Jason Reitman: “Que Charlize Theron confíe en mí es uno de los mejores regalos”

La actriz sudaficana participa en la última película (“Tully”) de la trilogía sobre la madurez femenina, del director canadiense Jason Reitman.
Enlace copiado
Jason Reitman: “Que Charlize Theron confíe en mí es uno de los mejores regalos”

Jason Reitman: “Que Charlize Theron confíe en mí es uno de los mejores regalos”

Enlace copiado

Tras “Juno” y “Young Adult”, el cineasta Jason Reitman cierra con “Tully” su trilogía sobre la madurez femenina, a cuatro manos con la guionista Diablo Cody, en la que tuvo el enorme placer de contar de nuevo con Charlize Theron como estrella.

“Charlize es intrépida, valiente, divertida y, por alguna razón, confía en mí. Y ese es uno de los mejores regalos que he tenido en mi vida”, dijo el realizador en un encuentro reducido con los medios.

La ganadora del Óscar por “Monster” (2003) lidera el reparto de esta comedia agridulce que llegará a los cines de Estados Unidos este fin de semana y en la que también aparecen Mackenzie Davis y Mark Duplass.

Marlo (Theron) acaba de ser madre por tercera vez y su vida se tambalea entre las dudas y la depresión hasta que aparece en su casa Tully (Davis), una joven niñera que le hará ver todo de otra manera.

Como una “Mary Poppins” con el encanto de una cinta “indie”, “Tully” cuenta con la frescura y el sello de Diablo Cody, ganadora del Óscar al mejor guion por “Juno” (2007), y explora con brillantez temas como la maternidad, la depresión posparto, la familia, la crisis matrimonial y la vida adulta.

Con solo 40 años, Reitman (Montreal, 1977) ha dado forma a una filmografía muy destacada, de corte humanista e irónico, gracias a cintas espléndidas como “Thank You For Smoking” (2005) o “Up In The Air” (2009).

Y teniendo en cuenta que en la película “Tully” vuelve a trabajar con Diablo Cody después de “Juno” y “Young Adult” (2012), no es de extrañar que el director canadiense se refiera a la guionista como su “socia y narradora de por vida”.

“Cada cinco años escribe una película que articula todo con lo que estado lidiando (...) Tenemos más o menos la misma edad y esta conexión entre los dos que hace que sepa lo que quiere decir cuando lo escribe”, describió.

Reitman explicó que “Tully” parece una película sobre la maternidad cuando en realidad trata sobre “hacerse mayor”, por lo que es algo así como el tercer capítulo de “un diario” después de que “Juno” reflexionara sobre “crecer demasiado pronto” y “Young Adult” versara sobre “crecer demasiado tarde”.

“Hay un momento innegable cuando tienes un hijo, en el que tienes que decir adiós a tu yo joven. Y eso es algo intrínsecamente comprensible, ya seas un hombre o una mujer, ya tengas un hijo o no”, contó.

Lee también

Comentarios