Lo más visto

Gracia González, una voz que toca corazones

La joven integrante de la Ópera de El Salvador ha participado en conciertos de artistas como Il Volo y Bond. Sus primeros pasos fueron en la danza, pero el canto lírico la conquistó después.
Enlace copiado
Enlace copiado
Óscar González

La soprano Gracia González es una de las jóvenes salvadoreñas más prodiogiosas de la Ópera de El Salvador. Tiene una voz prodiogiosa, la cual le ha permitido destacar en el mundo del canto.
Gracia siempre estuvo interesada en el arte. Pero sus primeros pasos no fueron en la música, sino que en la danza. Desde los 2 años, Gracia fue bailarina del ballet de la Fundación Ballet El Salvador. Continuó desarrollándose bajo la dirección de Alcira Alonso e incluso fue solista.
“Conocí a los compositores de ballet, y muchos de ellos también son de ópera”, comenta Gracia, quien recuerda que cantaba en el colegio, en la iglesia e incluso en algunas presentaciones de ballet.
Su vida tomó un giro en 2006, cuando hizo una audición para “La novicia rebelde”, que estaba a cargo de la OPES. Tenía 14 años y consiguió un papel en la producción.
Hubo un momento en que Gracia combinó tanto danza como canto, pero luego tuvo que decantarse por uno. “Todo lo que aprendí en danza me ha servido para el canto. Nuestro instrumento es la voz, pero utilizamos el cuerpo para expresar lo que cantamos”, expresa.
Al principio, Gracia extrañaba mucho la danza y ahora, cuando va a una presentación, le genera cierta nostalgia, pero aun así no se arrepiente de escoger el canto lírico y la ópera.
Gracia destaca como uno de sus logros en el canto lírico el progreso personal, profesional y artístico que ha tenido. “Para mí es importante seguir aprendiendo y mejorando”, indica. Para ella, cada función con OPES es un reto y un triunfo.
Gracia también ha tenido oportunidad de cantar en conciertos de artistas internacionales, entre ellos Il Volo y Bond. Con este último grupo femenino tiene una anécdota: “Una de las integrantes me dijo en un tuit que cantó muy lindo”, dice Gracia.
 

Lee también

Comentarios