Lo más visto

Más de Farándula

Farándula Las cantantes también se pusieron la camiseta de la Selecta

Ha*Ash en El Salvador: una cita con el desamor

Las hermanas Ha*Ash brindaron el sábado por la noche un concierto  íntimo, en el que cantaron todos sus éxitos y compartieron consejos a sus seguidores.
Enlace copiado
Ha*Ash en El Salvador: una cita con el desamor

Ha*Ash en El Salvador: una cita con el desamor

Enlace copiado

Los gritos parecían rebotar de un lado a otro. Los asistentes, en su mayoría mujeres, sabían a lo que iban y no estaban dispuestas a perder ningún segundo. Desde que el reloj marcó las 8:45 de la noche y los teloneros (Guillermo y Less) hicieron su aparición en el escenario acompañados de un grupo de bailarines y mucho humo, comenzaron a corear los temas.

La primera melodía que interpretaron fue “Cargando en tus manos”, un tema reconocido del compositor venezolano Carlos Baute y la española Marta Sánchez. Minutos después brindaron una probadita de su música original, al interpretar “Prohibido amor”, un tema pop con mezclas de sonidos urbanos. No querían arriesgarse más y apostaron por “Tan solo tú”, una melodía consagrada de Franco de Vita y Alejandra Guzmán, para continuar su show.

Un buen papel.  Guillermo Lenchoni y Less Rivas dejaron un buen sabor de boca en el escenario, aunque decidieron cantar pocas canciones originales y apostar con grandes éxitos.

Parecía que las letras de la noche iban a ser solo de amor, una receta totalmente contraria a la que propone Ha*Ash. Con “Dulce adicción”, un vallenato que seguía hablando sobre el amor y todo eso que no han predicado las hermanas durante sus 16 años de trayectoria, los salvadoreños terminaron su show y le brindaban paso a las artistas principales.

Un concierto lleno de éxitos y consejos
A las 9:25 las hermanas saltaron al escenario. Decidieron moverse en terreno conocido, así que comenzaron cantando “Estés donde estés”. El público estalló en gritos, aplausos y movimientos de manos de un lado a otro. Luego de decir “Buenas noches”, continuaron cantando “De dónde sacas eso” y Amor a medias”, dos temas ya consagrados del dúo.

 “Buenas noches, El Salvador. Cómo están. Para nosotras es un verdaderos placer y privilegio poder estar con ustedes esta noche. Estamos encantadas de venir con la ‘100 años contigo’ y que El Salvador sea una de las primeras paradas”, aseguró Hanna.

Conquista.  Los cientos de personas que llegaron al Anfiteatro del CIFCO a cantar las melodías de Ha*Ash se sabían todas sus canciones, aprovecharon para bailar y empoderarse.

Luego, como si todo se tratara de una reunión entre amigas, las hermanas les brindaban consejos a las asistentes. Además, cada canción era recibida como la primera, con gritos y voces que demostraban que ya se las tenían aprendidas. Ese público le estaba demostrando a Ha*Ash que estaba esperándolas desde hace mucho y que no tenían nada que envidiarle a otros seguidores.

No cabe duda de que las hermanas sabían cómo tratar a las salvadoreñas. “Esta canción se la escribimos al exnovio de Ashley, porque al parecer tenía algunas cosas chiquitas”, dijeron antes de interpretar “No pasa nada”.  “Te dejo en libertad” también llegó luego de una reflexión de Ashley, en la que le dejó claro al público femenino que afuera hay alguien esperándolas que las tratará mejor que su ex.

Energía. Las artistas brindaron un show cargado de energía, sentimientos y letras sobre el despecho. En el escenario dejaron todo lo que traían.

Sin dar tregua, la música no paraba. A las 10:30 sonó “100 años contigo”, la primera canción que realiza con Prince Royce y una de las más queridas de su nuevo disco. Los salvadoreños se la podían como si hubiera salido hace 10 años y era increíble cómo se movían de lado a lado.

Cómo ya se ha vuelto toda una tradición, las artistas salieron del escenario y esperaron a que el público les pudiera otra canción para volver y cantar “30 de febrero”, luciendo gorras azul y blanco, y con la camiseta del Selecta. Al ritmo de “Perdón, perdón” y “Odio amarte” Ha*Ash se despidió del público, cuando el reloj marcaba las 11 de la noche.

Tags:

Lee también

Comentarios