”, confesó al mismo medio.

Desde entonces, ya sobrio, Cooper ha logrado hacerse una carrera en el mundo del cine. A la par de la actuación, Bradley ha ayudado a otros colegas actores a salir de las adicciones, como a Ben Affleck y Brad Pitt.

Ben Affleck

De acuerdo con el protagonista de Batman, fue su divorcio de Jennifer Garner lo que lo orilló más a refugiarse aún más en la bebida, situación que empeoró su estabilidad emocional y la de su familia. “Bebí de manera relativamente normal durante mucho tiempo. Lo que sucedió fue que comencé a beber más y más cuando mi matrimonio se estaba desmoronando. Esto fue en 2015-16 y, por supuesto, creó más problemas matrimoniales”, compartió el histrión a The New York Times.

Las recaídas han estado presentes en su vida, como la que se hizo pública en octubre del año pasado, cuando fue captado por paparazzi del medio TMZ en estado de ebriedad, cuando se suponía debía estar sobrio.

Angelina Jolie

Desde muy joven, Angelina se enganchó en las drogas, específicamente con la heroína y el éxtasis, adicción de la que afortundamente salió bien librada. La situación empeoró cuando su propio dealer, en los 90 —cuando estaba casada con Billy Bob Thornton—, concedió una entrevista.

“Le vendía heroína y cocaína. Un día me llamó y quería que fuera a su casa. En ese entonces había comprado una cámara y decidí llevarla”, relató Franklin Mayer, su proveedor de drogas, al periódico The National Enquirer. Franklin compartió las imágenes de Angelina drogada. “Su cara parecía demacrada y tenía marcas de agujas en los brazos”, reveló Mayer en la entrevista.

A la par de su batalla contra las drogas, Angelina también hizo frente a otro problema: la anorexia, que ha sufrido desde siendo una adolescente.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines