Lo más visto

INNOVACIÓN UN HOGAR EN 3D

Por primera vez se ha construido una casa usando la tecnología de una impresora 3D.
Enlace copiado
INNOVACIÓN UN HOGAR EN 3D

INNOVACIÓN UN HOGAR EN 3D

INNOVACIÓN UN HOGAR EN 3D

INNOVACIÓN UN HOGAR EN 3D

Enlace copiado
Tan solo 24 horas fue el tiempo que se llevó la empresa Apis Cor en construir una vivienda en un estudio de arquitectura en Moscú, Rusia. La construcción supone un nuevo hito a través de la técnica de impresión 3D, además de marcar el camino para futuras edificaciones.

Apis Cor es el nombre de la compañía dedicada a la construcción de edificios usando impresoras 3D; en esta ocasión ha creado la primera casa 3D fabricada íntegramente en el sitio, sobre el mismo terreno. En lugar de imprimir las piezas en una fábrica, la empresa trasladó la impresora móvil al lugar para llevar a cabo todo el proceso ahí. La tecnología de la impresora empleada es única, asemejándose a una grúa, solo que en tamaño reducido y mucho más fácil de transportar. La empresa ha descrito su proyecto como “la primera casa en impresión 3D con una impresora móvil”.

Tardó 24 horas en finalizar todo el trabajo, creando una casa de 38 metros cuadrados. El tiempo de fabricación es aún más impresionante al tomar en cuenta las dificultades generadas por las bajas temperaturas Rusas. El cemento de la impresora solo se seca a 5 °C, y se encontraban a -35. Para solventar el problema, montaron una carpa sellada alrededor de la obra.

Una vez finalizada la impresión, se añaden los detalles para convertirlo en un verdadero hogar. Se instala un techo con forma plana, se recubren las paredes con yeso y se aíslan con spray. Posteriormente se aplica la pintura y se instalan las ventanas.

Esta vivienda consta de un pasillo, un baño, sala, cocina y está ubicada en las fábricas de Apis Cor en Rusia. La compañía dice que la casa puede durar hasta 175 años.

El fundador de la empresa, Nikita Chen-yun-tai dijo en un comunicado que el objetivo de este proyecto es cambiar las ideas del público de que la construcción no puede ser rápida, amigable con el medio ambiente, eficiente y confiable, todo al mismo tiempo.

La impresión 3D no se ha convertido en la norma para la construcción, pero su lenta penetración en la arquitectura de las edificaciones ha acabado derribando muros impensables. Hasta hace poco, pensar en una impresora de este tipo era un sueño de ciencia ficción.

Empleando la impresora 3D no solo se ahorró en tiempo, también se redujo el costo en comparación con una casa construida convencionalmente. El precio total fue $10,134.

Este es tan solo el comienzo, ya que se prevé que el mercado tecnológico de la impresión 3D crecerá al 25% anual hasta 2020.

El objetivo común de estas iniciativas es crear viviendas más baratas y accesibles; el principal problema es que hay que llevar la impresora hasta la zona donde se tienen que crear las estructuras, y posiblemente eso sea lo más complicado del proceso.

Más datos

La diferencia que trae bajo el brazo la gente de Apis Cor es la impresora capaz de girar 360° sobre un eje, también es capaz de subir a tres metros de altura y lleva un brazo que se extiende hasta los 8.5 metros.

El resultado es una casa acogedora, con un pasillo, cuarto de baño, salón y una pequeña pero muy práctica cocina.

Lee también

Comentarios