Lo más visto

JULIA ROBERTS: LEJOS DE SER OTRA NOVIA FUGITIVA

La llamada “Mujer bonita” es una de las actrices mejores pagadas de Hollywood; sin embargo, en el amor parecía que no le iba bien hasta que conoció a su esposo, Danny Moder.
Enlace copiado
JULIA ROBERTS: LEJOS DE SER OTRA NOVIA FUGITIVA

JULIA ROBERTS: LEJOS DE SER OTRA NOVIA FUGITIVA

Enlace copiado

“Solo soy una chica, parada enfrente de un chico... pidiéndole que la ame”. Con esta frase, Anna Scott (Julia Roberts), una gran estrella del cine, se declaraba a William (Hugh Grant), el propietario de una tienda de libros en el barrio que le daba nombre a la película, “Notting Hill”. Y así, en esa escena que todos amamos y recordamos, Julia hablaba un poco de su propia historia. Esa frase representaba la búsqueda del amor, la necesidad de estabilidad, de conseguir algo tan simple y complejo a la vez: alguien sobre quien descansar.

“(Sobre su familia) para mí el momento más lindo de todos es la hora de dormir. Me encanta contarles historias o leerles cuentos muy cortos. Esta tradición ha contribuido a que tengamos una gran comunicación”.

El ícono de las comedias románticas, la chica de la sonrisa adorable, la mujer de éxito que cuenta pocos fracasos entre sus más de 40 películas, la actriz mejor pagada que llegó a cobrar hasta $25 millones por una película, solo quería que la amen.

El imán Roberts es tan poderoso que no solo la convirtió en una de las actrices preferidas de todos los tiempos, sino también, la llevó a romper varios corazones, con un recorrido amoroso tan atractivo que se podrían escribir varias crónicas y todas serían interesantes. La actriz, de 50 años, que fue nombrada cinco veces como la mujer más hermosa del mundo por la revista People (la última vez fue durante 2017) enamoró a los más galanes, pero escapó de su romance. “Yo era mi prioridad, una mocosa egoísta que corría por ahí haciendo películas”, reconoció en una entrevista que dio el año pasado a Harper’s Bazaar.

“(Respecto a sus fotos sin maquillaje) sé que tengo arrugas en mi piel, pero hoy quiero que vean más allá 
de eso. Quiero que abracen a mi verdadero yo”.

Julia Roberts, actriz 

Huyendo del amor

Si bien tuvo muchos novios (Liam Neeson, Dylan McDermott, Daniel Day-Lewis, Matthew Perry, Benjamin Bratt, entre otros) y tuvo un fugaz matrimonio con el cantante de música country Lyle Lovett, el capítulo más escandaloso y extraño de su vida lo protagonizó junto a Kiefer Sutherland. Mucho antes de protagonizar la película “Novia fugitiva”, se escapó de su propia boda a 72 horas de concretarse. Julia se fugó a Irlanda con el también actor Jason Patric, hasta entonces amigo de Sutherland. ¿Qué pasó en el medio?

Pese a todo, llegó el refugio que tanto buscaba. Casada desde hace 15 años con el director de fotografía Danny Moder y madre de tres pequeños, dejó atrás los escándalos que supo protagonizar en los noventas, aminoró los contratos laborales y su mejor plan es contarles cuentos a sus hijos. De superestrella a esposa y mamá, el papel que había esperado toda su vida.

 

SE ENAMORÓ
Daniel Moder y Julia Roberts se conocieron en el set de la película “La mexicana”, que la actriz protagonizó junto a Brad Pitt en 2000, cuando ella aún estaba saliendo con Benjamin Bratt y Moder estaba casado con Vera Steimberg, que estaba embarazada. No fue fácil el comienzo, pero él pidió el divorcio y un año más tarde, en julio de 2002, unieron sus vidas en matrimonio.

Ficha

 Nombre: 
 Julia Fiona Roberts.
 Nacimiento: 
 28 de octubre de 1967 en Smyrna, una pequeña localidad del estado de Georgia, en Estados Unidos.
Galardones: 
En el 2002 ganó el premio Óscar a mejor actriz por su papel en el drama “Erin Brockovich”.

Lee también

Comentarios