Lo más visto

Más de Farándula

Hay artistas que son una copia tras otra”

John Lydon no es cualquier músico. Es uno que 40 años atrás dio el último grito salvaje de la industria musical al frente de los Sex Pistols con el seudónimo maldito de Johnny Rotten, el enemigo público número uno de la Gran Bretaña de la segunda mitad de los setenta y un ícono punk. Político, inteligente, mordaz, erudito y gracioso son solo algunos de los calificativos que lo definen.
Enlace copiado
Hay artistas que son una copia tras otra”

Hay artistas que son una copia tras otra”

Hay artistas que son una copia tras otra”

Hay artistas que son una copia tras otra”

Enlace copiado
Con esta formación de PiL parece que volviste a encontrar tu lugar en la música, ¿cómo te sientes?

Muy feliz y agradecido por el hecho de que la gente haya sido tan paciente conmigo. No ha sido fácil tratar de editar mis discos a través de un sello y finalmente lo tuve que hacer independiente. Estos últimos años se convirtieron en los más memorables de mi carrera, y en comparación a la horrenda esclavitud a la que te someten los sellos discográficos, avanzar con nuestro propio sello nos da una libertad infinita.

El sonido PiL no ha perdido contemporaneidad, ¿cuál es la clave?

Eso es porque amamos lo que hacemos y no sentimos la necesidad de sonar como nadie. Nosotros creamos, no duplicamos. Es una filosofía que estuvo desde siempre en PiL y también en mi primera banda.

¿Cuál creés que es el legado más importante de la generación punk?

La honestidad cuando empezamos. Eso ha cambiado de manera dramática, ahora hay demasiados artistas que “quieren ser como”, son una copia tras otra. Mi mensaje es “nunca trates de sonar como otro”. Pero desafortunadamente en eso se convirtió el punk, muchas imitaciones que necesitan actuar como estúpidos y hablar de lo que debería o no ser la ideología punk. Están muy equivocados, la historia es abrir mentes, no cerrar puertas. Y por eso estamos aquí, PiL es la mejor banda punk que haya existido, jamás.

Cuarenta años después, ¿cómo recuerdas 1976, cuando Sex Pistols hizo su entrada explosiva en la música?

Recuerdo no tener dinero. Todavía viajaba ilegalmente en el transporte público (ríe). Es difícil de vivir con el hecho de que no podés pagar el boleto del transporte público, pero al mismo tiempo tu cara está en la tapa de todos los diarios. ¿Cómo puede ser? Alguien se estaba quedando con el dinero que generábamos, ¿no?

¿Hoy cuál es tu mayor desafío?

Es obvio que financiarme, mantener todo esto andando, ya que dependemos absolutamente de las actuaciones en vivo...

Después de tantos años, ¿cómo te ves a vos mismo?

Veo a alguien que no han podido corromper. Probé la longevidad aquí mismo y en este momento: soy incorruptible, desde el día en que nací. No necesito ser un hombre que dice mentiras para vender discos, no me interesa. No hago esto específicamente por el dinero, aunque me gusta que me paguen por ello. Cuanto más shows en vivo hago, más feliz soy. Lo que más amo de la música es que me permite viajar por el mundo, conocer gente de diferentes lugares. La música es una posibilidad de libertad.

Tags:

  • john lydon
  • sex pistols
  • pil
  • musico britanico
  • punk

Lee también

Comentarios