Lo más visto

Hacker

Enlace copiado
Enlace copiado

Esta semana, el 20 de diciembre, la Real Academia Española ha actualizado la vigesimotercera edición del Diccionario de la lengua española (DLE, 2014) en su versión electrónica. De acuerdo con la web de la institución, son 3,345 las modificaciones y de cuatro tipos: (1) “adiciones de nuevos artículos” (palabras nuevas), (2) “adiciones de acepciones” (nuevos significados de palabras), (3) “supresión de artículos o acepciones ya existentes” (eliminación de palabras o significados) y (4) “enmienda total o parcial de algunos artículos” (redefinición total o parcial de palabras o significados).

Del primer tipo tenemos ‘mariposear’, cuya primera acepción es “en materia de amores, variar con frecuencia”; la segunda, “andar o vagar insistentemente alrededor de alguien, procurando el trato o la conversación con él”; la tercera, “andar o vagar de un lugar a otro cambiando de objeto de interés o sin propósito establecido”.

En el segundo grupo está ‘hacker’, pues antes solo tenía un significado: “pirata informático (persona que accede ilegalmente a sistemas informáticos ajenos para apropiárselos u obtener información secreta)”; pero ahora cuenta con otro: “persona experta en el manejo de computadoras, que se ocupa de la seguridad de los sistemas y de desarrollar técnicas de mejora”. Del tercer tipo es ‘inceptor’, que se definía como “persona que comienza o inicia algo”, pero que ahora no aparece más. Y del cuarto es la frase ‘sexo débil’, a cuya definición (“conjunto de mujeres”) se ha añadido la marca “con intención despectiva o discriminatoria”.

Estas modificaciones son prueba de que la lengua está en constante cambio y de que los diccionarios son, o deben ser, un reflejo de ello.

Lee también

Comentarios